Gobierno rechazó propuesta

El gobierno de España rechazó ayer la propuesta de diálogo del presidente catalán, Carles Puigdemont, quien defendió y suspendió al mismo tiempo la declaración de independencia de la región autónoma para abrir una instancia de negociación con Madrid, que no reconoció el referéndum secesionista del pasado 1 de octubre, suspendido por la Justicia española.
“El diálogo entre demócratas se realiza dentro de la ley y no inventándose las reglas que a uno más le favorezcan”, opinó la vicepresidenta del gobierno español, Soraya Sáenz de Santamaría, en la primera reacción oficial del Ejecutivo a la intervención de Puigdemont ante el Parlamento regional.
En una breve conferencia de prensa, Sáenz de Santamaría afirmó que, con su discurso, el jefe del gobierno catalán sumió a la región “en el mayor nivel de incertidumbre” y aseguró que una mediación no es posible, ya que el gobierno central no puede dar “validez” a una ley catalana suspendida por el Tribunal Constitucional.
“Ni el señor Puigdemont ni nadie puede sacar conclusiones de una ley que no existe, de un referéndum que no se ha producido y de una voluntad del pueblo de Cataluña de la que, una vez más, quieren apropiarse”, sentenció.
Si bien la vicepresidenta no anunció medidas concretas, adelantó que el presidente Mariano Rajoy convocó a una reunión extraordinaria del Consejo de Ministros para hoy a las 9. (Télam)