Una despedida con honores

REPATRIARON RESTOS DE SOLDADO CAIDO EN MALVINAS

Los restos del capitán de la Fuerza Aérea (post mortem) Luis Darío José Castagnari, uno de los soldados argentinos caídos en la guerra de Malvinas, fueron despedidos ayer con honores en la ciudad cordobesa de Río Cuarto luego de su repatriación.
La ceremonia se llevó a cabo en el Cementerio Parque Perpetual de Río Cuarto y participaron el jefe de la Fuerza Aérea, brigadier general Enrique Víctor Amrein, junto a familiares del capitán Castagnari, el secretario de Derechos Humanos de la Nación, Claudio Avruj, veteranos de guerra de Malvinas y personal militar y civil de la institución.
Durante la jornada tuvo lugar una invocación religiosa y la rendición de honores con banda, bandera y escoltas, luego de la cual, el comodoro retirado Julio Brower de Koning, compañero de promoción del héroe caído en Malvinas, brindó unas palabras en su memoria al igual que Amrein.
“Los hechos en los cuales este heroico oficial ofrendó su propia vida, constituyen un fiel reflejo de los preceptos que rigieron su accionar, siempre con el empeño puesto en conducir y enseñar con el ejemplo, protegiendo a los hombres a su cargo hasta el último instante”, sostuvo el brigadier.
Y agregó: “Honrar la memoria de nuestros héroes constituye un deber indelegable para la institución que es merecedora de las glorias alcanzadas por sus hombres y mujeres en el Atlántico Sur”.
En el cierre de la ceremonia, Amrein hizo entrega de los atributos correspondientes a la viuda de Castagnari, María Cristina Scavarda: tras la rendición de honores, los restos fueron cremados y trasladadas sus cenizas para reposar junto a las de su hijo.
“Es un ejemplo de lucha, amor y de parte del Estado es cumplir con su deber, de dar respuesta a las familias y cerrar una herida de 36 años”, aseguró por su parte Avruj en declaraciones a El Puntal y agregó que es un derecho de cada familia decidir dónde deben descansar los restos de sus héroes.

Muerte en batalla.
Castagnari participó del “operativo de recuperación de las Islas Malvinas” como parte del Grupo de Operaciones Especiales, desempeñándose como jefe de Patrulla, abocado a tareas de seguridad de la Base en el Puesto Comando.
Fue allí que, durante el cañoneo de fuerzas británicas sobre Puerto Argentino, se activó la alarma roja para tomar posiciones de refugio: durante aquellas circunstancias, un misil impactó en la ladera donde se encontraba el entonces primer teniente, produciéndole el deceso en forma inmediata.
Había nacido en General Cabrera, provincia de Córdoba, el 19 de marzo de 1949 e ingresó como cadete en la Escuela de Aviación Militar en febrero de 1969, egresando de la misma como alférez del cuerpo comando en diciembre de 1972, habiendo tenido entre sus destinos, el Grupo 1 de Vigilancia y Control Aéreo, el Área Material Río Cuarto y la Base Aérea Militar Río Gallegos. (NA)