Estacioneros piden reunión con Verna por competencia

APERTURA DE ESTACIONES DE SERVICIO DEL ESTADO

El vicepresidente de la Cámara de Expendedores de Combustibles de La Pampa (Cecla), Miguel Ripa, reclamó ayer “las mismas condiciones de seguridad e infraestructura” para que las estaciones de servicios privadas compitan con las estatales.
Para ello la Cámara solicitó una audiencia con el gobernador Carlos Verna o con algún funcionario competente al tema. “O por lo menos que se vayan tomando medidas en torno a este pedido”, definió Ripa.
El empresario definió que la situación es más cercana a un planteo que a un reclamo y si bien no se animó a asegurar que exista una competencia desleal que favorezca, en este caso, a las estaciones que abre Pampetrol, sostuvo que la actividad privada “hace mucho esfuerzo en mantener una estación de servicio que a veces son deficitarias pero cumple una función social. Hay que hacer números muy finos para no perder plata”, mientras que las petroleras grandes han copado el mercado de gasoil, que era el mercado de las estaciones de los pueblos, “y los que tenemos estaciones quedamos con el mercado interno de nafta”.
En este sentido pidió que “cumplan las exigencias y que compitan con la misma estructura que tenemos nosotros. Porque nos exigen tener cierta calidad, control o cumplir ciertas reglas, y a mí no me consta que a Pampetrol se le hagan estos controles, pero pedimos que tengamos las mismas reglas. Queremos competir en condiciones de igualdad”, destacó Ripa en diálogo con Radio Noticias.

Competencia.
El vocero de la Cecla sostuvo que “está bien” y que aceptan la apertura de estaciones de servicio “en localidades y en puntos de la provincia donde la actividad privada no abre estaciones porque no es rentable o sustentable. Creemos que ahí sí, Pampetrol, de la mano del Estado y demás, debería hacer aperturas de estaciones de servicio o podría hacer, con estructura de la municipalidad y demás”.
Lo que los estacioneros no ven con buenos ojos es que “se están abriendo estaciones de servicio -o se proyecta abrirlas- en puntos donde la oferta está realmente cubierta, donde la actividad privada ha desarrollado sus Pymes, lo que hace una competencia, no decimos desleal porque no lo tenemos probado, pero que está cerca de ello porque la apertura de estaciones de servicios se hacen con fondos del Estado provincial, de los municipios, con infraestructura de las municipalidades, los empleados son municipales, hay una serie de impuestos que ellos están exentos y nosotros tenemos que pagar y esto, de alguna forma está atentando contra las Pymes”, expresó Ripa.
Y sostuvo que las estaciones que la actividad privada coloca en las localidades “son estructuras familiares que mantienen una cantidad de empleados en muy buenas condiciones laborales, con sueldos que son pagados puntualmente y están actualizados”.

¿Quién es responsable?
Consultado sobre si la responsabilidad de estas aperturas es de Pampetrol o de los municipios, Ripa confió que “son cuatro o cinco sectores donde hay estaciones de servicios que están ubicadas donde la actividad privada ya tiene un emprendimiento instalado. Y hay proyectado colocar más estaciones de servicio”.
Ante esto manifestó que “no tienen mala fe, ni van en contra de las estaciones de servicios, porque no creo que se abran con esa intención de perjudicar a la actividad. Lo que sí entiendo que para las municipalidades es un buen recurso porque aumentan su recaudación y aumentan su coparticipación. No es que los municipios tengan intenciones de abrir una estación y competir o dañar al sistema, pero es una resultante de este tema”.