De la Liga Profesional de AFA a la final de la Cultural

Redacción 04/12/2021 - 10.55.hs

Romina Díaz es una de las dos futbolistas pampeanas de la historia en jugar en la Liga Profesional de fútbol femenino de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA). La oriunda de Quemú Quemú y radicada en General Pico se dio el gusto de debutar esta temporada, a los 35 años, en la Primera División de Independiente de Avellaneda, sumándose así a la anguilense Lourdes Loza, jugadora del Deportivo Español también en el máximo nivel del fútbol nacional.

 

Luego de unos meses en el Rojo (en septiembre marcó su primer gol para el triunfo 3-1 sobre Rosario Central), Díaz debió regresar a La Pampa por cuestiones familiares, pero el fútbol siguió ocupando un lugar importante en su vida. Se sumó al Deportivo Carro Quemado, ya con el Torneo de Desarrollo de la Liga Cultural en marcha, y contribuyó con sus gambetas y goles para que el equipo llegue a la final.

 

Mañana, cuando Carro reciba a All Boys en el partido de ida, Romina será una de las protagonistas principales de esta definición histórica, a la que llega con el plus de haberse codeado hace un par de meses con las mejores futbolistas del país.

 

"Estoy súper enfocada, como siempre, sin importar el lugar. Siempre al 100 por ciento como en el Rojo", aseguró ayer la pampeana al referirse a su rol en Carro Quemado. "Me sumé para darle una mano a las chicas de Carro y estoy súper enfocada con ellas y para ellas", agregó, aclarando que en su dedicación no hay distinción de ligas.

 

"Anímicamente me pegó bastante volverme de Independiente, pero tengo un hijo (Bautista, de 15 años) y manejarnos a 600 kilómetros era muy difícil. Volví por eso, pero quedó la puerta abierta para ver si podemos irnos el año que viene juntos y firmar contrato", comentó sobre su potencial regreso al club de Avellaneda.

 

"Cuando volví, seguí entrenando y una vez que los estados de ánimo cambiaron me sumé a Carro Quemado con las ganas de siempre", amplió en una charla con LA CHUECA, durante un alto en la tarea diaria que realiza en su gimnasio funcional de General Pico.

 

La gran final.

 

"Me encontré con un plantel súper comprometido", dijo Díaz al referirse a Carro Quemado, el equipo que mañana será local desde las 17 ante All Boys en la primera final de la historia dentro de la Liga Cultural.

 

"Somos jugadoras de diferentes lugares de la provincia, que entrenamos cada una por su cuenta y nos juntamos a jugar. Pero hay jugadoras de muy buen pie, comprometidas con el equipo, con el apoyo del intendente (Oscar "Chimi" Huarte) y de todo el pueblo, y eso nos ayuda muchísimo también", agregó la futbolista, que se desempeña como mediocampista ofensiva o delantera.

 

- ¿Están en desventaja con All Boys, que tiene a sus jugadoras a disposición todos los días para que entrenen juntas?

 

- Ellas se conocen muy bien y tienen un plus por entrenar todos los días juntas, pero nosotras perdimos un solo partido de los diez y eso nos hace fuertes. Nos entendemos muy bien en la cancha y sabemos las virtudes que tenemos como para ir a pelear por todo.

 

- ¿Cómo está viviendo Carro Quemado esta posibilidad de tener al equipo en la final?

 

- Desde que me sumé, el apoyo de la gente fue total. Van a la cancha con bombos, va toda la familia, te esperan y te hacen sentir importante. La gente del pueblo te hace sentir de manera especial.

 

- ¿Qué significa esta final para el fútbol femenino pampeano?

 

- Es muy importante por el empuje que le da al crecimiento que tiene el fútbol en La Pampa desde hace varios años. Hay mucha gente que trabaja en este deporte desde hace mucho tiempo y esta liga ha tenido el apoyo de los medios y de la gente, y eso es importante para visibilizar lo que hacemos. Todas las jugadoras y las que trabajamos por el fútbol femenino nos merecíamos este momento.

 

' '

¿Querés recibir notificaciones de alertas?