Jueves 20 de junio 2024

El apoyo a Milei es sólo de sus votantes, dice el analista

Redacción 09/05/2024 - 00.20.hs

Gustavo Córdoba es director de la consultora Zubán Córdoba y Maratón ComPol, un importante seminario de comunicación política. Entrevistado por el diario Perfil, comparó la estrategia política de La Libertad Avanza con la de Néstor Kirchner, porque “ambos supieron capitalizar el clima de opinión a su favor”. No obstante, Milei podría confundir la interpretación del mandato social, porque no todos sus votantes comparten la visión anti-Estado. “Milei todavía no paga costos, pero los apoyos no son absolutos sino precarios y relativos”, aseguró en Modo Fontevecchia, por Net TV, Radio Perfil (AM 1190) y Radio Amadeus (FM 91.1).

 

Consultado sobre las encuestas que registran una fluctuación en la imagen presidencial, con muestras cada vez mayores de desencanto y desaprobación, el consultor respondió que “la imagen de Milei es un acertijo” y explicó que Zuban tiene “un diferencial negativo”. Añadió que en estos días lanzarán “una nueva medición en la que el último registro nos da 52 puntos de imagen negativa y 47 de positiva” y cuya caracterización “nos muestra un núcleo duro de apoyo al presidente, que desde aquel 30% obtenido en primera vuelta llegó a un 40 ó 45 por ciento, y enfrente otro núcleo duro opositor con la misma intensidad”.

 

“No convenció a nadie”.

 

Según Córdoba, “una primera característica es que desde su asunción, Milei no pudo convencer a nadie de quienes no lo votaron” y otra es que “al analizar el impacto de las medidas económicas, el 90 por ciento de la sociedad argentina nos dice que está peor desde que él es presidente”. Sin embargo, aclaró que “cuando planteamos si el esfuerzo que se está haciendo vale la pena, la mitad de ese 90 cree que sí, o sea que un 45% de argentinos todavía tienen expectativa con el gobierno”.

 

En ese contexto, lo que podría definir “su gobernabilidad de aquí en adelante depende del equilibrio entre tiempo y expectativa, porque este gobierno no está peleando contra la oposición, ni contra un rival político: pelea contra el tiempo”, reflexionó. Córdoba considera que Milei “necesita generar impacto positivo en la recuperación del poder adquisitivo, pero mientras más tiempo pase, más desgaste soportará”.

 

Comparación con Néstor

 

El especialista formuló entonces una singular comparación con Néstor Kirchner. “A la salida de la crisis de 2001 había un clima de época antimercado, antiprivatizaciones y anticonsenso de Washington. Y había una politización muy fuerte que Kirchner tomó para generar una praxis política: aquel primer mandato del kirchnerismo recogió ese clima de época de una manera extraordinaria”, dijo.

 

“Salvando las distancias, Milei hace exactamente lo mismo: toma un clima de opinión antiestatal muy profundo, después de dos gestiones que no estuvieron a la altura de las expectativas económicas de la sociedad y con un estado frazada corta, que cubrió a medias, o mal, la mayoría de las necesidades sociales. Y Milei transforma en acción política ese clima antiestatal”.

 

Sin embargo, es aquí donde el libertario podría incurrir en un grave error de lectura. “Milei cree que la gente votó el desguace del Estado, pero como demostró la marcha por la universidad pública, en la mayoría de la sociedad argentina algunas cuestiones no son susceptibles de ser ajustadas, como la educación y la salud públicas”. Por eso, Córdoba advierte que el gobierno “puede cometer un error porque la sociedad argentina votó a Milei enojada con quienes condujeron el Estado en los dos últimos mandatos, no con políticas públicas de calidad”.

 

En este contexto, “hay un llamado de atención, porque ya se están observando algunos límites, como aquella movilización enorme que le puso un límite simbólico, cuando la oposición no tuvo capacidad todavía de hacerlo”.

 

(Fuente: Perfil)

 

Reforma laboral.

 

La segunda reunión del Plenario de Comisiones registró distintos momentos de tensión. Uno de ellos fue protagonizado por la senadora mendocina Anabel Fernández Sagasti (Mendoza) y el porteño Mariano Recalde (CABA), quienes salieron al cruce del secretario de Trabajo, Julio Cordero, por la reforma laboral incluida en la Ley de Bases.

 

Según Fernández Sagasti, el plan del gobierno es “una flexibilización tributaria, laboral y ambiental que beneficia a los evasores, quitándole las multas y demandas penales, y crea un sistema de blanqueo pero eliminando la moratoria jubilatoria”. La senadora también cargó contra el ministro de Economía, Luis Caputo: “están manoteando el fondo de sustentabilidad: la plata de los jubilados pasará a las manitos de Caputo, es peligrosísimo. Si a alguien le gusta la timba, es a Toto Caputo”, disparó.

 

También Recalde fustigó a Cordero y la reforma: “buscan maximizar las ganancias y que los trabajadores no pidan nada, y piensan que con el periodo de prueba y el quite de multas (que ya fracasó en los '90) van a conseguir resultados diferentes”, dijo.

 

Cordero respondió que si bien “es cierto que otras veces han intentado modificar las normas de trabajo, esta vez han sido tamizadas por todo el debate previo dentro y fuera del Congreso”. Según el funcionario, el proyecto oficialista “busca desde el Estado la generación de empleo y seguridad jurídica”.

 

Cordero advirtió que “las multas que se derogan están en esa Ley de Empleo: nacen en una ley que se critica y cuando intentamos derogarla, protestan”.y observó que “estas leyes fueron evolucionando e involucionando a través del tiempo, provocando un incentivo para la informalidad”.

 

.

 

'
'

¿Querés recibir notificaciones de alertas?