Viernes 14 de junio 2024

Vértiz dio el gran golpe del Provincial

Redacción 23/11/2010 - 03.04.hs

Unión Deportiva Vértiz dio ayer el gran golpe del Torneo Provincial de fútbol, al vencer como visitante a All Boys por 3-1 en la revancha de los cuartos de final, por lo que se clasificó por primera vez en su historia a las semifinales, instancia en la que se medirá con el actual campeón, Alvear FBC.
El partido se jugó en el Nuevo Rancho Grande de General Belgrano con poca asistencia de público, que en su mayoría (salvo algunos entusiastas de Vértiz) fue previendo una casi segura clasificación del Auriazul, pero que terminó presenciando una de las eliminaciones más duras e impensadas en la historia reciente del elenco capitalino.
Es que a los dirigidos por Alfredo Sauro, que en la ida habían ganado 2-1, les alcanzaba hasta perdiendo por un gol de diferencia para clasificarse a las semifinales (tenían ventaja deportiva). E incluso al finalizar el primer tiempo, que dominaron sin problemas, ganaban 1-0 gracias a un gol en el minuto 46 de Sergio Guerra. Ante ese panorama, Vértiz debía hacer tres goles en el complemento para cambiar una historia que parecía sellada. Y el "milagro" ocurrió, porque All Boys fue un compendio de errores y porque el Canario aprovechó cada uno de ellos y terminó 3-1, gracias a los goles de Maximiliano Palacios, Daniel Alfonso y Sebastián Genaro.
El partido comenzó con un All Boys dominador, tanto de la pelota como del juego en general, ante un Vértiz que trató de poblar el mediocampo pero que en el primer tiempo no le encontró la vuelta a la historia como para empezar a descontar el resultado adverso que había traído desde la ida. El Auriazul, de todas maneras, jugó uno de los peores partidos del torneo, pero aún así le alcanzaba para pasar sin problemas.
Los desbordes de Javier George y Claudio Beserra por izquierda, y las jugadas con pelota parada, comenzaron a transformarse en las armas principales del local, que avisó por primera vez a los 20' con un cabezazo de Alejandro Morettini tras centro de Beserra que se fue por arriba. A los 25' volvió a llegar, en ese caso con un remate alto de Sergio Guerra, que no pudo convertir a pesar de la mala salida del arquero Nicolás Alfonso. El guardavallas visitante se lució a los 26', cuando sacó del ángulo un tiro libre de Beserra, y volvió a aparecer a los 45' para despejar un tiro libre de Claudio Bello.
Y a los 46' llegó el primer gol, que parecía sellar la clasificación del local: Beserra envió un corner pasado desde la derecha, salió mal el arquero, la pelota se fue cerrando y en el segundo palo apareció Guerra para poner la cabeza y gritar el 1-0.

 

La debacle.
El segundo tiempo debía ser un trámite para All Boys, a pesar de que tenía el viento en contra que podía llegar a complicarlo un poco más. Pero con el orden y la concentración que lo caracterizan, no debería haber tenido problemas para cerrar el partido. Aunque ocurrió todo lo contrario, porque desde el inicio del complemento empezaron las fallas en defensa, las desconcentraciones, y lo terminó pagando muy caro. Vértiz, en tanto, se jugó con lo que le quedaba, con el ingreso de Daniel Alfonso desde el inicio por Emanuel Gómez; mientras que en el local salió Jeremías Lucero y entró Gastón Ceccani, seguramente con la intención de tener más la pelota.
A los 2' Bruno Schaab dudó al recibir una pelota larga, calculó mal y el pique favoreció a Manuel Beltrán, pero el joven alvearense no pudo definir bien con la cabeza y terminó entregándole la pelota en las manos a Adrián Bartel. Esa jugada dejó en claro que All Boys había salido muy relajado a jugar la última parte; mientras que Vértiz era todo lo contrario. Ya los 8' llegó el empate, cuando Palacios ejecutó un gran tiro libre y clavó la pelota contra el palo que defendía Bartel.
All Boys no reaccionó y, por el contrario, siguió dando ventajas en defensa, a pesar del ingreso de Juan Cruz Vassallo para reforzar ese sector (salió Juan Pablo Saffeni). Pero a los 25' otra vez golpeó Vértiz: Emiliano Rivarola le ganó la posición a un displicente Schaab entrando por derecha, envió el centro atrás y Alfonso, luego de parar la pelota, aprovechó una duda de Bartel que quedó a mitad de camino y definió con un toque bajo.
Con esa acción, la visita se puso a tiro de la clasificación, aunque el 2-1 aún favorecía al local, que tuvo una tibia reacción en ataque, con un remate de Beserra que tapó el arquero y con un cabezazo de Guerra que Cristian Viola despejó en la línea. Pero la que siguió sin "entender" la situación fue la parte defensiva de All Boys. Y por eso no sorprendió que a los 29' llegara el tercero del Canario: Palacios y Genaro entraron al área tirando una doble pared, los defensores se chocaron entre sí y Genaro se encontró cara a cara con el arquero, al que batió definiendo cruzado abajo, contra el palo izquierdo.
Vértiz había consumado el milagro. A All Boys le quedaron más de 15 minutos para buscar el descuento que le diera la clasificación, pero no pudo ni con la férrea defensa rival ni contra sus propios nervios. La más clara fue una del ingresado Luciano Bruno, a los 45', que definió al lado de un palo tras un centro de Schaab.
No hubo tiempo para más. A los 49' Néstor Gómez marcó el final del partido y los dos estallaron en llanto: All Boys por la tristeza de una eliminación increíble, y Vértiz por la alegría de una clasificación "milagrosa", que festejó largamente en el Rancho Grande.

 


'
'

¿Querés recibir notificaciones de alertas?