Domingo 05 de febrero 2023

Buscan una médula para Camila

Redacción 05/12/2022 - 09.03.hs

Camila Lonegro es una niña de ocho meses de General Acha que está buscando a su alma gemela para que le done médula ósea. Hace dos meses que comenzó con mucha fiebre y la presencia de nódulos en todo su cuerpo y, al ser trasladada al hospital Italiano en Buenos Aires, le detectaron leucemia mielomonocítica juvenil. La familia insiste con la importancia de registrarse para ser posibles donantes de médula.

 

Una vez más la familia Lonegro-Villa se encuentra atravesando por un doloroso proceso. En 2019, su hijo Vicenzo, "Vichi" como le dicen, falleció también de leucemia, pero en este caso era una muy rara denominada "leucemia mieloide crónica filadelfia negativa". Solo necesitaban un trasplante de médula, de una persona que sea 100 % compatible, pero nunca llegó.

 

"Vichi" tenía solo cinco años cuando falleció y ayer hubiese sido su cumpleaños. Todos los 4 de diciembre su familia hace eventos para conmemorar el "Día provincial de la concientización sobre la importancia de la donación de médula ósea y de sangre", bajo el lema "Un pinchazo no duele", que aprobaron los diputados y diputadas en 2019. Pero este año se anoticiaron con otra noticia que los vuelve a golpear: deben encontrar un donante para su hija Camila.

 

Vicenzo.

 

En diálogo con LA ARENA, su mamá Tamara Villa contó que Vicenzo fue diagnosticado con una leucemia rara en 2016, cuando tenía dos años y medio. "Es una leucemia de grande que no tiene tratamiento más que el trasplante de médula. Nos enteramos porque le agarró un principio de neumonía, se enfermaba mucho y los laboratorios le dieron mal", explicó y agregó: "Cuando nos enteramos comenzamos a difundir la importancia de la donación, incluso el banco de sangre de General Acha se convirtió en Centro de Hemoterapia porque el Incucai fue a capacitar y abrió el registro que hoy lleva el nombre de Vicenzo".

 

Tribu.

 

Durante 2017, la familia estuvo buscando un donante, mientras que su salud se deterioró. Si bien Tamara no era compatible, fue ella quien donó "para ganar un poco más de tiempo pero fue peor, la leucemia avanzó". La mujer recordó que el niño de cinco años "tuvo la mala suerte de tener un gen raro, nativo de tribus de Chile y del sur de Argentina y fue muy difícil conseguir un donante 100 % compatible. Hasta me comuniqué con las tribus, con una persona que le transmitía al jefe, pero nadie fue a donar".

 

"En 2018 se deterioró más todavía. Conseguimos una persona de Estados Unidos, teníamos fecha para el trasplante y a una semana se cayó todo porque a él le detectaron cáncer, y lo pudieron agarrar a tiempo. Vichi terminó haciendo el último trasplante con un alemán pero él ya estaba muy mal y el 14 de febrero de 2019, en el día del amor, Vichi partió".

 

Camila.

 

Tamara contó que "después de buscar tanto tiempo vino Camila este año y no pensamos que iba a pasar lo mismo, nunca nos dijeron y no se hubiesen imaginado". Explicó que no saben si es hereditario y que los médicos les harán estudios en un futuro porque "puede pasar que entre los dos generemos esta mutación". Asimismo, su leucemia es mielomonocítica juvenil y al igual que su hermano, la cura es el trasplante de médula.

 

Camila tiene ocho meses y hace dos meses comenzó con fiebre, "no había forma de bajarle, le hicieron todos los estudios y no le encontraron nada. Después le empezaron a salir nódulos por todo el cuerpo".

 

Desde fines de octubre, la familia se encuentra en el hospital Italiano en Buenos Aires. "Tiene fiebre permanentemente y tiene muchos nódulos que le generan dolor y tuvo que estar internada con morfina. Si la semana que viene está mejor nos dejan ir el fin de semana largo a Acha para bautizarla. Ellos saben cómo nos manejamos con Vicenzo y por eso nos dan el permitido", señaló.

 

Con urgencia, necesitan que todas las personas que puedan se registren como posibles donantes de médula. "Es un pinchazo que no duele y es una posibilidad en 40 mil", aseguró.

 

¿Cómo donar médula?.

 

Tamara recordó la importancia de donar médula ósea. No será exclusivamente para su hija Camila pero a alguien le salvará la vida. Inscribirse en el Registro Nacional de Donantes Voluntarios es un acto solidario, voluntario y altruista que les da una oportunidad a los pacientes que no tienen donante compatible en su familia (tres de cada cuatro pacientes necesitan un donante).

 

En Argentina, para ser donante de médula ósea hay que donar sangre e inscribirse en el Registro Nacional de Donantes Voluntarios de CPH. Se pueden inscribir todas las personas de 18 a 40 años que gocen de buena salud, pesen más de 50 kilos y no tengan antecedentes de enfermedades cardíacas, hepáticas o infectocontagiosas.

 

Luego es necesario donar sangre en alguno de los centros de donación habilitados en los Servicios de Hemoterapia de los hospitales y Bancos de Sangre de todo el país, como en el hospital Lucio Molas en Santa Rosa, Gobernador Centeno en General Pico y Padre Buodo en General Acha. También se puede realizar en colectas externas que cada mes se organizan para facilitar la donación de sangre.

 

' '

¿Querés recibir notificaciones de alertas?