Jueves 13 de junio 2024

Una tarde perfecta para el Tricolor

Redacción 05/07/2011 - 04.41.hs

General Belgrano hizo ayer cartón lleno en la decimoquinta fecha de la Zona Norte de la Liga Cultural de fútbol: ganó 2-0, bajó al líder Atlético Macachín, se subió a la punta y se convirtió en el primer equipo clasificado a las semifinales zonales, cuando restan tres fechas por disputarse (ver aparte). De esa manera, el Tricolor se aseguró un lugar entre los cuatro mejores, que lucharán por el título culturalista, además de buscar uno de los tres lugares para disputar el próximo Torneo Provincial.
A pesar de la fría tarde, buena cantidad de gente se acercó al Nuevo Rancho Grande de Villa Alonso para ver a los dos equipos encumbrados del Oficial, que no brillaron por el juego desplegado, pero que siempre intentaron ir al frente, cada uno con sus armas. Y el que mejor aprovechó sus recursos fue el local, que con dos jugadas de pelota parada, ambas en el inicio de cada tiempo, golpeó dos veces a un Rojo que nunca encontró la manera de recuperarse.
El primer tiempo fue bastante pobre, porque se hizo muy cortado, con faltas permanentes en el medio del campo, lo que le permitió a Belgrano buscar muchas veces con centros al área rival. Macachín, con el juego de Sebastián Guenchual como bandera, trató de controlar el balón y salir rápido con Iván Lezcano, Nicolás López y Heber Casanova, pero los cortes sucesivos le hicieron perder ritmo y precisión.
Además, a los 17' el local sacó ventaja y desde allí jugó más tranquilo. Tras una falta que no pareció existir, Edgar Suárez envió un centro que se fue cerrando al primer palo, donde Marcos Schneider anticipó a todos para poner la cabeza y enviar la pelota al ángulo.
Con el gol a favor, Belgrano empezó a manejar los tiempos, con Schneider como dueño del medio y un gran trabajo de Suárez, tanto en la recuperación como en la creación. A Macachín, en tanto, le costaba demasiado hilvanar jugadas de mitad de cancha hacia adelante: Guenchual no encontraba socios en el medio, el "Chapulín" López quedaba lejos y absorbido por las marcas, y sólo la movilidad de Iván Lezcano le permitía soñar con llegar a molestar a Leonardo Oliván, que no tuvo trabajo en esa primera etapa.
Recién en los últimos minutos el Rojo logró salir de la telaraña defensiva del local y se paró en tres cuartos de cancha, pero igualmente no generó posibilidades claras de gol. La única llegó a los 45', cuando López desbordó por izquierda y envió un centro rasante para Lezcano, pero Nicolás Muñoz cerró de arremetida, aunque casi se mete el gol en contra porque la pelota pasó rozando un palo tras el defectuoso despeje.

 

Otro golpe.
En el inicio del complemento casi se define el partido, porque al minuto Bruno Schaab se equivocó en la salida y Jonathan Campbell habilitó a Alexis Uhaldegaray, que en el mano a mano no pudo con la buena respuesta del arquero Bruno Michelena y en el rebote Gastón Lezcano la tiró por arriba. Macachín, tras ser "perdonado", reaccionó rápidamente, y a los 5' casi logra el empate, cuando tras un centro pasado de Casanova, López remató de aire y la pelota se fue besando un poste.
Desde ese momento, los dos volvieron a acomodarse en el campo y el partido volvió a caer en un pozo, con cortes permanentes por faltas, a tal punto que el árbitro César González sacó un total de once tarjetas amarillas (siete en el local y cuatro en la visita).
Y a los 14' Belgrano volvió a golpear con una pelota parada: córner pasado, Darío Seip paró la pelota en el segundo palo y remató, el arquero Michelena tapó, pero en el rebote apareció Félix Maxenti para empujar el balón al fondo de la red.
Dos minutos más tarde Macachín tuvo la oportunidad de descontar con un remate de Casanova tras un rebote, pero Uhaldegaray salvó sobre la línea. Y allí se terminó el partido, porque hasta el final el Rojo intentó sin muchas ideas y Belgrano contraatacó (dos veces se perdieron el tercero Uhaldegaray y Gabriel Holgado); pero el resultado no cambió.

 


'
'

¿Querés recibir notificaciones de alertas?