Domingo 29 de enero 2023

"Somos defensores del multilateralismo"

Redacción 16/11/2022 - 00.40.hs

El presidente Alberto Fernández afirmó ayer que mantuvo "una muy buena reunión" con su par de la República Popular China, Xi Jinping, y afirmó que el mandatario autorizó a que la Argentina disponga de 5.000 millones de dólares como parte de mecanismo del Swap, al ofrecer una conferencia en Bali, Indonesia, donde participa de la Cumbre del G20.

 

"Fue una muy buena reunión, no es la primera, y hablamos de temas que nos preocupan, temas bilaterales, los dos somos profundos defensores del multilateralismo y de la necesidad de que el desarrollo incluya a las personas", dijo Fernández en conferencia de prensa en el hotel Melia de Bali, junto al ministro de Economía, Sergio Massa, y el canciller Santiago Cafiero.

 

"Hoy lo que nos informó el presidente Xi es que había autorizado al Gobierno chino a que la Argentina disponga libremente de 25.000 millones de yuanes, que significan 5.000 millones de dólares. es una gran noticia, agradecimos profundamente. El presidente Xi me explicó que era una excepción absoluta que hace China para con la Argentina y así lo tomamos y lo agradecemos", destacó el mandatario.

 

Además, Xi Jinping le dijo a Fernández "que tiene el desafío de incluir en la modernidad a los 1.400 millones de chinos, y que hay que hacerlo de un modo inclusivo, con justicia social".

 

"Y le contesté que era lo mismos que queremos en los países en desarrollo. Había dos temas puntuales que nos preocupan, el primero, el tema de la ampliación del Swap, es un tema que venimos trabajando hace varios meses y no teníamos respuesta", completó el jefe de Estado.

 

El segundo tema que trataron "era un reclamo que tenemos por una deuda que se mantiene de China por las reservas Kirchner y Cepernic", y puntualizó: "Admitieron que esa deuda estaba pendiente y dio instrucciones al Consejo de Desarrollo par que rápidamente se pongan en marcha para cubrir esa deuda".

 

"Fue un muy buen encuentro, como suelen ser los encuentros con el presidente Xi y para nosotros un motivo de alegría haber podido encontrar respuesta a dos temas que nos preocupaban", concluyó Fernández.

 

El Presidente estuvo acompañado en la bileteral por los ministros de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto, Santiago Cafiero; y de Economía, Sergio Massa; el vicejefe de Gabinete, Juan Manuel Olmos; el secretario general de la Presidencia, Julio Vitobello; la portavoz de la Presidencia, Gabriela Cerruti; la secretaria de Energía, Flavia Royon; y la jefa de Gabinete de la Cancillería, Luciana Tito.

 

Massa.

 

Por su parte, Massa explicó que "lo que representa el swap, o la ampliación del uso del swap para la Argentina, es contar con 5.000 millones de dólares más las reservas a la hora de disponer la acción del Banco Central para el fortalecimiento de nuestra moneda, de manera tal que esto no solamente engrosa, sino que aumenta la capacidad de acción en el mercado único libre de cambios" del organismo nacional.

 

"En el G20 también quedó planteado el tema de los sobrecargos y el uso de los derechos de giro dentro de las cuestiones que va a comunicar el G20 como parte de las nuevas política a adoptar", agregó.

 

Calificó la reunión de "muy importante", por "lo que representa en el comercio bilateral la necesidad de restablecer el equilibrio", ya que "hoy la relación con china es deficitaria y eso lastima de alguna manera la proyección de reservas y fue planteado de esa manera", y recordó que "el déficit del comercio con china es de aproximadamente 8.000 millones de dólares proyectados de este año".

 

El ministro acotó que Xi "planteó la posibilidad de aumentar los volúmenes de exportaciones sobre todo de exportaciones con valor agregado agregado" y al plantear que en la necesidad de aumentar el volumen y el uso del swap "la decisión del gobierno chino fue ampliar en 5.000 millones de dólares que vienen a reforzar las reservas y nos dan la posibilitad de disponer de mas herramientas para garantizar las exportaciones de las pequeñas y medianas empresas que a veces tienen temor de no poder acceder a los dólares".

 

El encuentro se desarrolló en hotel Mulia y Fernández estuvo acompañado por el canciller Santiago Cafiero; el ministro de Economía, Sergio Massa; y el vicejefe de Gabinete, Juan Manuel Olmos.

 

Gastritis.

 

El Presidente debió ser atendido en Bali por una gastritis erosiva con signos de sangrado, ante lo cual el canciller Santiago Cafiero debió reemplazarlo en las dos intervenciones previstas en la cumbre de líderes del G20 que se desarrolla en la isla de Indonesia.

 

Fernández arribó a las 9.15, en el marco de la Bienvenida Oficial, y la recepción se hizo en el lobby del The Apurva Kempinski Bali. Luego, el mandatario argentino sufrió un episodio de hipotensión y mareos previo al inicio de la Cumbre del G20, y tras ser atendido en el lugar fue trasladado en una ambulancia al Sanglah General Hospital de Bali, acompañado por el ministro de Salud de Indonesia, Budi Gunadi Sadikin; el doctor argentino Manuel Estigarribia, de la Unidad Médica Presidencial; y los secretarios General de la Presidencia, Julio Vitobello; y de Prensa y Comunicación, Gabriela Cerruti.

 

En ese centro asistencial le realizaron análisis de sangre y una endoscopia, que determinó el cuadro de gastritis, indicaron fuentes de Presidencia.

 

Fernández tuvo "un episodio complicado" porque "sangró mucho y eso le provocó la descompensación", según explicaron los voceros.

 

El mandatario tuvo luego una comunicación telefónica con su pareja Fabiola Yáñez, quien se encuentra en Roma con agenda propia; y otra con la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, quien lo llamó para interiorizarse de su estado de salud.

 

"Les agradezco a todos por la preocupación; estoy bien, estoy trabajando bien", concluyó Fernández. (Télam)

 

' '

¿Querés recibir notificaciones de alertas?