Meeke triunfó en el Rally de Cataluña

EL FRANCES SEBASTIEN OGIER SE ALEJA COMO LIDER

El británico Kris Meeke (Citroën) ganó ayer el Rally de Cataluña, en el que fue segundo el francés Sébastien Ogier (M-Sport/Ford), que con esta posición dio un paso gigante hacia su quinto título consecutivo de campeón del mundo de Rallies (WRC). El tercer lugar del podio fue para Ott Tänak. Más atrás quedaron el finlandés Juho Hanninen y el noruego Mads Ostberg.
El francés tiene 37 y 38 puntos de ventaja sobre sus principales perseguidores (frente a 17 y 33 antes de Cataluña), a falta de dos mangas por disputar y, por tanto, 60 puntos en juego como máximo.
“Hemos hecho un muy buen trabajo este fin de semana, aunque no ha sido fácil”, afirmó Ogier, quien añadió que “tras un viernes increíble (sobre tierra, en la que perdió poco tiempo pese a que fue el primero en salir), tuvimos mayores dificultades sobre asfalto en la mañana del sábado”.
Ogier agregó: “Hemos ganado unos puntos importantes (18 puntos por el segundo puesto) e incluso un bonus en la Power Stage (tres puntos por la tercera plaza). Es perfecto”.
El gran perdedor de la prueba es el belga Thierry Neuville (Hyundai), el principal rival de Ogier, que terminó abandonando tras romper la dirección.

Neuville.
“Hemos tenido mala suerte este fin de semana”, aseguró el belga Neuville, que ya había sufrido dificultades el sábado (pérdida de presión hidráulica, salida de carretera y penalización de 30 segundos).
“Después de lo que nos pasó el sábado, hoy hicimos todo lo posible para recuperarnos. No me arrepiento de nada”, afirmó Neuville.
Hyundai, que casi ha perdido ya la batalla con M-Sport/Ford por el título de constructor, volvió a vivir una manga complicada, tras la de Alemania hace siete semanas (retiradas del español Dani Sordo y de Neuville).
Además de la retirada del belga, Sordo y el noruego Andreas Mikkelsen no pudieron cerrar la jornada del sábado tras romper su dirección en el tramo cronometrado 12.
Para Meeke, que firmó el mejor crono en ocho tramos especiales, cinco de ellos ayer, esta quinta vitoria en el WRC es un alivio tras una temporada complicada. (NA)