Lunes 15 de agosto 2022

Es italiano y eligió La Pampa para su tesis

Redacción 27/06/2022 - 08.40.hs

"Argentina es un país donde un italiano se puede sentir como en casa", aseguró Emanuele Soro, un joven estudiante de Agronomía de la Università di Pisa quien llegó, nada más ni nada menos que a La Pampa para desarrollar su tesis de grado. Pero para lograr la beca, transitó un largo recorrido, desde aprender a hablar castellano -que no le costó mucho- hasta organizar un convenio con la Universidad Nacional de La Pampa para que pueda ser recibido.

 

Soro llegó a nuestra provincia a fines de marzo y se quedará hasta mitad de agosto. Pero ¿cuál es su objetivo? Conocer las técnicas que se utilizan en el sistema productivo pampeano en el marco de un clima semiárido y desfavorable para la agricultura. El italiano, con un castellano fluido, contó a LA ARENA que vive en "una región remota de Italia, se llama Sardegna -o Cerdeña-. Está en el centro del Mar Mediterráneo y es una isla que se dedica a la ganadería ovina, olivares, viñedos, por lo que produce aceites de oliva, vinos y turismo porque es una isla de playas y montañas. El paisaje es muy distinto", aclaró.

 

"Mi isla tiene un amor hacia las tradiciones, el folklore, similar al que encontré en La Pampa. Acá también se cuida la historia y me llamó la atención, por eso tengo que decir que yo me enamoré de La Pampa y sobre todo de la gente que me dio una bienvenida impresionante. Nunca me sentí tan lejos respecto a mi casa porque veo a La Pampa como mi casa, por cómo es de amable la gente y sigue conservando su historia, tradiciones", afirmó el joven.

 

Convenio.

 

Explicó que estudia en la Università di Pisa, en la región Toscana, y que su idea de venir a nuestra provincia surgió durante la pandemia cuando se encontraba estudiando castellano, el cual le llevó un año. Y resaltó que no le costó aprender el idioma porque "mi isla tiene como segundo idioma una lengua que es más similar al castellano que al italiano".

 

Sostuvo que con el encierro por el coronavirus "necesitaba organizar algo para el futuro y hacer algo diferente. Me llamaba la atención América Latina y sabía que Argentina era un país muy similar a Italia". En ese marco, desarrolló que se contactó con argentinos y pampeanos, quienes le hicieron el contacto con profesores de la Facultad de Agronomía.

 

Fue en ese momento cuando comenzó una "lucha", como lo definió, porque ambas casas de estudio no tenían un convenio, por lo que Emanuele se puso a trabajar en ello durante un año hasta lograrlo. "Vi las imágenes de La Pampa, hablaba sobre ello con los chicos y me estaba fascinando, enamorando. Armé el convenio, gané una beca de investigación de la Universidad y me dieron la posibilidad de hacer este viaje".

 

-¿Cómo conociste La Pampa?

 

-Desde chico, cuando estudiamos geografía en la primaria, siempre se hablaba de la región pampeana, no de la provincia de La Pampa. Y quedé con ese nombre fijado en mi mente y después cuando quería desarrollar una tesis de grado sobre el pastoreo rotativo, cómo cuidar el ambiente, me llamó la atención esta provincia.

 

Tesis.

 

En cuanto a su trabajo final de grado, Emanuele especificó que está desarrollando "una tesis enfocada sobre los sistemas de producciones y contextos semiáridos, cómo llevar a cabo un proceso productivo en un contexto tan difícil, como el clima en La Pampa que tiene problemas de sequía y agua que no es de buena calidad". Para ello recorrió el oeste provincial, 25 de Mayo, Guatraché, campos cerca de Santa Rosa y también Villa Mercedes, en San Luis.

 

-¿Cuál es tu opinión de la Facultad de Agronomía?

 

-Es una facultad muy chica, pero es muy familiar y hay una gran conexión entre el profesor y los chicos. Los profesores son muy sencillos, humildes, enseñan por pasión y transmiten esa pasión a los chicos. Es muy importante porque estamos acostumbrados a universidades muy grandes, pero se pierde el contacto con los profesores y al final de la carrera se apagan las ganas de estudiar. En cambio acá los profesores te transmiten el amor por la agronomía y te abrazan, no te apagan.

 

-En nuestro país se está llevando a cabo un debate sobre la importancia de la agroecología, ¿en Italia pasa lo mismo?

 

-La manera de producir en Italia es muy distinta a Argentina porque acá veo que al sistema de producción bastante industrializado. En Italia, las explotaciones en las fincas son familiares y generalmente son unidades productivas pero para nosotros las fincas tienen otras funciones, no solo la de producir comida. Generalmente, dentro de la misma estancia, hay restaurantes, jardines de infantes, hogares para ancianos, museos de historia y más servicios. Además, para aumentar el valor del producto, un agricultor no vende el trigo, sino que genera más valor con la pasta; el que cría ganado, vende fiambres y con la oveja producen quesos. Cada finca se caracteriza por producir un producto distinto. Acá se vende la materia prima.

 

-¿Qué te llevas de La Pampa?

 

-Me llevo una visión importante sobre los sistemas semiáridos. Yo creo que en Italia con el cambio climático, está cambiando todo y me parece que con el tiempo, estamos yendo hacia un contexto semiárido. Ahora también estamos con problemas de sequía, falta de lluvia y de acá me llevo las técnicas que permiten producir en condiciones no tan buenas para la agricultura.

 

Emanuele aseguró que cuando lo llaman desde Italia "hablo re bien de La Pampa. Me di una vuelta del norte al sur, pero a la gente de La Pampa solo la encontré acá y es el tesoro más grande". Por otra parte, sostuvo que "los italianos aman Argentina pero no conocen realmente el país, no saben cuánto de europea e italiana es Argentina".

 

Los programas de intercambio.

 

La secretaria académica de Agronomía y responsable de Relaciones Internacionales de la Facultad, Valeria Caramuti, explicó a LA ARENA que en primer lugar, el joven italiano Emanuele Soro se puso en contacto con una ex docente de la casa de estudios para comentar su "intención de realizar su tesis de grado sobre bovinos en la región semiárida pampeana".

 

"Lo contactamos con el profesor responsable de aquel entonces, Gustavo Fernández, empezó el intercambio de cuál eran sus inquietudes, armaron un plan de trabajo y comenzó a encaminarse todo para su estadía en Santa Rosa", desarrolló. Por otra parte, manifestó que el italiano se incorporó a diversas actividades que se desarrollan en la cátedra con el objetivo de que conozca "diferentes realidades productivas".

 

En tanto, la secretaria explicó que "la carrera tiene la máxima acreditación a nivel nacional y en el Mercosur" para desarrollar intercambios internacionales. Ello posibilitó que la casa de estudios pueda "participar en convocatorias de redes internacionales entre el Ministerio de Educación de la Nación con ministerios de otros países".

 

También mencionó que cuentan con un convenio con una facultad de Francia, Bélgica, Colombia, México, de Movilidad Regional en el Mercosur, además de las redes que se conformaron entre facultades de Argentina, Brasil y Bolivia. "Este año vamos a poder retomar esos intercambios porque está superado el contexto de pandemia", acotó Caramuti. E hizo hincapié en que se está trabajando en la internacionalización del currículum para el desarrollo de competencias en los futuros ingenieros o ingenieras agrónomas.

 

' '

¿Querés recibir notificaciones de alertas?