Sabado 06 de agosto 2022

Joven condenado a seis años de prisión por abuso

Redacción 30/06/2022 - 11.12.hs

El juez de audiencia de juicio de esta ciudad, Carlos Pellegrino, condenó ayer miércoles a 6 años de cárcel a un joven de 26 años de edad, que abusó sexualmente de su pareja. El magistrado lo sentenció por los cargos de lesiones leves calificadas, abuso sexual con acceso carnal y amenazas simples.

 

El caso se debatió a lo largo de dos jornadas en los tribunales piquenses, con la intervención del fiscal Luciano Rebechi y del defensor particular Fernando Savid Buteler.

 

Las pruebas aportadas permitieron corroborar que el 30 de mayo del 2021 el imputado abusó sexualmente de quien en ese momento era su pareja. Esa tarde, tras una fuerte discusión agredió físicamente a la damnificada, la tomó del cuello, y la obligó mantener relaciones sexuales en contra de su consentimiento. Una vez consumado el acto sexual, le dijo que tenía que matarla, y fue cuando la mujer logró escapar y llamar a la policía.

 

Durante el debate, se reprodujo la declaración en Cámara Gesell que brindó tanto la damnificada como su hijo. También declararon policías, personal de la Unidad Funcional de Género y de la Oficina de Atención a la Víctima y al Testigo. En el debate también declaró el médico forense Gustavo Ferrerya, que certificó las lesiones de la mujer y la psicóloga judicial Adriana Piras, quien realizó la entrevista en Cámara Gesell, tanto a la mujer como a su hijo. Otro de los testimonios que se aportó a la causa, fue el de la bioquímica genetista Cecilia Bobillo.

 

En oportunidad de la realización de los alegatos de clausura, el fiscal solicitó la aplicación de una pena de siete años de prisión, y el defensor pidió la absolución de su defendido.

 

Testimonios.

 

Tras la reproducción de la Cámara Gesell el imputado optó por declarar en el debate y expresó que mantuvo una fuerte discusión con quien era su pareja, luego que ella le diera un golpe en el rostro. Sin embargo, esto no se sustentó en las pruebas, dado que no se presentaba lesiones de ningún tipo.

 

Pellegrino expresó en el fallo que "en un contexto de violencia de género, con una víctima en estado de vulnerabilidad, sin respetar su voluntad, en el análisis del contexto en que se realizaron las acciones del imputado, es posible arribar al grado de certeza requerida para disponer condena por los delitos imputados".

 

Al momento de merituar la pena a imponer, consideró como atenuantes "la joven edad, que resulta una persona con trabajo y que carece de antecedentes condenatorios". Como agravantes consideró "la recurrencia a la violencia como forma de resolver sus conflictos, la extensión del daño causado y las personas afectadas, ya que su conducta se produjo contra su pareja, sufriendo sus consecuencias en forma directa, el hijo menor de ambos. Considerando las penas establecidas para los delitos imputados y el pedido de pena requerido por el fiscal actuante, estimo que la imposición de una pena de seis años de prisión resulta justa, razonable y proporcional".

 

' '

¿Querés recibir notificaciones de alertas?