La “banda de los LED”: roban los televisores por encargo

Faltan pocos días para el comienzo del mundial de fútbol y las grandes cadenas de artículos para el hogar lanzaron las habituales ofertas: el producto más solicitado son los televisores de LED. En algunos casos los precios han bajado hasta un 15 por ciento respecto de los ofrecidos semanas atrás. Sin embargo, en La Pampa, hay quienes quieren ver los partidos de la Selección y no están dispuestos a pagar el precio de mercado.
“Lo que detectamos en los últimos allanamientos es que hay gente que encarga un televisor de determinadas condiciones a alguien relacionado al ambiente delictivo, sabiendo que lo que va a comprar es mal habido”, dijo el jefe de la Brigada de Investigaciones, Marcelo Calderón.
“El problema es que la tentación es muy grande. Generalmente un televisor que cuesta 10.000 pesos termina siendo vendido por una cuarta parte de su valor”, señaló un oficial de la Brigada. Y agregó: “Pero también hay gente que compró elementos de buena fe. En estos días dos familias se presentaron espontáneamente para devolver artículos que habían comprado y que resultaron ser robados. Se enteraron por el diario que el vendedor era un delincuente”.
Esta clase de “encargos” comienzan a correr dentro ambiente delictivo generando roles: hay quienes operan como reducidores -median entre el ladrón y el cliente- y los encargados de cometer el robo. La semana pasada la Brigada recuperó en varios allanamientos -efectuados en Santa Rosa, Toay y Anguil- artículos electrónicos que superar un valor de 200.000 pesos, entre los que se encuentran 14 televisores de LED y 9 notebooks. En los operativos hubo al menos seis detenidos y se comprobó que los elementos habían sido sustraídos, en su mayoría, bajo la modalidad “revientapuerta”.

Reconocimiento.
Todavía quedan en la Brigada elementos que deben ser reconocidos por sus propietarios originales. “Lo más importante es que la gente se acerque con la denuncia y la boleta de compra. Además debe coincidir la marca del elemento, el modelo y el número de serie. Hay que agregar que la Justicia le reintegra el elemento en carácter de ‘depositario judicial’, lo que quiere decir que no pueden venderlo, enajenarlo o canjearlo y que el bien debe ser puesto a disposición siempre que se lo requiera”, concluyó Calderón.