Domingo 22 de mayo 2022

A cuatro años de la fuga de Eduardo Ros

Redacción 10/01/2022 - 07.46.hs

Eduardo "Chino" Ros se encuentra prófugo desde el 3 de enero de 2018, momento en que las fuerzas de seguridad encargadas de llevarlo a prisión se presentaron en su vivienda y se llevaron la sorpresa de que no estaba allí. Pesa sobre él una condena de ocho años "por abuso sexual con acceso carnal en el contexto de violencia de género", pero si continúa evadido durante cuatro años más, su condena prescribirá y él podría volver a La Pampa y gozar de libertad.

 

La última actualización de la recompensa oficial elevó a 750 mil pesos la suma que se ofrece por cualquier dato que permita hallarlo. Aun se ven los avisos en el aeropuerto, en la terminal, y en algún que otro comercio.

 

"Es muy probable que la persona que se ve en foto se encuentre irreconocible al día de hoy", dijo una autoridad judicial que estuvo ligada a la búsqueda inicial. "Algunos dicen que está en Brasil, otros en Paraguay, pero la verdad que nadie sabe nada, aunque tengo entendido que la búsqueda continúa por parte de personal de teleinformática de la policía y otras áreas, además de la Interpol", agregó.

 

Durante los primeros días luego de la fuga, la policía realizó un sinfín de allanamientos en moradas donde se sospechaba que podría estar ocultándose, la mayoría de familiares y amigos, e incluso se allanó un campo en Chacharramendi. Pero todo fue en vano, y las autoridades no tardaron en solicitar a Interpol la captura internacional. Poco después, el ex ministro Juan Carlos Tierno se entrevistó personalmente con la entonces ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, quien se había comprometido a colaborar con la búsqueda. Pero no hubo resultados.

 

Empresario nocturno.

 

Ros, oriundo de Tres Lomas (Buenos Aires), era dueño del boliche Babilonia cuando sucedió el episodio por el cual fue condenado. El tribunal dio por probado que abusó de una menor sin que la víctima diera su consentimiento, hecho que sucedió en la casa del culpable, en la calle Escalante al 500. Según el fallo en ese momento la víctima "se encontraba disminuida en la capacidad de oposición física por la ingesta previa de distintas bebidas alcohólicas, que se produjo mientras permaneció en el boliche Babilonia".

 

Para fijarle la pena a Ros, los jueces consideraron a su favor "la carencia de antecedentes penales, el desarrollo de actividades laborales para sustentarse, su conducta en el desarrollo del juicio y en haber estado a derecho en todo momento sin tratar de obstaculizar el proceso"; y en su contra "la juventud de la víctima, de una edad ostensiblemente menor a la suya, la nocturnidad y el lugar en que mantuvo previamente contacto con ella, valiéndose de su condición de dueño y conocedor de la noche, autorizando la permanencia en el lugar fuera del horario legal establecido para el público".

 

También evaluaron negativamente que "cometió el hecho en el interior de su domicilio, al que previamente trasladó a la menor asegurándose el control absoluto de la situación, y el daño causado a la víctima y a su grupo familiar".

 

FOTO: ARCHIVO LA ARENA.

 

' '

¿Querés recibir notificaciones de alertas?