Jueves 23 de mayo 2024

"Hay que darle una chance a la política”

Redacción 11/04/2024 - 00.39.hs

El presidente de la Corte Suprema de Justicia, Horacio Rosatti, se pronunció contra la "judicialización" de ciertos temas en los que dijo preferir los resuelva la política, a la cual se le debería "dar una chance".

 

Los dichos de Rosatti fue luego que le preguntaron sobre las demandas hechas por distintas provincias ante la Corte y los tiempos que maneja el Tribunal.

 

"No nos gusta que los temas de la política se judicialicen antes de tiempo", dijo Rosatti en el marco de un evento invitado del Rotary Club en el que expuso sobre la "judicialización" de la que dijo prefiere evitar.

 

Mientras aún la Corte tiene pendientes planteos contra el DNU de Javier Milei en donde se solicitan que se frenen las reformas introducidas en distintos ámbitos, el presidente de la Corte opinó que "si la política no resuelve" sí debería hacerlo la Justicia.

 

"Hay que darle una chance a la política. Si no resuelven estos temas la Justicia lo resolverá", expresó Rosatti quien apostó a que los temas "se resuelvan en el ámbito parlamentario".

 

"Si no lo resolveremos en un tiempo razonable", agregó ante los integrantes del Rotary Club en un Hotel del microcentro porteño.

 

Por otro lado, evitó dar respuesta a sobre la viabilidad de que mujeres sean nombradas como integrantes de la Corte Suprema de Justicia y aclaró que en el contexto actual sus dichos podrían ser "mal interpretados".

 

Es que hace pocos días el Gobierno Nacional promocionó como nuevos integrantes de la Corte al juez federal Ariel Lijo y el catedrático Manuel García Mansilla.

 

Ley Bases.

 

Por otra parte, el Gobierno envió al Congreso y a las provincias la nueva versión de la Ley de Bases, que abarca cuestiones fiscales, económicas y de reforma del estado, con el objetivo de avanzar con los principales lineamientos que impulsa la gestión del presidente Javier Milei.

 

La segunda versión de la ley ómnibus fue recibida por los legisladores de los bloques dialoguistas, con quienes el oficialismo busca acordar antes de llegar a las instancia de debate oficial.

 

El texto, que finalmente cuenta con 279 artículos, es mucho más técnico que el primero y será presentado en la comisión de Diputados como el nuevo dictamen de Ley de Bases original, que todavía tiene estado parlamentario.

 

En el primer artículo, el proyecto declara la "emergencia pública en materia administrativa, económica, financiera y energética por el plazo de un (1) año".

 

Este punto es uno de los principales cambios en relación a la Ley de Bases original, ya que se redujeron las emergencias y tampoco hay posibilidad de prórrogas.

 

Esta segunda versión también faculta al Poder Ejecutivo "a modificar, transformar, unificar, disolver, liquidar o cancelar los fondos fiduciarios públicos, en los casos en los que no fuera posible hacerlo conforme los procedimientos establecidos en sus normas de creación".

 

Para continuar con el plan de recortes, el proyecto encomienda al PEN "a llevar adelante las privatizaciones" de las empresas públicas y también habla de la disminución de la planta de empleados públicos.

 

La reforma Laboral que plantea la ley es menos ambiciosa que la anterior, incluye cuestiones vinculadas al blanqueo y moratoria para aquellas empresas que regularicen la situación laboral de sus trabajadores. (NA)

 

'
'

¿Querés recibir notificaciones de alertas?