Sabado 13 de abril 2024

Femicidio prescripto

Redacción 28/02/2024 - 00.21.hs

La justicia de Tierra del Fuego declaró prescripta la causa contra un hombre que en 2000 mató a balazos a su ex pareja, fue condenado pero escapó de la cárcel y se mantuvo 22 años prófugo hasta octubre del año pasado, cuando se entregó para reclamar la prescripción. La decisión de la Sala Penal de la Cámara de Apelaciones de Río Grande permite que Ramón Angel Abregú (70) logre la impunidad y quede libre, aunque el fallo fue apelado ante el Superior Tribunal de Justicia de la provincia.

 

Abregú cometió el femicidio el 23 de enero de 2000, cuando ingresó a un consultorio de la clínica Cemep, en Río Grande, y ejecutó cuatro disparos contra su ex pareja, Eva Azulina Falcón, quien estaba embarazada. Es un caso controvertido porque el paradigma judicial entonces no contemplaba la perspectiva de género y no consideró el agravante por el vínculo. No fue juzgado por "femicidio" sino por "homicidio simple".

 

En septiembre de ese año fue condenado a 20 años de cárcel y quedó detenido después del fallo, pero el 15 de febrero de 2001 se fugó de un establecimiento penitenciario y desde entonces se mantuvo prófugo. El 17 de octubre de 2023, 22 años después, Abregú se presentó espontáneamente en Tierra del Fuego y a través de un abogado solicitó la prescripción de la causa. Fue inmediatamente detenido y los jueces del Tribunal de Juicio en lo Criminal de Río Grande, Eduardo López y Juan José Varela, resolvieron que el caso no estaba prescripto y debía continuar cumpliendo la pena hasta septiembre de 2042.

 

Simultáneamente el juez penal Raúl Sahade lo imputó por "evasión" y la defensa volvió a plantear que el hecho estaba prescripto, pero Sahade lo desestimó. La medida fue recurrida y la Cámara de Apelaciones, integrada por Julián de Martino y Jorge Jofré revocó el fallo de Sahade y declaró prescripta la fuga, lo que implicó también la prescripción del homicidio.

 

Sin embargo, el pronunciamiento no está firme porque el fiscal mayor de Río Grande, Martín Bramatti, acudió "en casación" al Superior Tribunal, argumentando que la sentencia a 20 años no estaba firme al momento de su fuga (restaba un pronunciamiento de la Corte) por lo cual tampoco podía comenzar a contar el período de prescripción.

 

Abregú sigue preso desde que regresó sin documentación personal luego atravesar los cuatro pasos fronterizos con Chile para llegar a la provincia austral por vía terrestre.

 

(Télam)

 

' '

¿Querés recibir notificaciones de alertas?