Domingo 15 de mayo 2022

Pampeanos inician ascenso al Aconcagua

Redacción 26/01/2022 - 07.56.hs

Dos jóvenes pampeanos, Juan Manuel Auche (de Macachín) y Martín Tissera (de Miguel Riglos), iniciarán hoy el ascenso al Aconcagua. Ambos, desde hace tiempo coronaron ataques a otras cumbres de la cordillera de Los Andes, y ahora van por la mayor, donde quieren hacer ondear estandartes de ambas localidades y La Pampa. "Estamos mentalizados en lograrlo", aseguró "Juanma" Auche.

 

Ayer, el medio local diario Letra B informó sobre esta gesta a través de una charla con Auche. Juan Manuel es un licenciado en kinesiología que tras recibirse apostó por volver a su pueblo, y entre las simples cosas para disfrutar de la vida es un profesional que aporta sus sapiencias profesionales al Club Atlético Macachín (CAM). Tal es su amor por el "Rojo" que, como hizo en los otros picos, piensa plantar la camiseta del CAM en la cumbre más alta de América.

 

Esta actividad comenzó como un entretenimiento y lo apasionó. Así comenzaron a aventurase con un amigo de la zona, el riglense Martín Tissera, con quien también han realizado aventuras ciclísticas. "Veníamos haciendo algunos ascensos; arrancamos en el Lanín, y pasamos por el Domuyo, el Vallecitos, el Maipo. Siempre aumentando en alturas", señaló.

 

Pero en noviembre, de una charla entre ambos, comenzó a tomar forma un proyecto absolutamente superador. Hasta que decidieron encarar el sueño de todos los andinistas americanos y también de muchos escaladores del mundo: encaramarse en la cima del mítico Aconcagua que se erige a 6.962 metros sobre el nivel del mar.

 

Entrenamiento.

 

Para pasar de la llanura pampeana a las cumbres de América, Juanma cumple con una rigurosa capacitación física. "Entreno tres veces por semana en el gimnasio 'Le Club' bajo las órdenes del profe Martín Stefanazzi, quien para este desafío armó un plan más específico que respeté en estos últimos meses. Mucha parte aeróbica y resistencia a la fatiga para mejorar la capacidad pulmonar", reveló.

 

No obstante, el andinista está consciente de que "estar bien entrenado no te asegura el éxito de cumbre, hay un montón de factores, la aclimatación es fundamental porque es mucha altura. Se va haciendo de forma escalonada y gradual. Una buena aclimatación te va a dar más éxito de cumbre que una excelente preparación física".

 

Además conocido es, en ese mundillo, los cambios de humor climático del macizo. "Es impredecible. Podés consultar el pronóstico todos los días pero en la montaña cambia de un momento a otro y por eso es importante tenerlo en cuenta", señaló.

 

Auche explicó que "toda la expedición de ascenso dura entre 15 y 18 días, aunque por lo general se puede hacer en muchos menos días. Se guardan tres días de reserva por imprevistos con el clima o aclimatación. Es por seguridad de la expedición y para tener más posibilidad de cumbre".

 

Recorrido tradicional.

 

El macachinense indicó que, por ser este el primer intento, eligieron el recorrido denominado como "normal", porque "no presenta obstáculos de tipo técnico, por lo cual no es necesario tener mucha experiencia en escalada en roca o hielo para recorrerlo".

 

La primera jornada tiene como meta alcanzar el campamento de Confluencia (3.390 msnm) donde pasarán dos días. Luego el objetivo es el campamento base Plaza de Mulas, que se la describe como "una verdadera ciudad de carpas" que cuenta con servicio médico especializado, patrulla de rescate de la Policía de Mendoza y guardaparques. Pasarán unos cuatro días en ese lugar.

 

El ascenso continúa hacia el campamento de altura denominado "Canadá" (5.050 msnm). En este punto comienza la autosuficiencia; llevar el equipaje y cocinar. El próximo punto será "Nido de Cóndores" (5.550 msnm) donde deberán transcurrir dos días. Luego la expedición continuará hacia el campamento previo a la cumbre que se llama "Plaza Cólera" (5.970 msnm),desde donde Auche y Martín intentarán llegar a la cima del Aconcagua (6.962 msnm).

 

El ataque final.

 

Según señaló Auche, el viaje de los últimos mil metros se hace en grupos de 4 ó 5 personas por cada guía. Las temperaturas pueden rondar entre los 13 y 20 grados bajo cero. Algunos elementos básicos que llevarán los montañistas son: mucha ropa de abrigo, protección para ojos, cabeza y protector solar, bolsa de dormir, carpa, botas de caminata y botas dobles (especiales para el frío), crampones, bastones, piqueta, casco, calentador, olla, entre otros elementos de supervivencia.

 

"Estamos mentalizados. De lo que podemos manejar hemos tratado de cumplir todo al pie de la letra. El certificado es personal, es la satisfacción de haber llegado y disfrutado del recorrido", concluyó Auche.

 

' '

¿Querés recibir notificaciones de alertas?