Domingo 16 de junio 2024

"No me importa ir presa sino reconstruir un país democrático"

Redacción 22/03/2023 - 08.16.hs

La vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner advirtió ayer que a los llamados gobiernos populistas se los persigue porque "igualaron a las sociedades", dijo que todo lo que se "sufre" en Argentina tiene que ver con la economía y aseguró que no le interesa si va a ser "condenada, inhabilitada o presa", sino que se reconstruya un "Estado democrático y constitucional en el que las garantías no sean cartón pintado".

 

También cuestionó fuertemente a la alianza opositora Juntos por el Cambio (JxC), a la que acusó de entregar el país "hecho percha" en 2019, después de la administración de Mauricio Macri, y reprocharle que "el PBI se lo llevaron ellos con el FMI y todavía no sabemos adónde está".

 

Al participar del encuentro "Voluntad popular y Democracia. Del partido militar al partido judicial, las amenazas a la Democracia", organizado por el Grupo de Puebla como parte del III Foro Mundial de los Derechos Humanos, la vicepresidenta remarcó que todo lo que se "sufre en la Argentina tiene que ver con lo que pasa en la economía" y planteó que el Golpe de Estado de 24 de marzo de 1976 marcó "a fuego" y destruyó "el patrón de acumulación" que se había logrado hasta ese momento.

 

La ex mandataria recordó que a partir de esa interrupción democrática se reafirmó "la economía bimonetaria en la Argentina".

 

Por eso, planteó que "el partido militar, cuando golpea al Gobierno peronista, usó la excusa de la guerrilla, que ya había sido derrotada militarmente en nuestras regiones, para lo que vino después: la oleada neoliberal".

 

En su exposición en el CCK, acompañada por expresidentes latinoamericanos y referentes de Derechos Humanos, Fernández de Kirchner advirtió que a los gobiernos llamados "populistas" se los "persigue" no porque sean de "izquierda, derecha, de abajo o arriba", sino porque "igualamos a las sociedades", porque impulsan la "justicia social" y porque garantizan el "derecho de los trabajadores a participar activamente en el producto bruto de lo que producen".

 

Persecución.

 

Así, planteó que desde el macrismo "venían a convencer de que todo lo que se había logrado era producto de dirigentes que eran corruptos y habían robado", y añadió que el lawfare tiene como objetivo "no sólo volver a imponer un modelo económico sino disciplinar a los dirigentes del campo nacional y popular".

 

La exmandataria destacó que referentes de Cambiemos como el exministro de Hacienda Nicolás Dujovne y el economista Eduardo Levy Yeyati destacaron que en 2015 Argentina estaba "sin deuda", con "reservas en el Banco Central" y con salarios reales que "no estaban rezagados".

 

Y señaló que "la nueva oleada de neoliberalismo que empieza en diciembre de 2015 en Argentina comienza a construir la teoría del 'Se llevaron todo' y tuvieron que contraer deuda para pagar la deuda que recibieron. En el 2015 no había deuda, ni de empresas, ni de Estado, ni familias. Tampoco estaba el FMI", insistió.

 

"Entonces, ¿me quieren decir qué hicieron en cuatro años que entregaron el país hecho percha en 2019?", se preguntó.

 

Narcotráfico.

 

Por otra parte, Cristina señaló que "es el neoliberalismo que desplaza al Estado" el que "permite el ingreso" del narcotráfico y advirtió que para "luchar" contra "este drama de nuestro tiempo, primero hay que desarmar el sistema financiero", que "lava la guita del narco".

 

"Este neoliberalismo que desplaza al Estado permite el ingreso de otro gran drama de nuestro tiempo, de nuestra región y nuestras sociedades, que es el narcotráfico. Cuando desparece el Estado ha aparecido este fenómeno. El narco que ocupa el lugar del Estado", indicó Fernández de Kirchner.

 

En ese sentido, marcó que "nos quieren convencer que pelean contra el narcotráfico porque están presos mujeres o chicos que andan en el narcomenudeo".

 

"A ver si vamos a creer que bandas con nombres pomposos de analfabetos son los que arman las ingenierías para lavar los miles de millones del narco. Por favor, despabílense todos de una buena vez", expresó la Vicepresidenta.

 

Por último, la vicepresidenta aseguró que "no le interesa" si la van a "condenar" por la causa Vialidad, "inhabilitar o meter presa", sino que le "importa" que se reconstruya un "Estado democrático y constitucional en el cual las garantías no sean cartón pintado".

 

"Me interesa volver a construir un país que alguna vez tuvimos, como hizo el peronismo el siglo pasado", cerró.

 

Participaron de la actividad los expresidentes Evo Morales (Bolivia), Rafael Correa (Ecuador), José Luis Rodríguez Zapatero (España) y Ernesto Samper (Colombia), además del jurista español Baltasar Garzón, entre otros asistentes.

 

Libro.

 

Previo al discurso que dio la Vicepresidenta, el jurista Baltasar Garzón y la abogada brasileña del Consejo Latinoamericano de Justicia y Democracia Gisele Ribocom presentaron el nuevo libro "Objetivo: Cristina. El lawfare contra la democracia en Argentina".

 

"En la sentencia del caso Vialidad, que es la que ha motivado el libro, es que no existe esa prueba. No puede ser base creíble para una sentencia como la que hemos sufrido todos aquellos que sentimos el derecho como un instrumento de paz y concordia", señaló Baltazar Garzón.(Télam)

 

'
'

¿Querés recibir notificaciones de alertas?