Marcantonio: “La gente no llega a fin de mes”

INTENDENTE DE PARERA FUE RECIBIDO POR VERNA

El intendente de Parera, Diego Marcantonio (Frepam), aseguró ayer que en su localidad la gente “no llega a fin de mes” y que “más allá de las buenas intenciones que pueda plantear Nación” no se perciben mejoras en la condición de vida de los habitantes, sino todo lo contrario.
El intendente se reunió ayer en Casa de Gobierno con el gobernador Carlos Verna y anunció que continuarán con fondos provinciales las tareas de refacción del SUM de la localidad.
En la reunión también se habló sobre la vital reparación de la red terciaria de caminos, fundamental para la cadena productiva y la propia salud financiera del municipio, afectada hoy por la caída de la actividad producto de las inundaciones.
En declaraciones al Boletín de Prensa provincial, Marcantonio dijo que tiene “una mirada personal sobre algo que pasa en la realidad, no es subjetivo: el día a día es duro, el trabajo no llega y con los ajustes que hizo el Gobierno Nacional, llámese en tarifas eléctricas o energéticas, es difícil llegar a fin de mes”, evaluó, y aunque aseguró que “así como confiamos en el gobernador también confiamos en el Presidente” recalcó que “la realidad de los pueblos es difícil todavía”.

Picardía.
Parera cumplirá en julio 120 años y ya han comenzado los preparativos para los festejos. “Para eso también Verna nos apoya”, expresó el intendente y recordó que la localidad tenía previsto, en sus orígenes, que pasaría el ferrocarril. Sin embargo la historia indica que “alguien más hábil políticamente” de la época la dejó sin esa posibilidad al “desviar” el recorrido hacia Ingeniero Luiggi.
Agregó que aún sin este punto clave para el desarrollo de la mayoría de las poblaciones pampeanas, Parera “tiene sus buenas condiciones. Incluso prosperó mucho más que otras que sí tienen el ferrocarril”. Añadió que “esta situación, además, generó y genera en los parerenses mucho orgullo y amor propio. En su momento se sufrió porque tenemos la ruta nacional 35 a un costado, la 188 al otro, pero es un pueblo que en base a ese orgullo se desarrolló. Mucha gente está orgullosa de Parera”.
Con relación a las inundaciones, el intendente dijo que “afectó mucho en distintos frentes. Teníamos una posible muy buena cosecha y el productor hacía cuentas en base a eso. Ahora va a haber buenos rindes, pero no en su totalidad, así que las inversiones previstas se verán postergadas y eso afectará la economía del pueblo. A nivel municipal, la gente que en esta época hace cosechas o siembra la pastura anduvo por el pueblo y hubo que darle trabajo”, explicó el intendente.
Como sucede con otros municipios, las arcas municipales se verán resentidas a partir de esta situación. “Lo que se cosechó está en bolsas en el campo, porque no puede salir, entonces no habrá guías cerealeras, además de que las tareas de mantenimiento en los caminos vecinales que tienen que hacer los municipios son sumamente costosos”, amplió.
Por ello valoró el hecho que Verna haya dispuesto que “se vuelquen muchos recursos” como parte de “un plan para salir de esta situación” que implica no sólo la transferencia de fondos sino también el lanzamiento de créditos a través del Banco de La Pampa para que los municipios o comisiones de fomento puedan comprar maquinarias, “algo que si no es imposible”, cerró.