“Cada nieto recuperado es un Premio Nobel más”

La titular de la organización, Estela de Carlotto, sostuvo que si llegaran a obtener el galardón "será transferido a todas las mujeres del país que no bajan los brazos". El nombre del ganador se conocerá en octubre.
La Asociación de Abuelas de Plaza de Mayo fue propuesta ayer oficialmente para ser candidata al Premio Nobel de la Paz 2008, por su labor para localizar y restituir la identidad de centenares de hijos de desaparecidos nacidos en cautiverio y que fueron privados de su identidad.
La presentación de la postulación se realizó en un acto que fue encabezado por el vicepresidente Julio Cobos y que contó con la presencia de los ministros de Educación, Juan Carlos Tedesco; y de Trabajo, Carlos Tomada; y el senador Daniel Filmus.
Filmus promovió a fines de enero la postulación de Abuelas de Plaza de Mayo, pero este mes el Comité Nobel Noruego confirmó que aceptó la candidatura. El nombre del ganador se conocerá en octubre y la ceremonia de entrega de premios se realizará el 10 diciembre, fecha de la muerte del millonario Alfred Nobel, en la ciudad de Oslo. Junto con el galardón, la academia entrega además un premio monetario de 10 millones de coronas suecas, alrededor de un millón de euros.
Argentina ya cuenta con un Premio Nobel de la Paz que le fue otorgado a Adolfo Pérez Esquivel por su lucha en defensa de los derechos humanos durante la última dictadura militar.

Adhesiones.
A partir de la presentación formal de la candidatura que se realizó en el Congreso de la Nación, se abrió la casilla de mail nobelabuelas@gmail.com, para recibir adhesiones.
Abuelas de Plaza de Mayo es una organización no gubernamental de defensa y promoción de los Derechos Humanos, que se ocupó especialmente del Derecho a la Identidad.
Desde 1977, su finalidad es localizar y restituir a sus legítimas familias todos los niños secuestrados y desaparecidos por la represión política de la última dictadura militar, y crear las condiciones para que nunca más se repita un episodio similar, exigiendo castigo a todos los responsables.
Hasta el día de hoy, Abuelas ha logrado la identificación de 89 hijos de desaparecidos, entre ellos la diputada nacional Victoria Donda y el legislador porteño Juan Cabandié, que estuvieron presentes en la ceremonia, que se concretó en el Salón de Lectura del Senado de la Nación.
La titular de la organización, Estela de Carlotto, dijo que las Abuelas son "mujeres comunes" que salieron "de la vida cotidiana" porque les "tocaron lo más sagrado, que son los hijos". "Y si además nació un nieto, de quien no sabemos dónde está, cómo está, cuándo nació, dónde nació, entonces eso nos da más fuerzas para seguir caminando", sostuvo la titular de Abuelas.
Carlotto agregó que "cada nieto recuperado es un Premio Nobel más", y sostuvo que si llegaran a obtener el galardón "será transferido a todas las mujeres del país que no bajan los brazos". Previamente, Filmus ponderó que la Asociación de Abuelas como organización dio "un ejemplo no sólo de recuperación de la memoria, sino de buscar un futuro mejor para todos". (Télam)