Sabado 01 de octubre 2022

Elisa Catán: "En Niñez estamos muy abandonados"

Redacción 01/08/2022 - 08.55.hs

La asesora de Niños, Niñas y Adolescentes de General Pico, Elisa Catán, hizo un fuerte reclamo a las autoridades de todos los poderes de la provincia para mejorar la situación de quienes trabajan con niñez y adolescencia: juzgados de familia, asesorías y defensorías de niños, niñas y adolescentes.

 

Catán es una de las impulsoras de los cambios en el régimen penal juvenil, los cuales fueron plasmados en una ley que aun no se implementa en su totalidad. "Ahora se está implementando. La ley no está vigente pero está hecha, son todos especialistas los que van a estar al frente. Yo tengo una preocupación interna, que es quiénes van a estar a cargo de llevar a cabo el procedimiento penal juvenil", afirmó en La Parte y el Todo, en la Televisión Pública Pampeana.

 

-Muchas veces se plantea la baja en la edad de imputabilidad de los menores, llevándola a los 14 años, como si eso fuera la solución a los problemas de fondo.

 

-Es un reduccionismo absurdo del tema, es no querer hacer el esfuerzo que conlleva tratar que ese adolescente sea una persona de bien. Cuando cambió el sistema de protección integral, que interviene en la situación de los chicos desde muy niños -que funciona muy bien en La Pampa-, bajó mucho el delito juvenil. Prevenimos e invertimos en niñez en serio, porque los niños no son el futuro, los niños son hoy. Hoy tenemos que invertir en ellos. El dinero, los recursos, hay que ponerlos en la niñez. Se pone mucho dinero en el sistema penal, que está perfecto, pero el sistema penal no previene, sino que llega cuando el daño ya está hecho.

 

-Esa misma inversión en la base, evitaría que se llegue a causas penales.

 

-Cuando hablo de recursos hablo de dinero, de personal capacitado para las unidades locales, para los que nos dedicamos a niñez en el Poder Judicial... Los que nos dedicamos a niñez en el Poder Judicial estamos muy abandonados, no tenemos el personal suficiente, no tenemos las categorías suficientes para nuestros equipos, no nos escuchan. Yo me canso de escribir cartas y lo digo y no tengo miedo. Estamos muy solas. Hablo de los juzgados de familia, de las asesorías de niños, niñas y adolescentes, y de las defensorías civiles.

 

-¿Y qué necesitan?

 

-Que validen a nuestro personal, que les manden categorías, más personal, que nos escuchen, que nos brinden recursos para nuestras necesidades. Este no es un reclamo personal. Esta inversión va a beneficiar a niñas, niños y adolescentes y a las personas vulnerables.

 

Incumplidores.

 

En la pantalla de la TVPP, Catán también se refirió a una situación que viene denunciando desde la Asesoría, pero también desde sus redes sociales y su portal "Que sea justicia", donde difunde las problemáticas que aborda a diario como funcionaria. En ese sentido, había realizado declaraciones a LA ARENA respecto a que el 70% de los padres no cumple con la asistencia alimentaria.

 

"El mayor caudal de causas que entran al Poder Judicial es por alimentos. Si yo tengo que demandar al padre de mi hijo para que cumpla alimentos, ya hay un incumplimiento. ¿El padre no sabe que el hijo come, que se viste? Ahí empezamos mal. Yo puedo tener una sentencia muy linda, efectiva y rápida, pero tiene que ser eficaz. Me ha pasado de tener una sentencia, pero que el padre renuncie al trabajo. Uno puede poner multas, puede denunciarlo penalmente, hay herramientas, pero qué pasa si no hay dinero, cómo se alimenta el niño.

 

-¿Estamos hablando de todo tipo de clase social?

 

-Por supuesto.

 

-¿Los pobres incumplen más que los ricos?

 

-No. Es general. Sería ilusorio pensar que esta irresponsabilidad parental la va a solucionar el Poder Judicial, es un tema de conciencia y educación. Habría que empezar a educar y concientizar a nuestros hijos de que deben ser responsables parentalmente y que deben pensar que no solo hay un alimento comestible sino un alimento afectivo. Hay muchos papás que se desentienden de sus hijos una vez producida la ruptura con la pareja. Se divorcian de su rol de padres y las mujeres continúan solas.

 

-Más que educar a los niños, quizá haya que deconstruir toda una serie de pautas que rigen la sociedad.

 

-Aquí se considera que la mujer tiene que poder con la cría, con la prole, y el hombre se desentiende y no hay consecuencias. Eso no puede naturalizarse. No se debe. El Poder Judicial es una de las patas para poder llevar esto adelante pero no es la única ni la más importante, esto tiene que ver con educación, tiene que ver con concientización y tiene que ver con consecuencias que haya a partir de los incumplimientos. Yo quiero decir algo importante. La protección de los chicos son cáscaras. La primera protección es responsabilidad es de los padres, en todo, en el cuidado, el alimento, la protección. La segunda protección es la familia ampliada y la tercera la sociedad. Por último es el Poder Judicial. El principio debería ser la desjudicialización de los problemas de la niñez y la adolescencia. Esto se tiene que entender. Los primeros responsables son los padres.

 

-Pero hay un poder tutelar de la Justicia que es un poder machista, que influye en la manera en que circula el poder dentro del propio Poder Judicial.

 

-Por supuesto. Yo brego por el feminismo. Cuando me preguntan si soy feminista yo respondo que sí, que sería una tonta si no estuviera de mi lado. Pero más allá de eso, esta construcción machista y este desentendimiento está en todas las esferas del poder y se nota mucho en el Poder Judicial. Solo el 30% de las mujeres acceden a cargos jerárquicos en serio, es decir, donde se toman decisiones de las políticas. El ex ministro de Gobierno, Justicia y Derechos Humanos, Daniel Bensusán, fue uno de los que más mujeres designó en el Poder Judicial, pero tengo una observación: esas designaciones fueron en los mandos medios. Hoy no hay mujeres en los puestos de decisión, solo hay una ministra en el Superior Tribunal de Justicia, no hay procuradora mujer, no hay fiscales generales mujeres, no hay defensoras generales mujeres. Celebro que ahora la doctora Carina Ganuza esté como sustituta en el cargo de defensora general. Quiero mencionar, además, que en el Poder Ejecutivo no hay ninguna ministra.

 

"Fin al ostracismo".

 

La asesora de niños, niñas y adolescentes de General Pico realiza en sus redes sociales una tarea de difusión de los temas de interés social que no tiene muchos antecedentes en la provincia. Esa tarea parte de su convicción respecto a la necesidad de un Poder Judicial con una llegada más directa a las personas.

 

En ese sentido explicó el rol de difusión que tiene su portal "Que sea Justicia".

 

"Es para acercarnos más a la gente y que sepan que no estamos sentados detrás de un escritorio, lejos de la gente. Los temas que tratamos surgen a demanda, se toman los que más nos sugieren o preguntan en las redes. Mis redes son públicas, en Facebook y en Instagram", explicó.

 

"Se terminó el ostracismo judicial. Que yo sea funcionaria o un juez tenga su función, no quiere decir que seamos refugiados sociales. Eso de que los jueces hablan únicamente a través de la sentencias no va más, la gente tiene derecho a saber y a informarse y cuanto más cerca estemos, es mejor. Debemos consustanciarnos con los problemas", concluyó.

 

' '

¿Querés recibir notificaciones de alertas?