Domingo 02 de octubre 2022

La emoción de Mauricio Dayub en Santa Rosa

Redacción 22/09/2022 - 08.05.hs

"Esto es increíble... un lunes de teatro en Santa Rosa. ¡Tremendo!". Palabras más o menos, Mauricio Dayub había concluido su actuación y retribuía los saludos de un público que por varios minutos no dejaba de aplaudirlo y vivarlo.

 

Fueron tres funciones (sábado y domingo), y la última el lunes con espectadores que se maravillaron con el unipersonal del actor que llegaba a la capital provincial después de haber ganado la Estrella de Mar de Oro y el premio Ace, y precedido de críticas elogiosas que naturalmente contribuyeron a que el público santarroseño llenara el teatro en cada una de ellas.

 

Unipersonal para el aplauso.

 

Por eso apenas apareció en el escenario con un acordeón entre sus manos se ganó los primeros aplausos. Después fue una hora y media de adueñarse del escenario para recrear distintos aspectos de una vida -quizás la suya, y parecida a la de tantos-, valiéndose de algunos cambios de ropa que lleva adelante frente al público casi imperceptiblemente, aunque toda la platea lo estaba mirando; y unos pocos elementos.

 

Así recreó la escena de un hombre desgarrado por un amor no correspondido que va a buscar a la chica a un boliche, con un juego de luces y sombras que logra a partir de una linterna con la que produce un efecto tragicómico. Y también la historia del tío referí que se enamora de la colaboradora que actúa de linesman a la que besa interrumpiendo el juego, y que ante el reclamo de los jugadores los echa a todos, para irse por el túnel junto a la joven y ante la ovación de la multitud.

 

Después vendrá la escena del bañero que en su último día de trabajo tiene que salvar a un osado bañista; para culminar con un toque sentimental que debe ser muy común a tantas familias italianas.

 

Un reencuentro.

 

Es la historia del viaje del propio actor a Italia, que produciría un reencuentro familiar: el de su abuela, venida de Europa hace muchos años, y que por un desencuentro nunca más se había hablado con su hermana durante décadas. Dayub describe el momento de reconocer a muchos familiares, y las circunstancias por las que las hermanas estaban separadas. Al regresar, con cartas, fotos y regalos, le pide a su abuela que hable por teléfono con su hermana que permanece en Italia... La abuela habló, del otro lado lloraban...

 

Mauricio Dayub escribió la obra junto a Mariano Saba y Patricio Abadi, logrando una trama que -con su enorme talento, versatilidad y condición física- atrapa a los públicos donde se presente con su unipersonal.

 

El final.

 

La última escena es cuando el actor se sube a la cuerda tensada donde hace equilibrio durante varios segundos... hasta que la luz se apaga. Después, cuando las luces de la sala se encienden viene el aplauso y la ovación. Como el último lunes en el Teatro Español.

 

Por eso la emoción del actor en el final y el reconocimiento a quienes llenaron la sala... "Un lunes. Un lunes de teatro en Santa Rosa. ¡Increíble!".

 

"El equilibrista" en el Teatro Español tuvo el marco que merecía. Y seguro que valió la pena.

 

' '

¿Querés recibir notificaciones de alertas?