Viernes 24 de mayo 2024

Con linaje peluquero

Redacción 06/05/2023 - 00.15.hs

Manuel Prado creció entre tijeras, peines, cepillos y tinturas para el pelo y hoy tiene su propia peluquería y barbería. En "Barun" trabajan cinco personas que realizan desde los cortes tradicionales hasta los más vanguardistas.

 

Estética y tendencia. Tradición y modernidad. Y también cambios de algunos paradigmas que imponen las nuevas oleadas sociales. Porque si hay algo que tiene antigüedad de siglos es la palabra barbería, una costumbre masculina que se transformó y hoy vive un auge que parece no tener techo de la mano de un negocio que antes se encolumnaba mayoritariamente detrás del cabello pero que fue mutando hasta erigir a la barba como un símbolo primordial del perfil masculino actual.

 

"A los hombres hoy les encanta afeitarse, hay una gama amplísima de posibilidades y cada uno elige cómo cortarla y cuidarla y a partir de eso sentirse cómodo y mostrarse, claro. Y lo que buscamos en nuestro caso, que somos un equipo de trabajo, es que sea un momento de relax porque no es algo que se hace todos los días. El hombre se cuida cada vez más, está pendiente de su aspecto entonces hay que ofrecerle todas las alternativas posibles para lo que busca", sintetiza Manuel Prado que, a sus 32 años, lidera 'Barun', uno de los sitios del rubro más requeridos en Santa Rosa.

 

El negocio ubicado en la calle Paul Harris 57 (el WhatsApp de contacto es 2954 - 319654) ofrece el servicio más completo para hombres y mujeres que pueden elegir al propio 'Manu', a Agustín Fernández, a Jonathan Domínguez, a Manuel Carril o a Belén Forastiero.

 

"Tenemos una energía muy linda y la prioridad es esa, trabajar en equipo y que todos nos sintamos parte. Eso se logró con el tiempo y la clientela lo sabe y lo percibe, entonces creo que es un plus, un extra que tiene Barun a la hora de abrir sus puertas cada día", resalta quien, desde su niñez, vivió rodeado de herramientas de peluquería.

 

"Cuando terminé el colegio secundario estuve casi un año estudiando la carrera de Administración de Empresas en el ITES y también empecé a trabajar en eventos sociales. Luego estuve tres años en Buenos Aires y cuando volví me enfoqué en este oficio: es algo que ya tenía impregnado porque el salón está abierto desde el '93. Mi mamá, Leticia Paradiso, es peluquera así que yo me crié acá, con peluqueros, con todas las herramientas de este trabajo, con la atención al público, así que llegó un momento en que me decidí a hacer mi propia experiencia", cuenta Manuel.

 

"Arranqué con lo que sabía y fui tomando confianza con las capacitaciones. Siempre me dediqué y hoy lo hago de manera constante, a estudiar y capacitarme, por eso a la peluquería hemos traído gente muy reconocida a nivel país. A mí siempre me gustó el rock n' roll y esa estética de Elvis Presley, luego los 70 y el punk. Me enfoqué en eso y a partir de ahí se fue desarrollando un estilo propio".

 

Tendencias.

 

La antigua costumbre de las peluquerías donde se hacía una afeitada, o como mucho, un shampoo rápido o un recorte del bigote o el cabello; hoy se transformó en un centro de tendencias, donde el barbero pone a disposición una serie de productos y servicios para el cuidado de la barba y propuestas anexas que le da la mano al hombre para el mundo de la estética de hoy.

 

"Las tendencias van cambiando, por supuesto que los jugadores de fútbol siempre están en el top, como sucedió con el Mundial y la selección argentina. La barba de Messi marcó a muchos, pero también demandan en base a series de televisión (la británica 'Peaky Blinders' impuso looks muy pedidos) u otras modas, como pasó con el llamado 'corte ejecutivo' de la raya al costado", explica Manuel.

 

Y es que tanto los cortes de pelo como las barbas de hoy redundan en un accesorio que requiere cuidados, demandan atención, y no siempre la mejor opción es hacerlo de manera casera. Pomada, brocha, peine, cera, jabón, toalla y distintas técnicas que en 'Barun' ofrecen la mejor alternativa.

 

Y una de esas alternativas son las que ofrece Belén, quien hace el servicio de corte, de color y de afeitado tradicional pero sobre todo los colores que diseña y que se emparentan a obras artísticas.

 

"En los dibujos craneales dibujo las líneas primero en un papel y luego las llevo al cráneo. Es un trabajo, pero la verdad es que lo disfruto", sostiene Belén que estudió Artes Visuales y resalta su gusto por el dibujo.

 

"Las cosas que hace Belén son maravillosas, es todo un trabajo artesanal que a mí me gusta mucho admirar, por suerte está con nosotros y compartimos este espacio", elogia 'Manu' antes de elegir algunas fotos junto a otro integrante de 'Barun', Francisco 'Pancho' Mira, quien se encarga de cuestiones administrativas y otros temas organizativos de la barbería santarroseña, un lugar que, además, luce sillones de peluquería que tienen décadas de existencia y son una atracción extra para quien se sienta cómodamente en ellos.

 

"Yo hago un poco de todo y está bueno porque esto es como una empresa que ha ido creciendo de manera notable y, si vos tenés un buen manejo, las cosas siempre van a ir mejorando. Acá el cliente se tiene que sentir cómodo y eso es lo que hacemos", dice Francisco.

 

Expansión.

 

Especialistas en el rubro aseguran que hoy, sobre todo en las grandes ciudades, el negocio se reparte casi mitad y mitad entre los servicios de peluquería y los de la barba.

 

En Santa Rosa se estima que hay al menos 100 barberías esparcidas tanto en el centro de la ciudad como en los distintos barrios, un rubro que ofrece una salida laboral pero que, como en cualquier otro trabajo o emprendimiento, tiene ofertas de excelencia.

 

"La gente ya nos conoce y sabe lo que puede encontrar acá, y nosotros nos capacitamos de manera permanente, traemos gente para que lo haga acá, es algo a lo que estoy muy atento y no desatiendo para nada porque me parece que es la base para mejorar y ofrecer algo mejor cada día. Eso, sumado al laburo de equipo y a la energía que le ponemos creo que hace que Barun sea un lugar muy elegido", destaca 'Manu' que no hace otra cosa que reflejar en palabras una realidad que va más allá de tradiciones o tendencias. Es calidad y buen gusto.

 

'
'

¿Querés recibir notificaciones de alertas?