All Boys, un campeón para la historia

Redacción 13/12/2021 - 00.19.hs

Las campeonas pasan una por una a recibir sus medallas y besan la copa, brillante sobre un pedestal. Sonríen, lloran, se abrazan. Las rivales, premiadas instantes antes por su gran campaña, aplauden con respeto. También sonríen, también lloran.

 

Llega el turno de la capitana de All Boys y todo se magnifica, especialmente las risas y las lágrimas. Antonella Chicco, referente del Auriazul y del fútbol femenino pampeano de los últimos años, luchadora desde adentro por los derechos de las deportistas, recibe la copa y la levanta; por fin.

 

Acaba de terminar el primer torneo de fútbol femenino de la Liga Cultural, con el campeonato de All Boys y el subcampeonato del Deportivo Carro Quemado, y todas celebran orgullosas. Después de muchos años de pelear contra adversidades de todo tipo y de derribar paredes de todos los tamaños, las mujeres tienen su torneo federado. Y lo cierran con una fiesta que excede lo deportivo. Por eso todas sonríen; por eso todas lloran.

 

Paridad.

 

All Boys se coronó campeón invicto del Torneo Desarrollo de fútbol femenino, el primero de la historia en el ámbito de la Liga Cultural, luego de igualar 1 a 1 ayer como local ante el Deportivo Carro Quemado, al que había derrotado 2-0 en la ida de la final.

 

En el estadio Dr. Ramón Turnes de la capital pampeana, Ana Islas marcó en el inicio del juego para la visita y lo igualó Florencia Farías para el local, que luego supo manejar las acciones para hacer valer la ventaja de dos goles obtenida en el oeste provincial y así gritar campeón por primera vez.

 

El partido fue parejo en general, con Carro golpeando en el inicio y el Auriazul creciendo con el correr de los minutos para transformarse en dominador en el complemento, con mejor resto físico y varias chances -desperdiciadas- como para ganar.

 

Incertidumbre.

 

La revancha de la finalísima comenzó de la mejor manera para el espectáculo. Apenas sacaron del medio, luego del silbatazo inicial de Malvina Schiel, Carro Quemado se paró en terreno rival, Romina Díaz recibió en soledad y sacó una habilitación perfecta para el ingreso por derecha de Ana Islas, que con un zapatazo clavó la pelota arriba, contra el travesaño, lejos del alcance de la arquera Valentina Donati.

 

Habían pasado apenas 20 segundos de juego y la visita se ponía en ventaja, achicando la diferencia general de la serie y generando incertidumbre acerca de la definición del certamen.

 

El Auriazul, sin embargo, supo absorber el golpe. Como si se tratara de un equipo con gran experiencia en esto de jugar finales, las dirigidas por Marcela Castro -que armó el plantel y la división este mismo año- nunca perdieron la calma, ajustaron las marcas sobre las delanteras de Carro y poco a poco fueron entrando en juego para pasar a dominar, especialmente en el sector medio.

 

Con Antonella Chicco y Aldana Toledo manejando los tiempos, a su ritmo el local comenzó a lastimar con pelotas largas para la incontenible Florencia Farías, quien empezó a golpear las puertas del empate. Tuvo una chance a los 7 minutos tras pase de Joana Calderón, pero tapó muy bien la arquera Melina Alvarez y en el rebote Luna Lahoz Ruggero la tiró afuera.

 

Volvió a insinuar Farías a los 22, pero una vez más ganó la atenta Alvarez, hasta que a los 31 llegó el anunciado empate: Calderón encontró a Farías en un nuevo pique al espacio que dejaban las centrales y esta vez la delantera definió con clase, picando la pelota para que ingrese pegada a un palo.

 

Del otro lado, Carro insinuaba con cada arranque de Díaz -de gran trabajo habilitando a sus compañeras-, pero terminaba chocando con la segura última línea local.

 

Para el complemento el trámite general del partido no cambió. La visita insistió con el empuje de Martina Velázquez, el buen pie de Díaz y la presencia amenazante de la goleadora Islas, pero fue perdiendo fuerzas con el correr de los minutos.

 

All Boys, consciente de la ventaja física sobre su rival de turno (no puede entrenar diariamente porque tiene jugadoras de diferentes localidades) y de las amplias dimensiones de su cancha, aprovechó el paulatino desgaste de Carro para tomar las riendas y manejar todo hasta el final.

 

Incluso pudo ganarlo el local en los últimos 15 minutos, con llegadas de Agustina Maldonado, Farías y Luisina Allochis, pero fallaron en cada definición y el partido se fue con el 1 a 1 que igualmente les dio el título.

 

Las mejores.

 

Con el 3-1 en el global de la final, All Boys se coronó como el primer campeón de la historia del fútbol femenino culturalista, y cerró una campaña excepcional en la que terminó invicto, con once triunfos y dos empates en sus trece presentaciones, sumando un total de 38 goles a favor y apenas 3 en contra.

 

Los únicos dos partidos que el Auriazul no ganó fueron el primero de la Fase Regular (instancia que se adjudicó), en el que igualó 1 a 1 como visitante de Carro Quemado, y la revancha de la final jugada ayer, con otro 1 a 1 ante el mismo rival.

 

En el medio, las santarroseñas ganaron once partidos consecutivos, incluido el 2-0 de la primera final que, en definitiva, es el que le dio el título y le permitió dar la emotiva vuelta olímpica en el Turnes.

 

"Un premio al esfuerzo de muchos años".

 

Las jugadoras de All Boys armaron una verdadera fiesta luego de ganar la final y coronarse como las primeras campeonas de la historia en la Liga Cultural de fútbol. Las celebraciones comenzaron con espuma apenas finalizado el partido, continuaron entre lágrimas durante la entrega de las medallas y la copa y se cerraron a pura emoción con la participación de familiares y amigos en pleno campo del estadio Dr. Ramón Turnes.

 

"Siento una felicidad inmensa porque trabajamos mucho para esto. Unas estudian, otras trabajamos, todas tenemos diferentes actividades y vamos a entrenar todos los días. Por eso este campeonato es un premio al esfuerzo de todo el año y de muchos años, porque hace mucho que venimos luchando por esto", destacó Aldana Toledo, una de las referentes del campeón.

 

 

"En lo personal juego desde chica en 25 de Mayo. Primero estuve en el equipo de Ada Cerna, después me vine a Santa Rosa y me sumé al Estadio, con Marce (Marcela Castro, su actual DT), y este año a All Boys", resumió sobre su carrera.

 

"Hoy estamos acá aguantando a las más pequeñas. Nosotras, las más grandes, mucho más que esto no vamos a hacer; entonces tenemos que estar apoyando a las pibas que tienen que seguir tirando por el fútbol femenino", agregó Aldana.

 

El futuro.

 

"Este es un premio para nosotras, pero también para el club y todas las personas que nos dieron el lugar que estábamos buscando", remarcó a su turno Camila Rojas.

 

La marcadora lateral de All Boys, que también trabaja en el club como entrenadora de las categorías menores, señaló que este logro la llena de orgullo y anima a las más jóvenes de cara al futuro. "Juego desde chica, en Agustoni y después con Marce (la DT) en el Estadio, pero el hecho de estar ahora bajo la estructura de la Liga Cultural y ser nosotras las primeras campeonas, me llena de orgullo", dijo.

 

"Además tenía a mis nenas del club en la cancha y estoy feliz de que puedan ver esto y sepan que en el futuro es el lugar que ellas van a ocupar. Entraron a la cancha y estaban felices. Si por algo peleamos es por ellas, es para que cada peque que antes no tenía un lugar a donde ir para jugar, ahora tenga una cancha y un club que la reciba", dijo emocionada.

 

Y cerró dedicándole el título a su entrenadora, Marcela Castro: "Saber que vamos a entrar en la historia es muy emocionante, y que sea Marce (la DT), que lo viene buscando desde que es muy chica, mucho más. Ella trabaja acá y en el Estadio, nunca deja de entrenar nenas; va para un lado y para el otro, su vida completa es el fútbol y se merecía más que nadie este campeonato".

 

"Nosotras sentimos que ganamos".

 

Deportivo Carro Quemado lamentó la derrota pero valoró lo logrado. Luchó hasta el minuto final para intentar dar vuelta la historia, pero no pudo cambiar el 1-1 (3-1 global) que le dio a All Boys el campeonato en el Torneo Desarrollo de la Liga Cultural de fútbol.

 

El resultado final, sin embargo, no empañó su gran temporada, y cada una de sus jugadoras se encargaron de destacarlo más allá de la tristeza de no haberse quedado con el título. "Nosotras sentimos que ganamos", resumió en pocas palabras Lorena Gutiérrez, una de las referentes del equipo del oeste.

 

La mediocampista central, que juega en Carro desde que el fútbol femenino empezó a ser parte de las actividades del pueblo, hace unos ocho años, valoró todo el camino transitado hasta llegar a esta final del primer certamen bajo la órbita culturalista.

 

"Para nosotras, siendo de un pueblito tan chiquito, ya es un triunfo y un orgullo estar acá. Estoy contenta porque hicimos todo el esfuerzo para llegar hasta acá y perdimos contra un equipo que juega muy bien y que tiene mucha humildad. Hay que disfrutar este segundo puesto", señaló "Loli", de 35 años.

 

"Para nosotras es mucho estar acá; es algo que no se puede explicar. En lo personal espero jugar hasta donde me dé el cuerpo y luego que sigan mis hijos con este deporte que es tan lindo y tan sano", agregó Gutiérrez en referencia a Emiliano, Zaira y Fanny, quienes juegan en las formativas de Carro.

 

"Nosotras abrimos las puertas de esta Liga y desde ahora las mujeres siempre van a tener un lugar", reflexionó, orgullosa.

 

Protagonistas.

 

Una de las mejores jugadoras de la final disputada ayer en cancha de All Boys fue Romina Díaz, la mediocampista ofensiva oriunda de Quemú Quemú, que supo destacarse en SOEM de General Pico, que dio el salto a Independiente de Avellaneda y que jugó la parte final del Torneo Desarrollo culturalista con la '10' de Carro Quemado.

 

"No todo el mundo llega a la final; hay que valorar lo que hicimos", destacó Díaz tras el 1 a 1 que le dio el título a All Boys. "Estoy orgullosa porque en la primera final no lo hicimos bien y en esta salimos con otra actitud. Estoy tranquila y conforme por lo que hicimos. En un mes tenemos revancha y nos volveremos a ver las caras", remarcó, ya pensando en el Torneo Provincial que arrancará en enero y que las tendrá como protagonistas.

 

"Nuestras remeras dicen 'pueblo chico, equipo grande', y hoy quedó demostrado porque fuimos las protagonistas en la final", cerró Díaz.

 

ESCUCHA LA ENTREVISTA A MARCELA CASTRO

 

Radio Noticias 99.5 · 14 - 12 - 2021 CASTRO
' '

¿Querés recibir notificaciones de alertas?