Domingo 05 de febrero 2023

"Los tiempos de la Corte no son los de la gente"

Redacción 26/11/2022 - 00.47.hs

La Universidad Nacional de La Pampa le entregó al gobierno provincial los informes realizados sobre el "Estudio base para la recomposición del ambiente en la cuenca pampeana del Río Atuel en La Pampa", y el estudio sobre la "Determinación del caudal ambiental de Río Desaguadero, Salado, Chadileuvú, Curacó, y del daño ambiental causado por el cese de la escorrentía del sistema fluvial". Ambos trabajos fueron presentados, a modo de introducción, por sus autores: Beatriz Dillon, Pablo Dornes y José Gobbi.

 

A su vez, se firmaron convenios para que la UNLPam lleve adelante, en calidad de consultora del gobierno pampeano, nuevos trabajos de investigación.

 

El acto fue encabezado por el gobernador de la provincia, Sergio Ziliotto, en el Salón del Consejo Superior de la Universidad Nacional de La Pampa. Estuvo acompañado del rector en uso de licencia y secretario de Políticas Universitarias, Oscar Daniel Alpa, la vicerrectora a cargo del Rectorado, María Ema Martín, y el secretario de Recursos Hídricos, Néstor Lastiri.

 

Estratégicos.

 

El mandatario destacó que se trata de "convenios estratégicos, que a nosotros nos sirven para seguir fortaleciendo el convencimiento que tenemos de la defensa de nuestros ríos, de seguir demandando que los ríos también son nuestros, no sólo el Atuel, también el Salado".

 

"Esto a nosotros nos sirve como elemento para seguir fortaleciendo nuestras demandas ante los organismos correspondientes, tanto las cuestiones institucionales que dependen de la articulación con el gobierno nacional, sino también, y principalmente, ante la Corte Suprema", aseguró en diálogo con los medios de prensa.

 

En esa línea, indicó que "los tiempos de la Corte aparentemente no son los de la gente, nosotros estamos viendo un ecocidio cada vez más creciente, y no tenemos resolución de esos temas, que ya la Corte debería tenerlos resueltos".

 

"En la presentación que hicimos después del fallo que establecía un caudal de 3,2 metros cúbicos por segundo, también realizado por la UNLPam, establecía que sólo con una buena administración eficiente de los embalses que tienen Mendoza sobre el Atuel, garantizaba ese caudal, es decir que no perdían nada. Solo tenían que administrar eficientemente el agua, algo que reclamamos permanentemente, y con eso alcanzaba para llegar con ese caudal que determinó la Corte, y empezar a recomponer el medio ambiente", enfatizó Ziliotto.

 

Política de Estado.

 

En su discurso, Ziliotto señaló: "Podemos hablar de un nuevo eslabón en esa cadena que tiene que ver con una política de Estado, que pasa por defender los recursos naturales, y en este caso algo tan estratégico como el del agua. Desde toda su concepción, aguas superficiales y aguas subterráneas".

 

"Planteamos el porqué hemos arraigado y hemos generado el sentido de pertenencia en cada sector de la sociedad, de lo que debe ser la lucha por lo nuestro. Día a día que avanzamos, fortalecemos desde el punto de vista técnico, profesional, académico y político, la razón de nuestras demandas. No somos 'algunos trasnochados' como nos dicen en otras provincias, que se nos ocurre reclamar por algo que supuestamente es nuestro. Somos una sociedad convencida de que los ríos interprovinciales son también de La Pampa, y no vamos a detener la lucha hasta que no tengamos ese recurso natural", aseguró el gobernador.

 

Fuerte reputación.

 

Asimismo, dijo que "a través de la calidad académica que ha demostrado la UNLPam, un trabajo de investigación de esta Casa de Estudios, tiene una reputación muy fuerte a nivel nacional. Por eso estos dos trabajos a nosotros nos dan mayores elementos, para seguir reclamando con vehemencia y mayores argumentos".

 

"El estudio del impacto social del ecocidio, producto del corte hace más de 70 años del río Atuel, es una arista nueva en la cual hemos avanzado. Cuál es el sentir de la sociedad ante la inexistencia de algo que les pertenecía, y a partir de las vivencias de sus ancestros muestran lo que era la vida y el desarrollo de lo que era el oeste en su momento, y lo que es ahora", dijo.

 

Y añadió que "en lo que tiene que ver con el impacto del corte del Sistema Desaguadero, Salado, Chadileuvú, Curacó, quedó claramente demostrado que realmente es un río que nos pertenece. En ese sentido tenemos la demanda ante la Corte Suprema, exigiendo la constitución de un comité de cuenca. También elegiremos la estrategia para ver cómo utilizamos este elemento que hemos recibido hoy, con un trabajo de campo impecable, certero, que abarca toda la cuenca. Y porque también demostramos que a partir de ser un recurso propio, el efecto que ha logrado esa desertificación, también es un ecocidio en nuestro oeste".

 

Finalmente, indicó que "nosotros no decimos que el río es nuestro, como dicen en otras provincias. Hay escenarios en los cuales se puede trabajar para empezar a restablecer el ambiente, que es el principal factor por el cual nosotros hemos demostrado que también somos dueños. Es el daño a ese ambiente. Para nosotros es de enorme valor la articulación con la Universidad, pero también mantener esa política de Estado, y esa memoria activa, y esa causa que nos une en La Pampa, porque la defensa de los ríos no tiene grieta, nos une a todos".

 

Firmaron dos convenios.

 

En el tercer piso de la UNLPam se firmaron dos importantes convenios. Uno de ellos denominado "Estudios básicos para el establecimiento de criterios y prioridades sanitarias en cobertura y calidad de agua", a través del cual se analizará la exposición de la población a diferentes concentraciones de arsénico en agua de consumo humano y sus efectos sobre la salud de la población. El objetivo es readecuar los límites aceptables de arsénico en agua de bebida, teniendo en cuenta el nuevo valor propuesto por la Organización Mundial de la Salud (OMS) de 0.01 mg/L de arsénico total.

 

El estudio tiene una inversión de $ 33.942.686. Participa la Secretaría de Recursos Hídricos, el Ministerio de Salud a través de la Dirección de Epidemiología, el Ministerio de la Producción, y el Ministerio de Obras y Servicios Públicos, representado por la Administración Provincial del Agua (APA).

 

Por otro lado, y con la finalidad de conocer detalladamente los recursos hídricos con que cuenta nuestra provincia y en cumplimiento de la Ley Nº 2.581 que establece la necesidad de crear un inventario, la Secretaría de Recursos Hídricos tomó la iniciativa de realizar el Inventario de los Recursos Hídricos, el cual abarca el agua en todos sus estados, características físico-químicas y situación del recurso con vistas a su preservación y sustentabilidad. La tercera etapa del estudio, que se retoma luego de la pandemia e implica una inversión por parte de Provincia de $ 43.146.558, contempla la cuenca del Atuel, Salado y manantiales a grandes rasgos. A ello se sumará un inventario de humedales. Toda la información se volcará a la Base de Datos Hidrológica (BDH) de la Secretaría de Recursos Hídricos, hallándose disponible para su consulta.

 

"Trabajo fundamental para la provincia".

 

Durante el acto, la vicerrectora Martín dijo que "es un gusto hacer entrega de dos proyectos finalizados y solicitados por el Gobierno provincial, y que ambos tengan tanta importancia en el contexto hídrico y de reclamo de la Provincia sobre el uso de nuestros recursos". A su vez, resaltó el trabajo de los profesionales involucrados en los proyectos y destacó el valor de "darle continuidad al inventario de recursos hídricos de La Pampa. Seremos así una de las primeras provincias que podrá decir que tiene relevada y muestreada toda su superficie territorial".

 

Otro de los oradores fue el rector Oscar Alpa, quien destacó el trabajo conjunto del Gobierno con la Universidad, y "este desafío concreto de consultoría local. Este trabajo es fundamental para la provincia, para los derechos de las y los pampeanos, y para el trabajo universitario".

 

"Tenemos equipos profesionales que son esenciales y un gobernador que nos plantea nuevos desafíos. Por eso seguimos trabajando. No es común ver en otras provincias un trabajo mancomunado y es importante destacarlo. La Universidad Nacional de La Pampa está pensada para contribuir a la sociedad y eso sólo se logra con el trabajo conjunto".

 

En tanto, el secretario de Recursos Hídricos, Néstor Lastiri, subrayó la importancia de "aunar el conocimiento académico con la gestión política y administrativa de nuestros recursos, porque el conocimiento es nuestra manera de enfrentar los conflictos jurisdiccionales". Por eso, enfatizó Lastiri "hoy se entregan informes y comienzan otros estudios".

 

Los informes.

 

La coordinadora Beatriz Dillon compartió el trabajo realizado por los investigadores que "representa el desafío de pensarnos a futuro" y remarcó, en relación al caudal de 3,2 m3/h del río Atuel, que "la nostalgia de la pérdida debe convertirse en derechos exigibles".

 

Durante el acto, Ziliotto recibió, de manos de las autoridades universitarias, el informe final del "Estudio de Base para la recomposición del ambiente de la cuenca del río Atuel en la provincia de La Pampa", que expresa el resultado de una serie de actividades de integración social, institucional y territorial de diversas alternativas de solución para la recomposición ambiental de la cuenca del río Atuel en la provincia de La Pampa. También se entregó en la oportunidad el "Estudio del caudal y daño ambiental del río Desaguadero-Salado -Chadileuvú-Curacó (DSCC), que fue llevado a cabo por la Consultora de la UNLPam y un equipo interdisciplinario.

 

Los coordinadores Pablo Dornes y José Gobbi, presentaron su estudio, en base a una reconstrucción histórica del sistema en régimen natural y su evolución hasta el presente, se identificaron los daños ambientales, debidos a la falta de escorrentía por el uso antrópico de arribeños, y que constituyen un desastre ambiental de magnitud considerable, cuyas implicancias económicas y socioculturales fueron valoradas. "Intentamos proponer recomendaciones para la gestión del recurso", explicaron.

 

' '

¿Querés recibir notificaciones de alertas?