Lunes 05 de diciembre 2022

Artistas plásticos intervienen paredes en Santa Rosa

Redacción 30/09/2022 - 00.38.hs

Ella de Avellaneda, provincia de Buenos Aires; el cordobés de pura cepa. No sabían uno de la vida del otro hasta que se encontraron en una galería de arte en Buenos Aires. Después esta cuestión del contacto vía internet y redes sociales -que tanto cambió las maneras de comunicarse entre la gente- acercó a Mariel Ponce (42) y al hombre que vivió siempre en Córdoba capital -en el barrio Talleres Este-, y que se llama Oscar Sebastián Espel. Y de inmediato advirtieron que coinciden en que tienen sus almas llenas de sueños... que los van llevando por allí para pintar casi compulsivamente... Para vivir la vida así, con pasión y con alegría.

 

Pintando en Santa Rosa.

 

Por estos días están en Santa Rosa, interviniendo un local que está ubicado a pocos metros de la sede de LA ARENA -frente al asilo se abrió un nuevo comercio gastronómico-, y no dejaron de llamar la atención de muchos vecinos que, ya caminando, ya desde sus autos, manifestaban su aprobación por la tarea que están llevando adelante.

 

"Sí, es verdad, la gente pasa y desde los autos nos saludan y nos tira onda", señala divertida Mariel.

 

Invitados por amigos.

 

"¿Cómo es que estamos aquí? Resulta que a Santa Rosa se vino a vivir "Barby" Perna, que era jugadora de sóftbol en Berazategui, y de la que fui su niñera porque soy amiga de sus padres. Ella ahora es la pareja de Cristian ("Pichi") Cerezal y se vino a vivir...", cuenta.

 

Y agrega: "Tenían con 'Pichi' un carrito de comidas en el parque recreativo Don Tomás, y como por suerte les fue bien y empezaron a crecer pusieron ahora este local (esquina de Don Bosco y Mitre), y nos invitaron... 'estaría bueno que vengan a hacer algo', nos dijeron, y hace veinte días aquí estamos", dice Mariel.

 

Reavivar edificios.

 

La pareja de artistas tiene proyectado terminar el trabajo emprendido ahora, pero con la idea de regresar a Córdoba y luego conseguir más murales para pintar en Santa Rosa. "En su momento yo presenté un proyecto en la Municipalidad de Avellaneda, que consiste en reavivar palacios y antiguas dependencias municipales; darle color a las escribanías y otros edificios", precisó Mariel.

 

"En el caso de Santa Rosa me parece que hay muchos que podrían ser intervenidos y quedarían muy lindos...", agregó mientras se quedaba mirando la antigua residencia -que tiene cierto porte colonial- donde funciona el Centro de Salud de calle Gil (ex Asistencia Pública). "Un poquito más de dorado a esta ciudad le vendría muy bien", evaluó, mientras señalaba que piensa en acercarse a la municipalidad para ofrecer el servicio de los dos para intervenciones que realcen construcciones y paseos.

 

Mariel, autodidacta.

 

Nacida en Morón, vive desde hace varios años -desde que tenía 7- junto a su familia en Avellaneda. "Sí, junto a mis abuelos, hermano, mis padres, Antonio y Lili... Papá era litógrafo en la imprenta Anselmo Morvillo, una multinacional; y un tiempo trabajó también en el diario Jornada del Sur (en Trelew). Así que puede ser que de ese olor a tinta me venga esta pasión por pintar...", razona.

 

Y agrega: "Hice la primaria, la secundaria, y Bellas Artes en la Escuela Municipal de Artes de Avellaneda... Siempre presente en mí la pintura, porque en mi barrio todo me parecía nuevo y había muchos colores. En general en esto de pintar diría que he sido autodidacta; y de alguna manera me valí de ese proyecto del kirchnerismo de abrir facultades municipales", completa.

 

Pintor urbanístico.

 

En el caso de Oscar Sebastián Espel (45), Seba, es nacido en Córdoba capital, en el barrio Talleres Este, cerca del centro. "Soy cerrajero, como mi viejo, Cacho (se llama Manuel Oscar)... Mi mamá Nélida, es una grossa y es gastronómica. Supieron tener el bar 'Leticia', muy conocido en el centro de Córdoba, donde en la época de los '80 sabían ir los cuarteteros más conocidos como Gary, Sebastián, Pelusa. Aunque lo mío es más el rock and roll", cuenta Seba.

 

Artista polifacético.

 

Sebastián tiene un largo recorrido por el camino del arte urbanístico. "Hice 15 años de tecnicatura artes visuales, en la Escuela de Bellas Artes Figueroa Alcorta... y también infinidad de capacitaciones especializándome en grabado, escultura, colores, dibujo. Pero además me tira la música y le hago a la percusión y la guitarra eléctrica", narra.

 

Evoca que ha realizado "muchos rurales, aunque algunos han durado poco porque allá después viene otro y te pinta encima... cuando empecé a pintar me largué con pintura urbanística, en tiempos en que te veían pintando y venía la poli. Pero la verdad es que allá la cultura del mural y de la música la impuso el peronismo...", define.

 

Historia de amor.

 

Les gusta contar sobre ellos... "Es una historia de amor reciente... y cuando tomo conciencia me doy cuenta que es muy linda. Casi el argumento de una película", piensa Mariel.

 

Sebastián tiene un hijo de 12 años, Ciro; que vive con su madre en el mismo barrio cordobés.

 

Es Mariel la que explica que después de los intercambios virtuales "él me invitó a conocer Córdoba, y ahí estamos ahora. Somos un poco gitanos... nómades que van y vienen por el camino del arte, y nos dejamos llevar. Nos gusta esto de fusionar el marketing con el muralismo, un poco lo que hicimos ahora en Santa Rosa".

 

Más dorado.

 

Y definen: "Estamos muy bien, felices, y aprendemos juntos. Nos gusta el filete porteño, ese que se puede ver en los 'bondi' o en los camiones... llevar eso a los almacenes de los barrios, y seguir pintando siempre sería muy lindo", sostienen.

 

Y es ella la que comenta que "estaría bueno que la Municipalidad de Santa Rosa se interese por esto de darle color y vivacidad a los edificios... tal vez aquí, a la ciudad, le está faltando un poco de dorado...", completa.

 

Tienen pensado viajar a Córdoba "para terminar algunos trabajos. Y después volver, y si es posible hacer más intervenciones aquí. Eso estaría muy bueno", se ilusionan.

 

Su proyecto inmediato es ese... seguir por el mismo camino, unidos por ese amor que descubrieron no hace tanto, y donde el arte y el destino los lleve...

 

' '

¿Querés recibir notificaciones de alertas?