Conflictivo traspaso de mando en La Humada
Jueves 22 de febrero 2024

Conflictivo traspaso de mando en La Humada

Redacción 11/12/2023 - 00.34.hs

Un polémico traspaso de autoridades municipales se dio en La Humada. Primero asumieron los concejales y luego juró el intendente electo, Marcelo Borgna. Sin embargo, a la hora del acta de asunción, recibió exigencias que entendió no correspondían y amenazó con no asumir. Finalmente, asesoradas ambas partes desde el área provincial de Asuntos Municipales, cumplieron con el protocolo y se mostraron juntos en una foto.

 

La ceremonia de traspaso fue ayer en la vereda del edificio comunal ante más de 200 pobladores. Primero asumieron los nuevos integrantes del Concejo Deliberante, y luego, el viceintendente y presidente del cuerpo deliberativo le tomó juramento al intendente electo, Marcelo Borgna.

 

Sin embargo, las situaciones de desencuentro entre el intendente saliente, Leonardo Pereyra y el actual, Borgna, comenzaron a la hora de el traspaso administrativo del municipio, que se hizo dentro del edificio comunal, cuando éste, ante exigencias de la apoderada legal de la comuna se negó a firmar el acta y amenazó con no asumir.

 

Cuando estas vicisitudes ganaron la calle, la gente comenzó a manifestar su desacuerdo. El jefe de la Unidad Regional IV, comisario mayor Víctor Jalip, le confirmó a LA ARENA que fue notificado de la situación por personal de la dependencia de La Humada. “Allí la dotación es de tres personas, pero una está de vacaciones. Por eso, a fin de prevenir cualquier situación, convoqué a otros dos de Algarrobo del Águila y otros tantos de Santa Isabel”, reveló.

 

Sin embargo, el jefe policial, negó cualquier tipo de violencia física. “El personal en el lugar nos reportó que hubo gritos y alguna palabra fuera de lugar, pero primó la cordura siempre. Y se pusieron de acuerdo, hicieron la reunión y todo terminó ahí”, aseguró.

 

¿Qué paso?

 

No fue fácil acceder a algún tipo de información oficial, es decir de las autoridades salientes y entrantes. Pero este diario reconstruir parte de qué fue lo que pasó.

 

Luego de la jura ante el CD, el trámite seguía con la toma de posesión física del municipio. Sin embargo, aparentemente, a la hora de que Borgna debía recibir las llaves de la comuna, se encontraron con que las autoridades salientes exigieron algunos requisitos innecesarios, entre ellos el diploma de la Junta Electoral, que el nuevo jefe comunal entendió no se condecía con el protocolo, y amenazó con no hacerse cargo físicamente del municipio.

 

Allí, decidieron acudir en consulta al área de Asuntos Municipales, ahora en la órbita del debutante ministro Pascual Fernández. Trascendió que desde allí, convencieron a ambas partes a cumplimentar con el traspaso físico de la comuna, y el lunes, si hiciera falta hagan ante el Gobierno provincial los planteos por sus diferencias.

 

A las 15, se resumió en una foto institucional en la que Borgna y Pereyra se abrazaron y los presentes sonrieron. Luego, para tranquilizar los ánimos, salieron a la calle y, juntos, saludaron a la gente, con lo que se dio por cerrado el “mal entendido”, tal lo calificaron.

 

' '

¿Querés recibir notificaciones de alertas?