Jueves 30 de junio 2022

"Estuvieron al lado de los vulnerables"

Redacción 22/06/2022 - 00.09.hs

El presidente Alberto Fernández dio ayer un fuerte respaldo a las organizaciones sociales, valoró y agradeció su trabajo en la "contención" de los sectores más vulnerables durante la etapa más crítica de la pandemia de coronavirus y defendió su compromiso ético en la gestión de los recursos, en sociedad con el Estado.

 

"Han trabajado denodadamente para que la Argentina no explote", afirmó el jefe de Estado al referirse a las organizaciones sociales, en un discurso que pronunció en el Museo del Bicentenario, donde lanzó el III Foro Mundial de Derechos Humanos que se desarrollará en la ciudad de Buenos Aires en mayo de 2023.

 

Recordó que, cuando llegó al Gobierno, "la verdadera discusión era cuánto tiempo iba a pasar para que haya un estallido social o el primer saqueo".

 

"Nada de eso pasó, en gran medida porque las organizaciones sociales estuvieron al lado de los más necesitados. No se llevaron la plata de los vulnerables, los acompañaron, los alimentaron, se asociaron al Estado en la gestión de todo eso; no saben todo lo que hicieron por los derechos humanos", reflexionó.

 

Fernández insistió con que los movimientos estuvieron junto al Gobierno "ayudando a contener a los sectores vulnerables, llevando solidaridad y compromiso donde no existía".

 

"Quiero agradecérselos, aun cuando algunas hagan picardías que nosotros no convalidamos", advirtió y agregó: "Lo que no es bueno es generalizar; no esperen que yo generalice. Mi eterna deuda de gratitud para con cada una de esas organizaciones".

 

El lunes, la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner remarcó que el Estado debe recuperar "el control y la auditoría de las políticas sociales", una definición alineada con una campaña del Ministerio de Desarrollo de la Comunidad bonaerense que les recuerda a los destinatarios de programas sociales que tienen el derecho a recibir la totalidad de la prestación.

 

"El Estado nacional debe recuperar el control y la auditoría de las políticas sociales, que no pueden seguir tercerizadas. Eso no es peronismo, el peronismo es laburo, es trabajo. El peronismo no es depender de un dirigente barrial para que nos den el alta y la baja", dijo Fernández de Kirchner.

 

Larroque.

 

El ministro de Desarrollo de la Comunidad bonaerense, Andrés Larroque, adscribió al planteo de la ex presidenta y explicó: "Lo que decimos es que la clave es que el Estado gobierne la economía y genere oportunidades para el conjunto de la sociedad".

 

"Resignarnos a que hay una economía paralela es un error. Defendemos la economía popular y social en términos de autoorganizarse. Puedo entender eso de un gobierno neoliberal como el macrista, pero nosotros no podemos dejar a la deriva a inmensos sectores de la sociedad", completó en diálogo con Radio 10.

 

Incluso, Larroque ponderó lo expresado por Fernández de Kirchner y advirtió: "No escucharla (a la vicepresidenta) es suicida; es un discurso completo; material de estudio; hay muchos conceptos que tienen que ver con tratar de salir de una situación muy compleja que nos toca atravesar".

 

Con ese análisis, juzgó que "hay que tener un buen diagnóstico para acertar las medidas" necesarias y, también, "coraje" para adoptar las decisiones "que requiere el contexto".

 

Chino Navarro.

 

El secretario de Relaciones Parlamentarias, Fernando "Chino" Navarro, criticó el encendido discurso que realizó Cristina y consideró que "la unidad se construye con gestos, con acciones y con empatía, no solamente con cuestionamientos y verdades absolutas".

 

"Fue una mirada crítica hacia el propio Alberto Fernández, a quien yo reivindico como Presidente de esta coalición. Y hacia muchos ministros y áreas del Gobierno. Hablamos del Gobierno como si fuéramos oposición cuando somos parte", resaltó Navarro.

 

En declaraciones a los medios acreditados en la Casa Rosada, el funcionario nacional subrayó "la unidad se construye con comprensión y soluciones. Yo no puedo venir acá a hablar de unidad y patearlos a ustedes y correrlos por los pasillos, eso no es unidad".

 

En ese marco, el líder del Movimiento Evita puntualizó: "Hay una incomprensión de la realidad, hablo en general. Nosotros somos fenómenos que expresamos realidades sociales colectivas. Si el problema fuera (Mauricio) Macri, Cristina (Kirchner), Alberto Fernández, el Movimiento Evita y no sé quién más...Bueno, se construye un país sin ellos y Argentina sería rápidamente feliz, sin inflación ni pobreza y eso no ocurre. Es más complejo".

 

Consultado sobre el control del Estado en el alta de los planes sociales, respondió: "Control hay y si tiene que haber más que lo haya, eso está fuera de discusión ¿No podemos controlar los formadores de precios y ahora salimos a controlar al que compra aceite en un barrio o al que da un alta y baja? Me parece que es poco serio".

 

Por último, consideró que "a veces se habla sin conocer, sin saber", porque "se habla de los problemas sociales y no se habla de la pobreza", y completó.

 

(Télam/NA)

 

' '

¿Querés recibir notificaciones de alertas?