Martes 17 de mayo 2022

Advance: "Queremos ser una empresa modelo"

Redacción 08/01/2022 - 00.22.hs

El jueves pasado, el gobierno de La Pampa le adjudicó a la empresa Advance SA el inmueble que antes albergó la fallida planta de la empresa Montenegro, sobre la ruta nacional 35. El gobernador Sergio Ziliotto firmó el decreto que aprueba la venta del predio, que pertenecía al Estado, en virtud de la adjudicación de su licitación a la firma especializada en soluciones constructivas no tradicionales. La operación de venta se realizó por 704.500.000 pesos.

 

La presidenta de Advance, María Gabriela Nicolás, y el vicepresidente, Diego Rossi, le detallaron a LA ARENA el proyecto de expansión que tiene para la empresa en el predio adquirido, que esperan esté en funcionamiento en alrededor de siete meses. "El espacio físico con el que hoy contamos, a pesar de que tenemos varias dependencias alquiladas con material nuestro, es súper acotado. Hace bastante que nos quedó chico, porque estamos muy comprimidos. Necesitamos más gente trabajando con nosotros y no tenemos dónde ubicarla", señaló la presidenta.

 

Y agregó que "por eso ocupar un lugar como esa planta, más allá de la historia que tiene, se adapta mucho a las necesidades de la empresa que nosotros soñamos. Siempre proyectamos una empresa grande, con empleados que se sientan parte, que quieran crecer en la empresa, permanecer con nosotros. La comodidad de trabajar en un espacio como ése nos va a permitir seguir creciendo, traer más productos, nuevas líneas, que es algo que hoy tenemos acotado por la falta de espacio físico".

 

"Sin ir más lejos, estamos con una de las líneas ya operativa en Telén, con ocho personas que trabajan para nosotros, y ellos también están con posibilidades de venirse para acá. Por eso es que nos comprometemos a que en por lo menos siete meses vamos a tener alguna de las líneas de producción del proyecto, ya en la nueva planta, donde queremos centralizar todo", explicó Nicolás.

 

Dar todo para que funcione.

 

Consultados respecto a la presión que puede significar hacerse cargo de una planta que estuvo en estado de abandono por tanto tiempo, Rossi indicó: "Somos conscientes de que el gobierno no puede volver a tener problemas con ese predio, y sentimos la presión de dar todo para que esto funcione porque los ojos van a estar puestos allí. Tenemos todo el apoyo del gobernador, de la ministra de la Producción, y ojalá que cuando estemos funcionando allí sea un orgullo para todos, generando empleo, y haciendo las cosas bien, porque queremos ser una empresa modelo".

 

Por su parte, la titular de la firma señaló que "asumimos el peso de hacernos cargo de ese lugar, con una responsabilidad enorme. Nosotros somos muy agradecidos porque los frutos de nuestro trabajo han sido más que superadores, hay mucha gente que le ha puesto también muchas pilas y no le ha ido tan bien. El equipo que nosotros conformamos tiene mucho que ver con esto que logramos, y nos hace pensar que todo puede ser posible".

 

"En algún momento costaba conseguir gente, no era fácil, y hoy en día nuestros propios trabajadores nos traen currículums de gente de su entorno, porque saben que acá pueden trabajar y estar bien. Nos demuestran que quieren pertenecer, y traer a su gente amiga a trabajar con nosotros", aseguró.

 

Gran equipo.

 

El plantel de trabajadores de Advance hoy en día cuenta con veinte empleados en relación de dependencia directa, y Rossi anticipó que "en breve creemos que vamos a estar pisando los treinta empleados, porque hay que pensar en servicios de mantenimiento del predio, de limpieza, allá por las dimensiones el proyecto te lleva a crecer. A largo plazo, con todo el proyecto en marcha, vamos a estar dando trabajo aproximadamente a 65 personas".

 

"Ésta fue una licitación muy particular, porque esto no era por dinero solamente, el interés de la provincia no era hacer una venta inmobiliaria, sino una puesta en marcha de esas naves industriales, y apuestan al tipo de proyecto, y a la calidad de ese proyecto", dijo el vicepresidente.

 

Y añadió: "Nosotros fuimos muy conservadores a la hora de manejar el flujo de fondos, de cómo iban a ser las inversiones, pecamos hasta de cuestiones que nos podrían haber jugado en contra en la licitación, pero sabemos que esto es potenciar, y apuntamos a un desarrollo, poniéndonos como meta lo que son nuestras empresas proveedoras".

 

"Por ejemplo, Knauf es una multinacional que no deja de ser una empresa familiar; o Barbieri, que nació en Argentina, hoy tiene sedes en distintos países de Latinoamérica, y nos tomaron como base para ser sus representantes en el centro del país, con un esquema de industrialización de proveedores. Esto no es un proyecto de algo nuevo, es una expansión de lo que ya veníamos haciendo, con la posibilidad de centralizar todo en un solo lugar", explicó.

 

Veinte años de trayectoria.

 

Nicolás señaló que "Advance nace de la división de Aisplac, hace un año aproximadamente, pero nosotros con Aisplac arrancamos hace 20 años. La experiencia de 20 años la teníamos, pero tuvimos que demostrarlo por Advance, que recién arrancaba. Si lo hubiésemos tramitado desde nuestra empresa madre, que está en Pico, hubiese salido más rápido todo, sin ningún problema por la antigüedad que teníamos. Al tramitarlo desde Advance tuvimos que hacer muchísimas verificaciones, lo que me parece muy prudente".

 

Rossi acotó: "Desde el Tribunal de Cuentas hubo muchísimos controles, y tanto desde el gobierno, como nosotros, estamos orgullosos de que los hayamos tenido y hayamos avanzado, porque somos una empresa en expansión. Con Aisplac trabajamos a la par con el Ministerio de Obras Públicas, con el IPAV en el desarrollo de nuevas tecnologías para las viviendas, con lo privado desarrollamos obras emblemáticas como el hotel del Casino, y nos han contratado empresas de todo el país. Vimos todos los controles como un reaseguro, y no como trabas para la adjudicación".

 

Finalmente, el vicepresidente señaló que apuntan "a capacitar al personal, trabajamos en conjunto con el Centro de Formación Profesional".

 

"Hasta antes de la pandemia, una o dos veces al año hacíamos capacitaciones del sistema constructivo con el método de trabajo de Barbieri. Eso ahora va a ser permanente en este nuevo predio, porque nosotros necesitamos mano de obra calificada para esto", concluyó.

 

"Tenemos un gran compromiso social".

 

En la charla con este diario, Rossi destacó que uno de los puntos fundamentales para la pareja es el "compromiso social con todas las personas que integran el capital humano de nuestra empresa, y con el planeta".

 

"Venimos desarrollando políticas sustentables en todo lo que tiene que ver con la parte energética, en la eficiencia de los sistemas que nosotros promovemos y vendemos, apuntando a participar de una economía circular, que es a lo que tiende el mundo, y lo que necesita el mundo", señaló.

 

"Queremos que sea una empresa de una economía circular, sustentable y sostenible en el tiempo. Tenemos buenas prácticas, trabajamos mucho con el reciclado de los embalajes, con el tratamiento del residuo de las placas de yeso, que se llevan a una molienda y luego el INTA los utiliza para mejoramiento de suelos", agregó.

 

Desarrollo regional.

 

En la apuesta de la empresa, también está el desarrollo del resto de las compañías locales. "La puesta en marcha del predio la vamos a llevar adelante 100% con empresas locales, toda la parte de electricidad, la metalúrgica Aroix en toda la parte del puente grúa y la terminación de los galpones que faltan, DK en toda la parte de la obra civil en sí, también vamos a trabajar con Abertecno. Son todas empresas con las que trabajamos a la par, y hoy nos toca del otro lado, por eso necesitamos de sus servicios, de su capacidad y de su tecnología, para que en estos pocos meses se pueda poner operativa una parte del predio, que es la nave más grande", explicó el vicepresidente.

 

Y añadió que "la responsabilidad social también tiene que ver con el crecimiento regional, tenemos que apuntalar nosotros a nuestras empresas, porque es lo que hace el gobierno de La Pampa también. Uno de los requisitos era que sea una empresa pampeana, y nosotros le picamos la cabeza a las constructoras locales para trabajar juntos, que compren en la casa porque queremos estar siempre a la altura en la calidad, el precio y la tecnología, para poder ser competitivos con el resto de las provincias aledañas".

 

Finalmente, indicó que "queremos ser una empresa modelo, pero no decirlo nosotros, queremos serlo porque somos apasionados de esto, tenemos tres hijos y una empresa, que es como el cuarto, y nos pone igual de orgullosos. Queremos que todos sientan que somos parte de esto, que no es nuestro solamente, que todos los que trabajan acá son engranajes fundamentales para que siga creciendo", aseguró.

 

Un sueño cumplido.

 

Rossi recordó que desde Aisplac trabajaron en la construcción de las dos naves que tiene el predio que ahora adquirieron, y su esposa indicó que "cada vez que pasábamos por ahí Diego decía 'qué desperdicio ese lugar, qué bueno sería poder trabajar acá con nuestra empresa'. Así que es como un sueño cumplido tenerlo ahora". Asimismo, la presidenta de la firma aseguró que "hay un momento de la empresa en la que decidís crecer, o estancarse, y para nosotros quedarnos quietos no era una opción. No por nosotros, sino por la responsabilidad de tener veinte empleados, que tienen familias, y que necesitan tener la posibilidad de seguir creciendo, evolucionando. Sentimos el apoyo de ellos, y el éxito hoy pasa más por lo humano".

 

' '

¿Querés recibir notificaciones de alertas?