Miércoles 29 de mayo 2024

Estiman que la soja tendrá la peor cosecha en 14 años

Redacción 18/02/2023 - 00.34.hs

La Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) realizó un nuevo recorte de 2,5 millones de toneladas en la estimación de la producción de soja en la campaña 2022-2023, de 37 millones a 34,5 millones de toneladas, el volumen más bajo de las últimas 14 campañas. También ajustó a la baja la previsión de cosecha de maíz en 7,5 millones de toneladas, desde los 50 millones de toneladas proyectados originalmente a 42,5 millones de toneladas en la actualidad.

 

En la misma línea, el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA) proyectó una merma de 4,5 millones de toneladas en la cosecha argentina de soja -de 45,5 millones a 41 millones de toneladas- , mientras que en el caso del maíz la caída prevista ronda los 5 millones de toneladas, de 52 millones a 47 millones de toneladas.

 

La peor sequía.

 

El informe de la BCR advirtió que la soja "sigue mostrando el impacto de la peor sequía de los últimos 60 años en Argentina y la falta de una respuesta contundente del clima para poner un punto final a las pérdidas".

 

De acuerdo con el análisis de la entidad bursátil rosarina, "el recorte de febrero es de un 7% respecto al guarismo de enero, pasando de 37 millones a 34,5 millones de toneladas", lo que la convierte en la peor campaña desde el ciclo 2008/09 a la fecha, cuando la producción de la oleaginosa fue de 31,8 millones de toneladas.

 

Con estos nuevos números, la entidad bursátil dijo que "habrá un 18% menos de cosecha que hace un año, cuando también estuvo afectada por la falta de agua", y señaló que "el rinde nacional ha descendido pasando de 24 quintales por hectárea en enero a 23 en febrero".

 

Caída libre.

 

De acuerdo a la Bolsa de Cereales de Buenos Aires (BCBA), la soja sigue en caída libre, a causa de una seca que afectó al cultivo en sus etapas claves de desarrollo. La producción de la oleaginosa caerá a 38 millones de toneladas, unas 3 millones menos en relación a la estimación de la semana pasada y 10 millones por detrás de las proyecciones al inicio de la siembra.

 

Según la bolsa porteña, el ajuste se debe a una merma en rindes de las zonas núcleo. La falta de humedad junto a las altas temperaturas durante la primera mitad del ciclo del cultivo, mientras las siembras tempranas iniciaban su periodo reproductivo, generaron importantes mermas en los rendimientos.

 

Este escenario adverso también alcanzó a la soja de segunda, con resiembras que en la zona centro se extendieron incluso hasta finales de enero. Esta situación fue más visible en el centro-norte santafesino y centro-este de Entre Ríos, que concentran el 40% de la superficie sembrada, con un recorte en los rindes que oscilará entre el 30% y 40%.

 

Escenario pesimista.

 

La BCBA relevó un escenario pesimista para el cultivo, con heterogeneidad en el crecimiento, menor número de vainas por plantas y resiembras tardías, que afectarán los niveles de rendimiento.

 

Las únicas noticias favorables para la soja llegan desde el sur de Córdoba, norte pampeano y oeste de Buenos Aires, en donde esperan rindes cercanos a los promedios históricos de esas regiones. A la fecha, un 31,4% de la superficie sembrada a nivel nacional se encuentra en estadios críticos para definir rindes.

 

"Dichos cuadros dependen de las condiciones agroclimáticas de las próximas semanas, que de continuar registrando temperaturas medias por encima a los promedios y precipitaciones escasas afectarán nuevamente nuestra estimación nacional de producción", advirtieron.

 

Otro dato que preocupa es que un 48% del cultivo presenta una condición entre regular y mala, situación que afecta sobre todo a lotes en el Núcleo norte y centro-este de Entre Ríos. (delSector)

 

'
'

¿Querés recibir notificaciones de alertas?