Lunes 24 de junio 2024

El arte de educar aves rapaces

Redacción 08/06/2024 - 08.21.hs

Biológicamente, es una simbiosis entre hombre y animal, en la que ambos se benefician. Se trata de un arte de origen asiático, que en Argentina cuenta con más de 150 aficionados de seis distritos, entre los que se destaca La Pampa.

 

JUAN JOSÉ REYES

 

La cetrería es la actividad de cazar con aves rapaces -especialmente halcones, águilas y otras aves de presa-, preparadas para la captura de especies volátiles o de tierra. La realidad es que es una práctica histórica y milenaria que dejó huella en la historia provincial.

 

En mayo de 2018 La Pampa fue sede del VII Encuentro Internacional de Cetrería, además de tener el privilegio de contar con el Centro para el Estudio y Conservación de las Aves Rapaces en Argentina (Cecara) creado en 2001 la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la UNLPam.

 

En 2022 recibió el premio internacional como investigador y conservacionista por parte de la Raptor Research Foundation (RRF), el pampeano José Hernán Sarasola, director del Centro para el Estudio y Conservación de las Aves Rapaces en Argentina (Cecara) de la Universidad Nacional de La Pampa (UNLPam) e investigador del Conicet en el Instituto de Ciencias de la Tierra y Ambientales de La Pampa (Incitap).

 

Dicha nominación se entrega desde el año 1991 en Fort Lauderdale (Florida) la cual reconoce a personalidades que realizaron avances y contribuciones en la conservación de las aves rapaces. Tom Cade, fundador del Peregrine Fund y en cuya memoria se ha instaurado este premio, es responsable directo de la recuperación del halcón peregrino en suelo norteamericano, luego del marcado declive de sus poblaciones en la década del 60 por la implementación de pesticidas altamente tóxicos como el DDT.

 

Durante el anuncio del premio hace dos años, el presidente de la RRF repasó y destacó la labor realizada por el pampeano a lo largo de su carrera, desde sus primeros estudios sobre ecología del aguilucho langostero en Argentina tras los incidentes de mortalidad masivas registrados en 1996-97, hasta su labor de 20 años dedicada al estudio y conservación del águila coronada.

 

Aquella vez explicó a LA ARENA que “es un gran honor por la significancia e importancia del premio”. Sarasola es doctor en ecología y licenciado en Aprovechamiento de Recursos Naturales Renovables además de docente en la UNLPam e investigador Independiente del Conicet.

 

Nuestros pájaros.

 

Es sin dudas un arte el educar para la conservación de las aves rapaces y sus presas, ya que sin ellas nuestras aves regionales no serían representativas de los cetreros. Aquellos se ocupan de hacer volar sus parabuteos (halcón de Harris o gavilán mixto) de un peso aproximado a los 800 gramos y también conocida como peuco (Parabuteo unicinctus).

 

La actividad concita un amplio interés tanto de niños como de adultos. Para practicarla, deben ponerse guantes para que las aves con sus filosos picos se posen sobres sus manos y antebrazos después de ver por ejemplo el vuelo de los halcones persiguiendo un señuelo.

 

Aquí en La Pampa el ave más utilizada para esta práctica al igual que el gavilán mixto es el Halcón Peregrino (Falco peregrinus) que generalmente migra desde Santa Rosa hacia el sur del país haciendo miles de kilómetros. También el Águila Mora ave muy común en Colonia Barón y Mauricio Mayer.

 

Aparecen en temporada de cosecha gruesa persiguiendo a las palomas que en la zona se convierten en plaga para los productores del girasol. También predominan en la zona el halcón aleto (Falco femoralis) conocido como halcón aplomado (es pequeño) junto al Halcón Colorado y gris.

 

Los practicantes de la cetrería pueden llamarse tanto halconeros como cetreros, aunque el halconero es más bien el cuidador de las aves, practique o no la cetrería con ellas, mientras que el cetrero es aquel que practica la caza, sea o no uno de los cuidadores de su rapaz.

 

Para los cazadores de volatería (aquellos cetreros que cazan aves mediante rapaz adiestrada) su objetivo es contribuir a la protección y conservación de las aves rapaces y sus hábitats, incluyendo la investigación, difusión, asesoramiento y promoción del entendimiento público de la importancia de las aves de presa en los ecosistemas de la región. Esta actividad se está tomando con mucha seriedad en la provincia pues se desarrolla de manera responsable.

 

Ariel Solaro, uno de los principales cetreros del país, no solo práctica la actividad sino que también le acercan aves rapaces lastimadas para su cura y vuelta a su hábitat natural, es un claro ejemplo de que la cetrería está haciendo un aporte a la conservación y en La Pampa ello es posible gracias al trabajo en conjunto que hace Solaro y otros cetreros que aprenden a su lado.

 

Esta actividad se vio relegada por el uso de las armas de fuego y desplazada por la caza mayor pero en los últimos años ha vuelto a tomar relevancia y hasta Colonia Barón vienen cetreros que practican la actividad desde Santa Rosa hacia el Bolsón y hasta en Tierra del Fuego (en el país hay dos asociaciones de cetreros, en Córdoba, Mendoza, Chubut y Santa Fe). También asisten a esos eventos cetreros desde Chile, Paraguay y Uruguay a los encuentros nacionales en aquella zona.

 

El Cecara en La Pampa.

 

El Cecara es un centro argentino de investigación creado en 2001 por Resolución del Consejo Superior que depende de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la UNLPam. Entre sus principales líneas de investigación se incluyen los efectos de la expansión de la frontera agrícola y los cambios en el uso de la tierra sobre las especies silvestres que ocupan estos ambientes, el impacto que tienen sobre ellas las infraestructuras humanas, la conservación de especies amenazadas o en peligro de extinción.

 

Además la institución pampeana colabora con investigadores de diferentes centros de investigación y universidades tanto nacionales como internacionales. Dentro de su plantel de investigadores y técnicos hay

 

docentes de la UNLPam e investigadores y becarios del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas de Argentina (Conicet).

 

El Cecara promueve también la formación de estudiantes de grado y postgrado en la temática de la conservación de la biodiversidad. Su principal objetivo es contribuir a la protección y conservación de las aves rapaces y de la diversidad biológica en general, incluyendo la investigación, difusión, asesoramiento y promoción del entendimiento público de la importancia de la preservación de estas especies en los ecosistemas de la región.

 

Para ello, se busca desarrollar una base científica sólida en el estudio de las problemáticas ambientales, la formación de científicos capaces de llevar a cabo y expandir programas de investigación y la divulgación de sus resultados. a nivel del público general y de las. Dicho Centro es un referente regional en la temática que aborda y un espacio de formación de estudiantes de grado y post-grado de Argentina y de otros países.

 

'
'

¿Querés recibir notificaciones de alertas?