Jueves 22 de septiembre 2022

«No nos vamos a dejar avasallar»

Redaccion 05/02/2021 - 21.31.hs

«El Gobierno está trabajando y va camino otra vez a realizar nuevas subas a las retenciones al sector agropecuario», declaró la vicejefa de Gabinete de Ministros de la Nación, Cecilia Todesca, esta semana en medios nacionales.
Todesca habló de las variables para el control de precios y señaló que «no se descarta una suba de retenciones. No tenemos tantas herramientas y tenemos que usar todo lo que tengamos. Nosotros apostamos al diálogo».
En ese marco, indicó que «se está dando lugar a las conversaciones para que no se nos diga que actuamos en exabrupto. Las retenciones son una herramienta técnica que permite desacoplar el precio nacional del internacional para garantizar una oferta de alimentos a un precio razonable para los ingresos de las familias», remarcó.
La funcionaria destacó que «el objetivo para este año es una inflación del 29% y trabajamos para que se cumpla» y focalizó en que «hay que apuntar a ese espacio de debate y por eso los ministros de Trabajo, Economía y Desarrollo Productivo están trabajando en el armado de las reuniones con los sindicalistas y empresarios para contarles cómo vemos este año. Cuáles son los objetivos y cuáles las variables económicas que deben converger para alcanzar ese 29%. No va a ser fácil pero debemos intentarlo».
Asimismo apuntó que «la meta es factible si todos nos ponemos de acuerdo en las trayectorias de las principales variables que son las que venimos hablando: tipo de cambio, precios, salarios y tarifas». Por otro lado, destacó que «en la Argentina hace rato que tenemos un nivel de inflación elevada» y advirtió que «el proceso es complejo y en el centro de la escena está la puja distributiva».

 

Bienestar de las familias.
Todesca indicó que «el salario debe recuperarse por el bienestar de las familias y por el consumo», y advirtió que «entre las cosas que están sobre la mesa está el diálogo entre el capital, el trabajo y el sector público».
En otro orden y sobre las variables económicas, Todesca explicó: «Si nosotros lográramos una apreciación y que el tipo de cambio no acompañe a la inflación, no sería creíble. Nosotros tenemos que buscar el corredor finito en que el tipo de cambio no se nos aprecie brutalmente ni que tampoco sea un factor de retroalimentación de los precios. Es importante la coordinación de las variables». «No podemos darnos el lujo de seguir devaluando la moneda. Una apreciación fuerte tampoco nos parece la receta», admitió.
Para cerrar, destacó que «la solución no puede ser que los precios de los alimentos se disparen en Argentina se disparen por la suba del precio internacional y que todos nos quedemos mirando».

 

Respuesta del campo.
La respuesta del campo no se hizo esperar. «Nosotros en el sector lo tomamos mal, obviamente», le dijo a LA ARENA el presidente de la Asociación Agrícola Ganadera de La Pampa, Víctor Tapié. «Acá la cuestión no es uno o dos puntos más de retención, el tema es que venimos luchando desde hace años por la eliminación de las retenciones, es un impuesto agresivo que atenta contra la producción y le pone un importante freno», acotó.
«Es un impuesto directo y no es un diferencial sobre algo. Tenés por ejemplo una retención supongamos del 25 por ciento, eso ya es del Estado y el resto hay que descontar los gastos y pagar los impuestos. Es una barbaridad sobre todo cuando Argentina necesita producir más y tener divisas», dijo el ruralista.
Consultado sobre por qué están tan caros los alimentos básicos como el pan o la carne, Tapié dijo que «la realidad es que nosotros no somos los malos de la película, nos dedicamos a producir. Es una barbaridad que en Argentina estemos hablando de hambre, nos solidarizamos y creemos que todos tenemos derecho a tener las cuatro comidas».
«En el país se producen alimentos, y es la dirigencia política la que nos ha llevado a esto. Ellos son los responsables de los que estamos viviendo. En Argentina los alimentos están caros porque no se puede tomar más deuda, porque nadie confía en nosotros y estamos emitiendo dinero. Eso produce más inflación y suben los precios, los sueldos no aumentan y el poder adquisitivo de la gente cada vez es menor», aseguró.

 

Garantizado.
Tapié aseguró que «el consumo interno está garantizado, después el resto se exporta, sobre todo en la carne. La carne se está produciendo un 15 o 20 por ciento. El problema de los precios no es la exportación. La solución sería una reforma impositiva, que el Estado no gaste más de lo que produce, y con la Argentina trabajando y produciendo sería un país rico, sin subsidiar a nadie, y no tendríamos el 50 por ciento de pobreza», aseguró Tapié.
Finalmente, Tapié señaló que en caso que se diera esta medida de la suba de tres puntos en las retenciones, «se está evaluando y estamos en alerta. No nos vamos a dejar avasallar por este gobierno».
«Si el gobierno quiere ir a fondo, nosotros iremos también. Primero vamos a tener un diálogo como paso fundamental, pero nosotros vamos a defender la producción a rajatabla y a cada uno de los productores agropecuarios. Vamos a defender la República», concluyó.

 

' '

¿Querés recibir notificaciones de alertas?