Miércoles 19 de junio 2024

Amalia cumplió cien años

Redacción 31/05/2023 - 09.05.hs

Una de las lectoras más antiguas de LA ARENA cumplió 100 años y su familia la homenajeó con un festejo que la sorprendió y emocionó.

 

Amalia Lucinda Guidi Alba de Gonzalo, ese es el nombre de la abuela y bisabuela que celebró su centenario de vida. La sonrisa en las imágenes la delata: sin dudas la celebración la hizo feliz. Con su suéter blanco y su chalina rosa, Amalia llegó al lugar del encuentro donde la esperaban sus nietos, nietas, bisnietos y bisnietas.

 

El espacio fue adecuado para el encuentro. Hubo guirnaldas de colores, globos, tres plateados que formaron el número 100, un pizarrón con la leyenda “Amalia. ¡Feliz cumple!” y el dibujo de una torta y corazones. Obviamente que la torta no faltó, de color blanca, con mariposas, flores y velas. Pero lo más importante de la jornada fue el chocolate caliente para los invitados, además de masas finas que completaron el menú.

 

La mesa grande estuvo compuesta por sus nietos y nietas Alejo, Camila, María Clara, Lucas, Federico y María Eugenia. Todos sus bisnietos y bisnietas también estuvieron: Felipe, Julieta, Nicolás, Agostina, Camila, Ignacio, Emiliano, Irina, Fausto, Fiorella y Jana.

 

Historia.

 

Además de ser una gran lectora de este diario, cabe contar que Amalia Lucinda Guidi Alba de Gonzalo vivió en Eduardo Castex junto a su marido Generoso Gonzalo. Tuvieron dos hijos, Doris Alicia Gonzalo de Giles y Jorge Aníbal Gonzalo. En su juventud, Amalia trabajó en una fábrica de fideos y luego se dedicó de lleno al trabajo en el almacén de ramos generales que compartía con su compañero de vida y a la crianza de sus hijos.

 

Cuando Doris y Jorge decidieron trasladarse a Santa Rosa, Amalia y Generoso decidieron vender el almacén y hacer lo mismo en 1983 “para estar cerca de sus hijos y nietos”, según contó su nieta María Clara. “También iba al coro, a la casa del jubilado en la calle Villegas, hacía huerta y yoga”, relató.

 

Ahora Amalia pasa sus días en un hogar para adultos mayores. “Está impecable, híper lucida, conciente, nos pasa el trapo a todos en conocimiento y memoria”, aseguró la mujer que dialogó con LA ARENA y agregó que “ella lee el diario todos los días, se lo mando los siete días de la semana, está al tanto de todo, lee mucho y teje mucho”.

 

Afirmó que la celebración la “emocionó mucho” y que como “antes no se festejaban los cumpleaños”, la jornada de ayer fue un momento especial donde recibió muchos regalos: “bombones, perfumes, chalinas, camisones, pantuflas, cremas”.

 

'
'

¿Querés recibir notificaciones de alertas?