El Concejo piquense tendrá edificio propio

CON UN COSTO DE 107 MILLONES DE PESOS

Juan José Reyes – La construcción será financiada con fondos provinciales. Albergará al Departamento Legislativo, áreas administrativas de la intendencia y el Juzgado de Paz. El diseño mantendrá la rotonda de la vieja Terminal.
El emblema político de una ciudad que pretendía desde hace años un nuevo complejo edilicio para el Concejo Deliberante es una realidad. Se emplazará en el mismo lugar que hoy tiene además de la ex Terminal de Omnibus. El gobierno provincial moverá su billetera y estará incluido en el Presupuesto 2017. Se licitará antes de que finalice el año y demorará menos de dos años para construirse.
Desde que se fue la antigua terminal de aquel lugar estratégico, los ediles pretendían tener un sitio más funcional y en mejores condiciones que el que todavía cobija al cuerpo deliberativo norteño. En julio de 2015 se presentaron 14 trabajos en el concurso de proyectos. Tres meses después fue premiada la maqueta ganadora, la cual pertenecía a un estudio que después fue desestimado por inconsistencias.

Compromiso de campaña.
La millonaria obra fue parte de los acuerdos de campaña del vernismo en las elecciones que lo llevaron a la gobernación el año pasado. La obra se materializará a través de dos edificios diferenciados funcionalmente e independientes entre ellos para dar respuesta al programa de necesidades de ambos espacios en el edificio actual y en la vieja terminal contigua en las calles 24 y 13.
Ambas infraestructuras, la que le corresponde al Concejo Deliberante, al Edificio de Oficinas y al Juzgado de Paz compartirán estacionamiento. De los tres proyectos ganadores en 2015 -el primero fue desestimado por supuestas irregularidades en cuanto a los integrantes del proyecto y el segundo renunció por diferencias económicas con el municipio- el que se llevará a cabo había resultado tercero. Corresponde al Atelier Monteagudo-Langé y el estudio “Zamora-Pilcic Arquitectos”.
Ambos se asociaron para generar esa iniciativa, con la idea de conservar y poner en uso la rotonda de hormigón con iluminación cenital de ladrillos de vidrio, ya que se trata de la cubierta de la ex terminal de ómnibus de la ciudad y obra emblemática del movimiento moderno de la década del ’70 en la provincia, pero un edificio que tiene 102 años de existencia.
Los que a postre fueron merituados como ganadores en el “extraño” concurso en febrero pasado mantuvieron un encuentro con la presidencia y los ediles del cuerpo deliberativo, además de funcionarios del ejecutivo municipal.

Distribución.
El nuevo edificio del Concejo Deliberante piquense se licitará en el último tramo del año. Aún se discute qué otras oficinas estratégicas del gobierno municipal lo habitarán, además del Juzgado de Paz. El intendente Juan José Rainone en la apertura del período de sesiones ordinarias lo confirmó.
En relación a las características del edificio, las plantas bajas serán espacios públicos amplios, en los primeros pisos funcionarán la sala del Concejo y la presidencia, por un lado, y la parte administrativa abierta al público del Registro Civil, por el otro. En la última planta estarán lo administrativo privado y las oficinas de concejales y asesores.
Las oficinas actuales donde funciona Cabildo XXI, Tránsito y Copef desaparecerán, ya que terminarán siendo un lugar de estacionamiento junto con el edificio cultural Médano. El Ministerio de Obras y Servicios Públicos junto a las autoridades municipales y los concejales lo anunciarán en los próximos días. No solamente habrá un edificio moderno sino que, colateralmente, se reactivará la obra pública.

Compartir