Miércoles 18 de mayo 2022

Al Attiyah le mete presión al campeón

Redacción 11/01/2011 - 01.00.hs

El príncipe qatarí Nasser Al Attiyah (Volkswagen) limó la mitad de la diferencia que le llevaba su compañero de equipo, el español Carlos Sainz, en una jornada del Rally Dakar Argentina-Chile 2011 que deparó el abandono del argentino Orlando Terranova (BMW) por un vuelco en la etapa que unió Arica con Antofagasta.
Ahora, sólo 1 minuto y 22 segundos separan al madrileño con el príncipe qatarí, quienes celebran haberle sacado más ventaja al principal rival de BMW, el multicampeón Stephane Peterhansel, a quien aventajan por más de 20 minutos. El propio Peterhansel, ganador de nueve Dakar, admitió que "se nos escapa la victoria". El polvo que levantaba a su frente otro auto y una pinchadura demoró a Peterhansel, que terminó a más de 7 minutos y medio.
Para Volkswagen, la intención ahora es lograr un podio completo, ya que el sudafricano Giniel De Villiers, ganador en 2009, está a poco más de diez minutos de Peterhansel. Pese a tener cada vez menos luz al frente, Sainz felicitó a su copiloto Lucas Cruz por haberlo navegado de la mejor forma. "No era fácil abrir pista hoy pero Lucas hizo un trabajo excelente", sostuvo Sainz.
En tanto, Al Attiyah celebró haberle descontado ventaja a Sainz y aseguró que ahora va por la general. "Alcanzamos a Carlos Sainz muy rápidamente, pero no podíamos adelantar por la polvareda. No quisimos arriesgarnos, así que nos quedamos atrás", contó.
El qatarí debió consolarse con quedar 1m.20s. por delante de Sainz, lo que lo colocó a poco más del minuto detrás del español en la clasificación general, y por eso el rally se anuncia así excepcionalmente reñido en su segunda semana. "A partir de ahora, vamos a atacar de verdad", advirtió Al Attiyah. Pero por ahora eso no ha sido suficiente para derrocar al Rey Sainz, bicampeón mundial de rally, que se dijo "contento" de su domingo a pesar del tiempo que registró.
"Para evitar los pinchazos, hay que intentar no derrapar demasiado y evitar que el coche pase mucho tiempo atravesado. El año pasado tuve seis pinchazos. Este año me centré mucho en mi forma de conducir para evitarlos, manteniéndome al máximo recto", dijo Nasser Al Attiyah.
Ese es un método que debería seguir Peterhansel, debido a que sus neumáticos lo traicionaron por séptima vez en la jornada de ayer. "No consigo la velocidad adecuada para correr en este tipo de fesh fesh pedregoso. Los minutos se van sumando y la distancia empieza a ser importante", dijo el francés. "Es mi culpa. Voy demasiado rápido en este terreno. No encuentro el ritmo adecuado", analizó con honestidad. "De todas formas; podio, puesto 2, 3, 4, 5 u 8, da igual. Desde la salida, lo único que nos interesa es la victoria. Y ahora se nos está escapando, es evidente", agregó con realismo.
La jornada de ayer, en tanto, deparó el abandono luego de un vuelco del mejor argentino en la categoría autos, Orlando Terranova (ver aparte), que que figuraba séptimo en la clasificación general luego de la sexta etapa. Con el abandono de Terranova, son doce los pilotos argentinos que dejaron la carrera con sus coches. Los anteriores fueron Jorge José Perrone, Gabriel Piñón, Walter Dagostini, Hugo Goya, Domingo Reginato, Alejandro Sargo, Lino Sisterna, Alejandro Heguy, Francisco Regunaschi, Norberto Fontana y Norberto Rivero.
Ahora, el mejor argentino es Lucio Ezequiel Alvarez (Subaru), que terminó 23 en la etapa y está 17 en la general, aunque a más de 11 horas del puntero Sainz.

 


' '

¿Querés recibir notificaciones de alertas?