Martes 27 de septiembre 2022

Le disparó a un patovica porque no lo dejó entrar al bar

Redaccion Avances 21/07/2022 - 09.33.hs

Un grave episodio se registró en la madrugada de hoy, cuando un hombre le disparó a un guardia de seguridad privada cuando porque no lo dejó ingresar a un bar. Afortunadamente las lesiones no fueron de gravedad y ya recibió el alta. En tanto, el agresor fue detenido.

 

Todo ocurrió alrededor de las 1.50 en un bar ubicado sobre la calle Lagos al 400, en el cual ya se han registrado varios incidentes. Según explicaron fuentes policiales consultadas por LA ARENA, los efectivos fueron convocados a raíz de un presunto disturbio.

 

Cuando llegaron al local, identificado por las autoridades como "Beer House", dialogaron con un joven que brinda el servicio de seguridad privada en el lugar. El patovica les contó que minutos antes un hombre había querido ingresar al bar, pero no lo dejaron. Ante esto, fue hasta al auto, buscó un revolver y le disparó a uno de sus compañeros en la pierna izquierda. Si bien las razones no están claras, se presume que ocurrió por un problema entre ambos que ocurrió con anterioridad.

 

El personal policial de la Seccional Primera encontró en el lugar "una vaina servida, una munición y sangre", por lo que se solicitó a la Agencia de Investigación Científica (AIC) para levantar "los rastros" y realizar las pericias correspondientes. Tanto el agresor como la víctima no se encontraban, debido a que uno había escapado y el otro fue en búsqueda de asistencia médica. "Pero para ese momento ya estaban identificados", comentaron las fuentes consultadas.

 

Detención.

 

En paralelo, la policía recibió el aviso de que la víctima se encontraba en el hospital Lucio Molas y fueron a verlo. Allí ratificó la versión que había dado su compañero de trabajo y recibió el alta cerca de las 2.30 de la madrugada. "La herida que sufrió era leve", indicaron.

 

Luego, el personal de la Seccional Tercera y de la Brigada de Investigaciones de la UR-I realizó una serie de averiguaciones y ubicaron al agresor: se encontraba dentro del boliche "Jockey". Los efectivos lo detuvieron y lo llevaron hasta la seccional, donde se le realizó un "dermotest".

 

Por otro lado, hallaron el vehículo en el que circulaba, un Chevrolet Celta, y lo secuestraron. Estaba estacionado en la esquina de avenida Mitre y San Martín. Se espera que durante el transcurso del día sea registrado.

 

Antecedentes.

 

El bar mencionado ha sido escenario de varios inconvenientes. Tal como ha informado este diario en más de una oportunidad, las autoridades reconocieron que se trata de un local "problemático".

 

El último hecho ocurrió en mayo, cuando tres hombres resultaron demorados por agredirse y arrojarse piedras. Presuntamente alcoholizados, empezaron a pelearse "a la salida de la cervecería" y, no satisfechos con la agresión física, empezaron a arrojarse piedras entre ellos. Vecinos que observaron la riña llamaron al 101 para alertar a la policía. Inmediatamente llegó personal de la Seccional Primera, quienes intentaron que cesen con la agresión. Los sospechosos se negaron y hubo un breve forcejeo con los efectivos. Finalmente, los tres, de entre 24 y 30 años, fueron demorados y trasladados a la comisaría. Se les inició una causa por resistencia a la autoridad.

 

En noviembre del año pasado se desató una violenta pelea que ocurrió en el lugar y que involucró a unas 40 personas. En febrero también hubo problemas e incluso dañaron un patrullero.

 

Tras el primer episodio, los vecinos y vecinas de la zona hicieron público un reclamo. En su momento se comunicaron con esta redacción expresar su cansancio ante "esta situación que no tiene freno y que se agrava cada vez más".

 

' '

¿Querés recibir notificaciones de alertas?