Viernes 12 de abril 2024

Garantía de rendimiento

Redacción 16/12/2023 - 01.20.hs

Roberto “Tin” Maccione nació en Santa Rosa y, gracias a su carrera como preparador físico de deportistas de elite, es reconocido por su tarea profesional. Hoy reside en Córdoba y trabaja junto a un tenista juvenil mexicano que es considerado una de las “joyas” más destacadas del circuito mundial.

 

“Después de trabajar tanto tiempo con jugadores profesionales, cuando me ofrecieron el proyecto con este chico me gustó porque representaba un desafío diferente. No soy sólo su preparador físico sino que lo que se hace con él día a día es mucho más completo. Pasás a ser un poco como un padre”, describe sobre una etapa distinta después de una carrera de 20 años que lo llevó, desde Santa Rosa, a recorrer gran parte del planeta y ser hoy reconocido “por todos” en el hiper profesional universo del tenis mundial.

 

Roberto “Tin” Maccione tiene 52 años, es santarroseño y hoy reside cerca de otra Santa Rosa, la cordobesa de Calamuchita, aunque no pasa mucho tiempo en ese lugar de las sierras porque su vida transcurre en gran parte entre aeropuertos, hoteles y canchas de tenis.

 

“Siento un gran orgullo de ser pampeano, entre tantos viajes me gustaría pronto poder hacerme un hueco para ir a Santa Rosa porque ahí vive mi hermana, su familia, mis tíos, los amigos de siempre. Y en algún momento me gustaría poder devolver todo lo que me enseñó mi ciudad y mi provincia, poder devolver algo de la experiencia recolectada en todo mi recorrido. Y por supuesto que cuando puedo ayudo a pampeanos. Estoy muy conectado en el circuito mundial, estoy desde hace más de 20 años y me conocen todos, ya sea en México como en muchos países de Europa, por eso siempre estoy dispuesto a dar una mano, sobre todo a la gente de mis pagos”, resalta ‘Tin’ acerca de su origen.

 

La historia de Maccione es la de un emprendedor que supo forjar su propio camino en la carrera que estudió y en la que se especializó de manera permanente. Hijo de Jorge Maccione y de la recordada Teresa “Mechi” Mario, quien falleció durante un incendio en Casa de Gobierno de La Pampa en 1998, ‘Tin’ fue un destacado judoca desde chico y eligió el deporte como su medio de vida. Es profesor de educación física, trabajó con el pesista olímpico Darío Lecman y luego encontró en el tenis su lugar en el mundo.

 

“Empecé con el tenis en 2003 y me fue muy bien rápidamente porque trabajé en academias y tuve la suerte de tener buenos resultados, siempre con jugadores Top 100 del ranking mundial. Trabajé tres años con Agustín Calleri (llegó a ser 16 del mundo) y en 2011 me radiqué en Mérida, en la península de Yucatán de México, para trabajar en un centro de entrenamiento de alto rendimiento con la proyección de desarrollar jugadores mexicanos para que puedan meterse entre los 100 mejores del mundo. Era el encargado de la preparación física de todos los jugadores, de la periodización, planificación y ejecución de las actividades”, detalló.

 

Maccione, por ejemplo, fue el preparador físico del cordobés Juan Ignacio Lóndero, con quien en 2019 realizó una gran campaña nada menos que en Roland Garros, el torneo parisino que es uno de los cuatro Grand Slam del tenis mundial.

 

Trabajo integral.

 

Desde hace dos años el pampeano fue convocado para unirse al equipo interdisciplinario de trabajo del tenista mexicano Rodrigo Pacheco Méndez que este año llegó al número uno del ranking juvenil mundial y actualmente es el número 2.

 

“Cuando me llamaron me gustó este proyecto porque es más completo, abarca muchas áreas más allá de lo físico, me gusta el trabajo que se puede hacer. Convivís tanto tiempo que pasás a ser como un padre del chico, le enseñás muchas cosas, todo el tiempo estás corrigiendo y mostrando cómo se debe hacer porque es un chico que en su país tiene una exposición altísima, es considerado la gran joya del tenis latinoamericano y todo eso hoy puede confundirlo y hacer o decir cosas incorrectas. Por eso trabajo mucho en la incorporación de hábitos buenos y de valores como ser agradecido y humilde, son cosas que hay que mantener siempre en primera línea. El tenis es un deporte muy duro y sacrificado y entrenan como pocos deportistas. Por suerte desde hace dos años fuimos escalando en todo sentido y hay disfrutamos de este presente”.

 

Maccione explica que integra un equipo de trabajo que incluye la preparación física, la nutrición, la psicología y que se van turnando para acompañar al joven tenista por los distintos torneos del mundo, pero en su caso es quien más se sube al avión para los viajes.

 

“En total son 30 semanas por año las que estoy con él en viaje, es algo que ya está acordado de antemano, por eso, más allá de todo lo referido a lo físico, mi tarea también es trabajar mucho con que mantenga los pies sobre la tierra y no se deje marear por todo lo que lo rodea, es un trabajo de coaching muy interesante. Tiene grandes sponsors, la atención de los medios de manera permanente y es un chico, así que trabajar sobre todos esos aspectos representa un desafío muy lindo a esta altura de mi carrera profesional”.

 

-¿Y cómo sigue hacia adelante tu trabajo?

 

-Tengo tres años más de contrato con Pacheco así que hay mucho por hacer porque este año fue el último como juvenil y ya arranca en el circuito profesional. En este 2023 le armamos un calendario con un mix entre torneos juveniles y profesionales y por suerte le fue muy bien, tanto que llegó al 1. Hay todo un camino por desarrollar y hay que destacar que fue el primer jugador mexicano en llegar a número uno en el circuito juvenil.

 

Maccione recuerda a muchos de sus amigos santarroseños, los del colegio Normal por ejemplo, y resalta que siempre está al tanto de las noticias de esta ciudad y de la provincia. Si bien hizo gran parte de su trayectoria fuera de la Argentina, la identificación local sigue intacta.

 

“Es un trabajo que me ha permitido muchas cosas, pero sobre todo tener una línea de conducta y que he llevado a cabo cada vez que me contrataron. Lo de Pacheco, por ejemplo, es un premio a su disciplina, a su constancia y a la búsqueda de intentar ser mejores cada día. Esas cosas te hacen seguir trabajando más motivado, enfocado en la mejora de todos los aspectos que hacen a un tenista profesional como será Rodrigo”, celebra ‘Tin’, siempre concentrado en su trabajo y atento a cada detalle para que todo salga de la mejor manera. Un emprendedor que salió de La Pampa para hacerse valer en el mundo.

 

' '

¿Querés recibir notificaciones de alertas?