Preocupante anegamiento en zona norte

INCESANTE LLUVIA SOBRE SANTA ROSA

La segunda jornada de intensas precipitaciones sobre la capital pampeana no dio tregua, con más de 80 milímetros de agua caídos en la ciudad desde el pasado domingo. Los barrios de la zona norte reportaron graves anegamientos en las calles de tierra y en los cuencos receptores del líquido resultante de las continuas lluvias; mientras el canal a cielo abierto del barrio Escondido y su cuenco aún no tomaron un caudal importante, los espacios ubicados en la zona contraria no pueden resistir más agua y los vecinos se muestran preocupados.
Así se pudo apreciar en una recorrida efectuada ayer por distintos puntos de la ciudad de Santa Rosa. Un equipo de LA ARENA llegó hasta el Bajo Giuliani, donde dos de los tres espejos de agua se encontraban en un nivel muy alto de líquido.
Al volver a ingresar a la capital pampeana, se apreciaba la circulación de agua en el canal a cielo abierto que corre paralelo a la ruta nacional, pero con relativa normalidad. Lo mismo se apreció en el cuenco del barrio, ubicado en Gandi al 400, donde su nivel no reporta inconvenientes ni peligro de saturación.
Lamentablemente, no se podía decir lo mismo de la zona norte: ambos cuencos se encontraban superados ampliamente en su nivel. El de la calle Farinatti y Quinquela Martín, de Villa Germinal, inundó la esquina de Carlos Chaplín y Maestros Puntanos.
El receptáculo de agua de Malvinas Argentinas, presentaba inundaciones en sus calles aledañas, como Farinatti y Juan Vaira. Las arterias de tierra de estos barrios eran difíciles de transitar y con un alto riesgo de caer en algún pozo y no poder salir, se debía circular con mucha precaución.

Hecker.
Por su parte, en horas de la mañana de ayer, personal de Desarrollo Social, se acercó a colaborar a zonas como la mencionada. Puntualmente, Silvio Hecker, subdirector del área, dijo a la prensa que “estamos recorriendo toda la ciudad, nosotros desde el área de Desarrollo Social pensando más en los problemas que puedan tener los vecinos. En este momento no tenemos evacuados, pero estamos asistiendo a personas que solicitan que tienen que salir de su domicilio, los ayudamos a salir”.
Agregó que “ahora estamos en Malvinas Argentinas y la situación es complicada, en tanto no pare la lluvia, no vamos a poder terminar de desagotar los cuencos, hay algo de acumulación en algunas calles. Se está bloqueando la alcantarilla que cruza la ruta 35, que es la que deriva agua del barrio Las Artes y demás, porque eso también aumenta el caudal de agua que reciben los cuencos de esta zona, con el objetivo de estos receptores puedan trabajar normalmente y desagotarlos lo antes posible”, señaló.

Bombas.
El funcionario reparó en que “según los informes que tenemos de Obras Públicas, las bombas de desagote están funcionando en los dos cuencos en los que estamos trabajando, tanto en el de Germinal y Malvinas”, que aclaró “serían los más afectados por el volumen de agua que recibieron”. Analizando la cantidad de agua caída y la falta de obras, Hecker explicó que “habría que compararlo con otras localidades de la provincia: hay lugares que vemos que tienen problemas más graves, es muy fuera de lo normal la cantidad de agua caída y la frecuencia con la que lo ha hecho, este año hasta ahora ha sido muy llovedor y se han concentrado tormentas grandes: ayer estaba prevista la caída de unos 40 milímetros y se registraron casi 70”, aseveró.

Vialidad.
Pensando en la posterior salida del agua y la rotura de calles como consecuencia, Hecker señaló que “para eso ya hay operativos del área de Vialidad pensados para atacar enseguida el arreglo apenas se oreen; porque hay que esperar que escurra todo el líquido y el clima nos daría un respiro recién mañana”.
“Calculo que el jueves estaremos trabajando para tapar pozos, bajar los niveles, evitar que haya estancamientos y que el agua circule, en la medida de lo posible, rápido”, concluyó.

Compartir