Anfitriona de turistas
Lunes 04 de diciembre 2023

Anfitriona de turistas

Redacción 07/10/2023 - 00.14.hs

Daniela Sozzani transformó su casa en una posada, “Camino a la Patagonia”, un lugar de hospedaje para quienes llegan a la ciudad. Ofrece todas las comodidades con la particularidad de que es su vivienda cotidiana.

 

“Un placer hospedarme acá! Dani la mejor anfitriona. La casa muy amplia, limpia y cómoda. Sin dudas volveré. Gracias!", escribió Delfina. “Una alternativa espectacular. Muy buena atención. Muy tranquilo y con excelente servicio. Buena calidad de sábanas y toallas. Almohadas nuevas!!! Daniela, la anfitriona, es servicial y atenta. Rico desayuno con muy sabroso café”, dice la reseña de Luciana. “Daniela excelente anfitriona, mucha calidez, conversadora y sociable. El lugar muy cálido, excelente decoración y comodidad. Nos preparó un excelente desayuno. Llegamos a la madrugada muy tarde porque veníamos desde Bariloche y nos esperó. Volveremos!!”, sumó alguien que aparece con un nombre comercial de Gabdeco Muebles. Y la lista continúa.

 

La posada “Camino a la Patagonia” es un lugar sin demasiados antecedentes en nuestra provincia respecto a alojamientos porque se trata de una casa familiar pero dispuesta para el confort y la comodidad de quienes la visitan. Y con Daniela, su propietaria, como la anfitriona ideal.

 

Daniela Sozzani tiene 47 años, nació en la sureña localidad de Río Turbio (Santa Cruz), y luego de vivir en lugares como Neuquén o Chile desembarcó en Santa Rosa hace 17 años y ya no se movió más. Hoy tiene su casa en la calle Mercedes Sosa 655 (entre Dino Saluzzi y María Elena Walsh), en el barrio El Faro, y su teléfono de contacto es el WhatsApp (2954) 55-8289.

 

“Al poco tiempo de llegar a Santa Rosa empecé a pagar este lote en cuotas. No había nada alrededor, ni una casa, por eso mirar hoy lo que es el barrio es increíble. Armé mi casa acá y ya no quise irme de la ciudad. Tengo dos hijas, Abril de 21 años y Azul de 17, y este año me quedé sola en la casa así que un día charlando con una amiga me dijo ‘podés publicar en Booking y recibir gente’. Yo no sabía cómo funcionaba pero me interesó porque la casa es grande, tiene muchas comodidades y para mí es algo re lindo poder conocer gente y vivir esa experiencia social”, cuenta Daniela.

 

Comodidades.

 

El servicio de “Camino a la Patagonia” incluye toda la sala de living comedor y cocina, las cálidas y espaciosas habitaciones y un patio con pileta junto a una galería que cuenta con parrilla y horno empotrado. También un garaje. La capacidad es para cuatro o cinco personas.

 

“Mi dormitorio está arriba y no se permite entrar, pero por el resto de la casa sí se puede andar con total tranquilidad. Con toda la gente que ha pasado hasta ahora no tuve ningún problema, al contrario. Los primeros huéspedes fueron dos hombres que vinieron tres noches por una carrera del Turismo Carretera, así que cuando se fueron les pedí que me hicieran una devolución y les pareció todo impecable. Solo me sugirieron que no les dé las llaves a nadie, por una cuestión de seguridad por supuesto”.

 

Daniela comenzó a recibir cada vez más reservas, especialmente de gente que viaja hacia el sur y necesitan hacer un parate, por ejemplo entre Buenos Aires y Bariloche o viceversa.

 

“Acá pueden cocinar, mirar la tele, no hay ningún problema. He convivido un par de días con dos matrimonios que iban a esquiar, también con un padre y un hijo que se encontraban acá como punto medio, adolescentes que tenían que estudiar. Y durante la cena o el desayuno charlás, te conocés, es muy divertido y una experiencia que resulta muy rica”.

 

Daniela cuenta que hace pocos días recibió a una pareja oriunda de Rusia que venía de un viaje por Puerto Madryn para observar las ballenas que se acercan a la costa y conforman un gran atractivo turístico en esa ciudad chubutense.

 

“Hace tres meses habían venido a vivir a la Argentina y la verdad que no hablo inglés y ellos no hablaban nada de español, pero nos fuimos comunicando y hablamos un montón con el traductor de Google. Cenamos juntos y resultó muy entretenido. Son experiencias hermosas que me gusta mucho poder vivir y que, por supuesto, eso esté acompañado del mejor servicio”, resume.

 

Eventos.

 

A poco de habilitar su casa para visitas, Daniela fue contactada por el área de Turismo de la Provincia y el lugar quedó abierto con los permisos correspondientes. Luego se contactó con Florencia Cingolani y Alejandro Skara para que manejen el área de comunicación y redes sociales y así difundir su propuesta.

 

“Cuando estábamos saliendo de la pandemia alquilé algunas veces para hacer reuniones sociales en el patio, ahora mi idea es hacer eventos aunque obvio que tranquis, alguna cena o reunión. Estoy renovando algunas cosas, sumando otras pero la idea siempre es ofrecer lo mejor para que la gente pueda sentirse de la mejor manera. Lo que tiene de particular y que no es muy común al menos en la provincia, es esto de que la dueña esté incluida en la casa”, se ríe Daniela.

 

La dueña de “Camino a la Patagonia” explica que ofrece tres desayunos distintos: uno sin TACC para quienes no toleran el gluten, otro común con tostadas, frutas, productos panificados y frutos secos, y otro sin harinas. “Yo no cocino, quienes comen acá yo les recomiendo algunos lugares para pedir o pueden usar el horno, la parrilla, lo que quieran. También les recomiendo lugares de Santa Rosa en caso de que quieran salir y conocer un poco la ciudad”, resalta Daniela quien además aclara que su espacio también está disponible para mascotas.

 

“Las habitaciones son modernas e impecables, y la casa muy cuidada y limpia. Nos permitió llevar a nuestra mascota. Hoy en día es muy difícil encontrar estadías pet friendly, así que fue de gran ayuda y estamos muy agradecidos. Sin duda volveríamos!”, se puede leer en otro comentario. “Todo más que de diez! Me sumo a todo lo bueno que dicen los comentarios pero sobre todo a Daniela! Que es la anfitriona, es fuera de serie, ganamos una amiga en La Pampa”, aseguró Nicolás al subrayar la calidez de quien abre las puertas de su casa dispuesta a buenos momentos, para descansar, charlar o disfrutar del confort en una pausa ideal hacia el encanto de la Patagonia.

 

' '

¿Querés recibir notificaciones de alertas?