"Un salto hacia la excelencia educativa"
Sabado 02 de marzo 2024

"Un salto hacia la excelencia educativa"

Redacción 05/02/2023 - 00.59.hs

"La creación del colegio preuniversitario en Realicó es un gran paso adelante hacia la excelencia educativa. No hay muchos establecimientos de este tipo en el país y no son comunes este tipo de convenios. Creemos que mediante este acuerdo con la UNLPam estamos subiendo un escalón importante en cuanto a nivel de formación y capacitación productiva", afirmó Nicolás Pino, presidente de la Sociedad Rural Argentina.

 

En septiembre del año pasado, Pino (58 años) fue reelecto al frente de la SRA por un período de dos años. Precisamente, aquella compulsa interna postergó algunos meses la rúbrica del convenio con el rector Oscar Alpa, porque la lista opositora mostraba una posición diferente sobre esta iniciativa.

 

En diálogo con LA ARENA, este productor bonaerense, casado, con dos hijas, dedicado la comercialización de carnes y que realiza actividades de cría, recría, engorde y genética en Buenos Aires y Entre Ríos, recordó la historia del instituto realiquense y contó cómo se gestó el proceso para transformarlo en un colegio preuniversitario público, "una decisión muy importante, que con el paso del tiempo podrá valorarse mucho mejor".

 

Medio siglo de vida.

 

A finales de los años '60, "la SRA buscaba insertarse en la educación para ampliar sus horizontes, porque entendía que no podía limitarse solo al gremialismo agropecuario". La oportunidad se concretó en 1971, con la donación del casco de la estancia "La Victoria" a la Fundación Sociedad Rural Argentina, para establecer un colegio destinado a la formación agropecuaria de mujeres y varones. En total, el predio ocupa 968 hectáreas y la creación del instituto "requirió un esfuerzo muy importante para transformar el campo en las instalaciones que hoy contiene", recordó Pino.

 

Con el transcurso del tiempo, "el sistema educativo se fue transformando y desde la SRA comprendimos que resultaba necesario otorgarle una impronta más profesional, acorde a los tiempos que vivimos y los nuevos requerimientos de la actividad productiva". En ese contexto, "empezamos a buscar una alternativa para dar un salto de calidad, porque si bien durante medio siglo fue un faro para una amplia región, la oferta educativa evoluciona y resulta necesario un nuevo impulso", explicó.

 

Desde el cargo de director de la SRA, Pino trabajó varios años "en el área productiva del colegio, integrando un lindo equipo, muy comprometido con el instituto. Y fuimos comprendiendo que el aspecto educativo requería un fortalecimiento". Durante mucho tiempo intercambiaron ideas y evaluaron alternativas "hasta que, hace un par de años, Manuel García Solá (abogado y empresario santafesino, miembro de SRA, que fue ministro de Educación en 1999, durante el último año de gestión presidencial de Carlos Menem) sugirió la posibilidad de hacer algo con la UNLPam".

 

"Madurez política".

 

Establecieron contacto con Oscar Alpa e iniciaron el proceso destinado a transformarlo en un colegio preuniversitario. "El objetivo prioritario era avanzar hacia la excelencia educativa. No hay muchos establecimientos de este tipo en el país y estamos convencidos de que será un salto de calidad que podrá valorarse mucho mejor con el tiempo".

 

Esa tarea conjunta entre directivos de la SRA y autoridades del Ministerio de Educación de la Nación "avanzó en un marco de madurez política, porque compartimos el mismo objetivo de dar un paso adelante en calidad formativa, y tenemos claro que no debemos contaminar la educación con intereses políticos. Con Alpa pudimos establecer una excelente relación y llegamos a la firma de este convenio porque cada parte hizo su mejor aporte, enfocados en dar este salto hacia la excelencia", celebró.

 

Pino aprovechó la entrevista con LA ARENA "para transmitir también un mensaje de tranquilidad a docentes y alumnos. Seguramente la transferencia provoca alguna incertidumbre y el proceso llevará un tiempo, pero todo va a fluir muy bien y las clases comenzarán normalmente en marzo, con la currícula ya aprobada por el Ministerio de Educación de La Pampa", aclaró.

 

"Administración conjunta".

 

El año pasado, la politización del tema en un contexto electoral interno "nos obligó a pedirle un tiempo a la UNLPam", pero finalmente el "Consejo de Representantes de la SRA, integrado por presidente y vicepresidentes actuales y todos los ex presidentes y ex vicepresidentes, abrió esta discusión y decidió por unanimidad" aprobar el traspaso. "Este año tendremos que desarrollar un proceso transitorio de administración conjunta con la UNLPam, para garantizar el traspaso de personal docente y no docente, y ojalá podamos estar juntos para acompañar el primer día de clases", anunció Pino.

 

El pasado ciclo lectivo "el colegio terminó con 105 alumnos y este año iniciarán las clases unos 120". Pino aclaró que "una limitante para la matrícula es la capacidad de alojamiento en el internado" pero estimó que "seguramente la UNLPam hará su esfuerzo y afrontará el desafío para ampliar la oferta educativa a alumnos externados".

 

El titular de la SRA también confesó a LA ARENA que conserva un fuerte vínculo afectivo con el colegio. "Me gusta mucho La Pampa, una provincia con inmenso potencial productivo, donde tengo varios amigos. Y también guardo excelentes recuerdos de mis visitas al instituto, con el que siempre estuve muy comprometido. Hace poco viajé a Junín de los Andes y allí me encontré con un ex alumno; estuvimos charlando y resultó un momento muy agradable. Por eso, siento que este traspaso no marca ningún final, sino el inicio de una nueva etapa, necesaria y superadora", concluyó.

 

"No aumenta su patrimonio".

 

"Deberíamos aclarar que con este traspaso la UNLPam no incrementa su patrimonio en mil hectáreas. En realidad, el convenio le cede a la Universidad los terrenos donde funciona el colegio, pero el resto de la superficie se otorga en un comodato de 30 años. Esto es así porque porque la donación de tierras fue con cargo específico y porque instalar un colegio preuniversitario demandará un tiempo que no podríamos medir en ciclos productivos", advirtió Pino.

 

' '

¿Querés recibir notificaciones de alertas?