Martes 06 de diciembre 2022

Planeaban otro atentado

Redacción 20/09/2022 - 00.12.hs

El detenido Gabriel Nicolás Carrizo, acusado de participar en la organización del atentado contra la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, tenía en su celular un mensaje en el que se afirmaba la voluntad de "matar al jefe de La Cámpora", informaron ayer fuentes de la investigación.

 

"Estamos pensando en matar al jefe de La Cámpora esta vez", "Están llegando todos. Vamos a tener una reunión grupal", son los mensajes detectados en el celular de Carrizo que le mandó a una persona agendada como 'Jony White', tan solo dos horas después del fallido ataque contra la ex jefa de Estado.

 

El mensaje, según pudo reconstruir Télam, salió del celular del cuarto detenido por el ataque a la vicepresidenta a las 23.40 del 1° de septiembre y no sería el único que lo compromete en la causa en la que se investiga el intento de magnicidio.

 

El receptor del mensaje, 'Jony White', es una persona de estrecho vínculo con Carrizo cuya identidad se mantendrá reservada para no frustrar medidas de prueba en curso en la investigación.

 

Carrizo está detenido desde el miércoles pasado y se hizo conocido el 2 de septiembre cuando acompañó a Brenda "Ámbar" Uliarte, procesada por el intento de asesinato, durante una entrevista que le concedieron al noticiero televisivo de Telefé.

 

En aquella entrevista, Carrizo se presentó como el dueño de la máquina de hacer los copos de azúcar que vendían "Ámbar" y su novio, Fernando Sabag Montiel, el hombre que apuntó y gatilló a la cabeza de la vicepresidenta con una pistola Bersa calibre .32 que tenía cinco balas en el cargador.

 

Junto con Carrizo y Uliarte, de la entrevista otorgada a Telefé Noticias, también participaron Sergio Orozco, Leonardo Volpintesta, Miguel Ángel Castro Riglos y Lucas Acevedo, que supuestamente se dedicaban a vender copos de azúcar.

 

De los cinco que se presentaron junto con Uliarte, que sería detenida 48 horas después, hasta ahora solo Carrizo está imputado en la investigación, mientras el resto permanece en el expediente en calidad de testigos.

 

Los mensajes de WhatsApp conocidos no le habían sido exhibidos a Carrizo durante la indagatoria del viernes pasado, por lo que si la jueza federal María Eugenia Capuchetti y el fiscal Rívolo los consideran como elementos de prueba, se descuenta que dispondrán que se le amplíe la indagatoria.

 

Entre los mensajes que sí se le exhibieron, figura un diálogo con su hermanastra identificada como "Andrea", a quien la misma noche del atentado fallido le dijo que el ataque debió haberse concretado en otra fecha y que él le había aportado a los agresores una pistola de un calibre diferente al que finalmente utilizaron.

 

"Estuvo muy cerca, falló el arma, no lo entiendo, andaba bien", se lamentó el acusado en un intercambio de mensajes con "Andrea", según pudo reconstruir Télam de fuentes con acceso a la investigación.

 

Carrizo está acusado de "haber tomado parte, prestando su acuerdo y cooperación, junto con, cuanto menos, Femando André Montiel Sabag, Brenda Uliarte y Agustina Mariel Díaz, en la planificación del intento de dar muerte a Cristina Fernández de Kirchner".(Télam)

 

' '

¿Querés recibir notificaciones de alertas?