Viernes 14 de junio 2024

Clásico con premio extra

Redacción 24/05/2011 - 04.32.hs

Con solidez defensiva, oportunismo para marcar, un golazo a pura gambeta e inteligencia para manejar los tiempos, General Belgrano logró ayer mucho más que tres puntos: le ganó el clásico a All Boys por 3-0, bajó al Auriazul de la punta y, como se le dieron otros resultados, quedó ahora como único líder de la Zona Norte del Torneo Oficial de la Liga Cultural de fútbol, luego de jugarse la novena y última fecha de la ronda inicial de la primera fase.
Un gran trabajo del debutante Marcos Schneider en la mitad de la cancha, una impecable tarea -con gol incluido- de Darío Seip en el fondo, el incansable ir y venir de Gastón Lezcano de mitad para arriba, y la concentración de todo un equipo en pos de un objetivo, fueron las armas fundamentales de Belgrano, que se quedó con el clásico con absoluta justicia.
Desde el inicio, el Tricolor salió a luchar el partido, mientras que All Boys salió a jugarlo, y a los pocos minutos quedó en claro que era para pelearlo en el medio, porque había pocos espacios y además el estado del piso no ayudaba para jugar por abajo. Por eso, a Belgrano, que jugó de atrás hacia adelante, primero cuidándose y luego avanzando poco a poco, le salieron mejor las cosas. Y a All Boys, que buscó jugar por abajo, pero sin muchas convicciones, le costó demasiado.
Además, a los 18' la visita se desconcentró en defensa y lo pagó con el primer gol: tras un córner, All Boys rechazó, Carlos Uhaldegaray metió con la cabeza nuevamente la pelota en el área, donde apareció Gastón Affonso, habilitado y en soledad, para peinar el balón y colocarlo contra el segundo palo, haciendo estéril el esfuerzo del arquero Luciano Roo.
All Boys, que hasta allí solamente había llegado con un remate lejano de Juan Pablo Saffeni (se le complicó a Leonardo Oliván más por el pique que por la violencia o precisión), sintió el impacto y no pudo reaccionar. Perdió en la mayoría de las divididas y fue muy bien bloqueado de mitad de cancha hacia arriba, sector en el que las ausencias de los lesionados Mauro Berreiro y Sergio Guerra se notó demasiado.
El Tricolor no varió su libreto. Siguió firme y concentrado en defensa y, con el correr de los minutos, empezó a aprovechar los espacios que dejaba su rival. Además, a los 35' logró el segundo tanto y empezó a cerrar el clásico: el gol fue de Seip, quien tras un preciso tiro libre de Schneider, apareció por el segundo palo, más arriba que todos, y con un frentazo batió la resistencia de Roo.
Recién sobre el final de la etapa inicial, la visita tuvo su primera chance clara, pero ni esa le salió bien: Claudio Bello envió un buen centro desde la derecha y la pelota le cayó a Nazir Leones, quien ingresando a la carrera por el segundo palo elevó su remate por arriba del travesaño.

 

El golazo.
En el inicio del segundo tiempo, Alfredo Sauro mandó a la cancha a Alexis Sánchez y Jeremías Lucero, con la intención de darle más presencia ofensiva a su equipo. Sin embargo, cuando se jugaba poco más de un minuto, Uhaldegaray se iluminó y marcó un golazo que quedará en el recuerdo de todos los clásicos: el joven tomó la pelota sobre la banda izquierda, en tres cuartos de cancha, y empezó a sacarse rivales de encima a pura gambeta, hasta que en el borde del área eludió a su último marcador y definió con categoría para el 3-0.
Todo lo que vino después estuvo de más. All Boys intentó descontar, más por su orgullo que por su convencimiento, pero Belgrano siguió defendiendo muy bien y empezó a manejar los tiempos con inteligencia. Incluso la diferencia pudo haber sido mucho mayor para el Tricolor, que contó con varias contras como para aumentar, pero sus delanteros no estuvieron finos en la definición o en el último pase. En la más clara, Lezcano y Schneider se juntaron con Holgado, quien perdió en la definición mano a mano con Roo.
El Auriazul, en tanto, llegó con un cabezazo de Leones que se fue cerca, y con un desborde de Javier George que encontró luego a Lucero, quien falló entrando por el segundo palo. Además, a los 31' se fue expulsado Gabriel Quirulef, por un golpe sobre Lezcano, y sólo hubo que esperar hasta el final del partido para ver el festejo local y la resignación de la visita.

 


'
'

¿Querés recibir notificaciones de alertas?