Miércoles 07 de diciembre 2022

Condenado por abuso sexual

Redacción 24/09/2022 - 00.31.hs

(General Pico) Un hombre fue condenado a ocho años de cárcel por abusar sexualmente de una menor de edad, que además de ser la hija de la mujer con la que mantenía una relación de pareja, también era su hija.

 

El juez de audiencia de juicio condenó a un plomero de 30 años de edad, a ocho años de cárcel, por la imputación de abuso sexual con acceso carnal agravado por al aprovechamiento de la situación de convivencia preexistente con un menor de 18 años, como delito continuado. El hecho se debatió a lo largo de dos jornadas en los Tribunales de General Pico, con la intervención de la fiscala Ana Laura Ruffini y del defensor oficial, Héctor Freigedo.

 

Durante el juicio, el imputado brindó su declaración y negó los hechos que se le achacaron. También declararon los policías que intervinieron en la investigación; familiares de la víctima y del imputado; la denunciante y madre de la damnificada, que al momento de los hechos era pareja del acusado. Además, se reprodujo el testimonio que la menor brindó en Cámara Gesell.

 

En oportunidad de la realización de los alegatos de clausura la fiscal calificó el hecho como abuso sexual con acceso carnal, agravado por la situación de convivencia preexistente y solicitó la aplicación de una pena de ocho años de prisión de efectivo cumplimiento. La defensa solicitó la absolución de su defendido, por aplicación del beneficio de la duda.

 

El juez señaló que "todos los elementos probatorios aportados resultan coincidentes y se direccionan en la confirmación de la existencia de los hechos investigados, resultando un caudal probatorio incriminante suficiente para disponer sentencia condenatoria".

 

Abusos.

 

Además, consideró que la "calificación jurídica que corresponde aplicar, es la que sostuvo la representante del Ministerio Público Fiscal, la de abuso sexual con acceso carnal, agravado por la situación de convivencia preexistente con un menor de 18 años".

 

El magistrado, en el fallo indicó que los abusos "comenzaron con tocamientos a los siete años de edad de la víctima y a partir de los once años comenzaron a producirse con acceso carnal, reiterándose en el tiempo hasta los catorce años".

 

También indicó que el imputado, convivía con la damnificada, dado que estaba en pareja con la madre de la víctima.

 

"La damnificada es hija de un hermano (fallecido) del imputado, quien luego formó pareja con la madre de la menor. En el aprovechamiento de esa relación familiar, es cuando se desarrollaron los hechos investigados", agregó el juez.

 

La menor comenzó a ser abusada a los 7 años de edad por la pareja de su madre, quien además era su tío.

 

' '

¿Querés recibir notificaciones de alertas?