Martes 21 de mayo 2024

La delicia napolitana

Redacción 18/11/2023 - 00.36.hs

Tres jóvenes amigos se unieron para ofrecer la mejor y original receta de Nápoles: la pizza tal como se hace en esa tierra italiana que mantiene inalterable su amor por Maradona. En “Grigio”, el sabor sale redondo de un horno con la leña siempre ardiendo.

 

La decoración del lugar y la vestimenta de quienes ahí trabajan marcan una identidad inequívoca: todo remite a una ciudad y a una persona. Y ambas están cargadas de historia, de pasión y de un amor que se mantiene inalterable. Que se retroalimenta cada día. Nápoles y Diego Armando Maradona. Italia y Argentina. Y una cocina con muchísimos puntos en común y gustos parecidos, como el de la pizza, ese clásico tan vigente como irreemplazable con sus infinitas variantes y sabores, como los que ofrecen en “Grigio”, una propuesta diferente que se consigue hoy en el activo mercado gastronómico de Santa Rosa.

 

“Somos tres amigos que nos conocemos desde los 12 años, que nos encontrábamos en el club y vivíamos más o menos cerca en el barrio. Después del secundario cada uno tuvo su propio camino y nos volvimos a encontrar en este proyecto que nos encanta. Es la posibilidad de hacer algo que nos gusta a cada uno en forma particular y con una propuesta original”, se presenta Juan Gabriel Cardozo (27 años) que junto a Gastón Moya (26) y Tomás Cantero (27) conforman el corazón napolitano de “Grigio”, la pizzería “y algo más” de la avenida San Martín 634 (los pedidos se hacen al WhatsApp 2954-216405), en pleno centro de la ciudad.

 

Vivir la experiencia de “Grigio” es algo diferente a lo habitual: la pizza respeta la receta cien por ciento napolitana, por eso algunos de los ingredientes son importados desde la misma ciudad del sur italiano. La producción y cocina está a la vista (especialmente el horno a leña que, pintado de blanco, se asemeja a un iglú pero con casi 500 grados de temperatura) y la figura de Diego con la histórica camiseta azul del Nápoli aparece sobre una de las paredes que pintó el ilustrador y muralista Gastón Suhurt, conocido como “Gogue”. Todo en un cálido salón que, en estos días de noches primaverales, también invita a sentarse en las mesas y sillas de la vereda.

 

“Gastón estudió en La Plata y se recibió de técnico superior en Gastronomía, yo estuve en Córdoba haciendo más o menos lo mismo aunque me incliné más por hacer cursos de bartender y demás y Tomás también siempre trabajó en lo gastronómico. Desde hace tiempo soñábamos con tener algo así, que sea propio, con nuestros gustos. Porque en gastronomía casi siempre se labura de noche, los fines de semana, no siempre con el mejor pago, entonces poder despegar un poco de eso haciendo algo nuestro nos cerró completamente, además de que hoy nos sentimos más capacitados para poder encararlo”, resaltó ‘Juanito’.

 

Apertura.

 

Grigio nació en 2021 pero siempre funcionó solo como delivery, al menos hasta agosto de este año cuando se juntaron los tres amigos y socios y abrieron el salón al público.

 

“La pizzería atendía solo por pedidos y eso claramente tenía un techo. A fines del año pasado llegamos nosotros y se dio todo: Gastón en la cocina y yo en la atención del salón. Había una clientela linda que iba bien pero abrir el local nos dio otras posibilidades, nos abrió todo un universo nuevo”, reconoce Juan.

 

“Hacemos un estilo de pizza que es el típico del sur de Italia y se respetan todos los pasos y condimentos. La masa tiene una receta diferente a lo que es la pizza tradicional argentina y la temperatura del horno es lo que le da otro sabor también. Contamos con ingredientes de alta calidad, importados, y la pizza no es ni mucho ni poco lo que se pone en cuanto a queso o tomate, no es como la tradicional argentina que el queso cremoso se derrama. En nuestro caso la masa es muy liviana, aireada, y se hace un trabajo muy artesanal de expandirla antes de meterla a la cocción de 450 o 500 grados. Se hace en un minuto, minuto y medio, por eso cuando la gente pide se sorprende lo rápido que sale, pero es es así por el horno, y el sabor a leña le da un gusto que la caracteriza, no es lo mismo que la hecha en un horno a gas”, explicó Gastón.

 

En “Grigio” también ofrecen otras delicias como sandwiches de focaccia, burrata y mortadela con pistacho, provoletas, empanadas de carne y burratas fritas además de las distintas variantes de pizzas. Y en cuanto a las bebidas, hay cerveza artesanal autóctona y la posibilidad de pedir vermuts y aperitivos de la mano de Juan que es el especialista.

 

“Buscamos ofrecer productos que se hagan acá, por eso la cerveza es de los chicos de Venado Pampa y en el caso del gin es el ‘Entre perro y lobo’ que, si bien no se elabora acá, es de alguien radicado acá y ya desde el nombre, que hace referencia a la poeta Olga Orozco, tiene una identidad provincial. Me gusta mucho preparar los distintos tragos y es algo que nos da una característica diferente”, destaca Juan.

 

Temporada alta.

 

Una de cuatro quesos sale en su punto justo del horno y va derecho a una mesa cuyos comensales disfrutan de la brisa primaveral que recorre la avenida. Adentro los responsables de “Grigio” no se quedan quietos y están atentos a cada detalle. Saben que se viene el verano y la demanda será mayor, por eso están atentos a ofrecer lo mejor.

 

“Nosotros estamos muy contentos con lo que hacemos porque mucha gente que viajó a Italia y comió la auténtica pizza de Nápoles, la probó acá y nos aprueba, les gusta y nos da el okey. Ahora viene la temporada alta porque mucha gente anda por esta zona entonces es fundamental el equipo de trabajo, nosotros hacemos todo a la vista y el cliente vive una experiencia diferente porque pizza hay en todos lados, pero acá ofrecemos una alternativa distinta. Nos costó tres años llegar a concretar el emprendimiento así que tenemos todas las pilas. Sólo cerramos los martes, por mí trabajaría todos los días, pero hay que descansar”, sonríe Gastón dejando en claro las ganas y el entusiasmo que le genera un lugar que rinde homenaje a la mejor tradición pizzera pero también a ese ‘Diez’ siempre presente. Un golazo al paladar.

 

'
'

¿Querés recibir notificaciones de alertas?