Lunes 27 de junio 2022

Denuncian que el TdeC interfiere en la gestión política

Redacción 03/05/2022 - 08.59.hs

Las fallas permanentes en el sistema que registra el movimiento diario de las comisiones de fomento y las constantes injerencias del Tribunal de Cuentas en la gestión municipal, vienen provocando fuertes dolores de cabeza a los administradores de los pueblos más pequeños.

 

"Es notorio el malestar generalizado, ocasionado porque el Tribunal de Cuentas continúa aplicando multas y cargos a los presidentes y tesoreros, cuando los retrasos e inconvenientes se producen por el mal funcionamiento del sistema, que requiere constantes correcciones de los movimientos registrados erróneamente", expresaron los jefes comunales en un escrito elevado recientemente al organismo que controla las cuentas de la administración pública provincial.

 

Durante la semana pasada, los titulares de las 18 comisiones de fomento que hay en La Pampa acudieron a Santa Rosa y sostuvieron un par de reuniones en el Salón de Acuerdos de la casa de gobierno, con Rogelio Schanton, y funcionarios, profesionales y técnicos del área. Luego de compilar experiencias de todas las localidades, los jefes comunales consensuaron una nota dirigida a la presidenta del Tribunal de Cuentas, María Alejandra Mac Allister, donde detallaron los inconvenientes que padecen y alertaron sobre una exagerada interferencia del organismo en su gestión.

 

Sistema deficiente.

 

"Estamos utilizando un sistema deficiente, que implementaron hace tres años. Constantemente se producen errores, que son fallas del sistema, por los cuales nos observan las rendiciones y jamás nos ofrecen explicaciones. Todos los municipios hemos presentado innumerables notas, detallando las falencias específicas y solicitando una solución, pero sin resultado", contó uno de los intendentes afectados.

 

Las principales fallas fueron enumeradas en la nota. "Persisten problemas como la imputación de movimientos errónea (caja, banco); traslado inexacto de saldos; movimientos "fantasmas" que jamás fueron registrados y que el tribunal debe borrar por fuera de su operación normal, pero sin explicar de dónde salieron; alteración de importes en comprobantes de contabilización; movimientos innecesarios (transferencias intercuentas: salida de banco/entrada a caja/salida de caja/entrada a banco)", entre otras.

 

En algunos casos "en forma aleatoria el sistema crea saldos negativos en las consultas de verificación de movimientos efectuadas y en oportunidades aparecen registros inexplicables que, según agentes del organismo, pertenecerían a otras localidades", añaden. Incluso denuncian que "en alguna oportunidad hasta aparecieron registraciones con leyendas altamente ofensivas relacionadas a la legalidad del trámite, borradas por el organismo ante el reclamo, pero jamás fue explicitado por qué o quién fue generado".

 

Explican además que "el Banco de la Pampa y la administración provincial reflejan los movimientos de débitos y créditos en cuentas corrientes o sistema de tesorería al día siguiente, lo que impide registrar de forma diaria gastos bancarios, débitos y créditos, coparticipaciones y retenciones. Y mucho menos los movimientos del último día de cada mes, porque el sistema cierra automáticamente sus operaciones a las cero hora".

 

Esta situación torna "imposible contabilizar ingresos o egresos que deben conciliarse para el mes siguiente" y lo mismo sucede con "recaudaciones de bocas de expendio u otros servicios, que no pueden depositarse hasta días siguientes porque ninguna comisión de fomento cuenta con sucursal del banco". Y, claro está, no todas disfrutan un servicio de internet tan confiable para mantener el sistema activo on line en forma permanente.

 

"Confusión de roles".

 

En cuanto a las interferencias políticas, los comisionados le recordaron a Mac Allister que el Tribunal de Cuentas "no es un organismo de consulta permanente sobre la gestión y acciones de gobierno de las comisiones de fomento. En la actualidad se produce una confusión de roles entre personal de ese organismo y el ejercicio de las funciones ejecutivas autónomas" de las comunas, advirtieron. Según los intendentes, "los llamados y opiniones del organismo deben circunscribirse al ámbito de su competencia y no realizarse con la frecuencia y por los motivos que hoy se producen".

 

Cansados de esta "confusión de roles", los jefes comunales marcaron la cancha con un párrafo claro y contundente: "debe quedar absolutamente claro que el presidente de la Comisión de Fomento fue electo democráticamente mediante sufragio popular y tiene plenas facultades referente a contratación de personal y gestión económica comunal (decidir cómo y en qué gastar y a cuáles proveedores o prestadores de servicios), no dependen jerárquicamente de ningún funcionario, y mucho menos de empleados o autoridades del Tribunal de Cuentas que les sugieren u ordenan respecto a qué comprar, a cuáles proveedores, o a quién contratar, so pena de experimentar dificultades con la aprobación de sus balances mensuales o aplicación de multas y cargos".

 

"Caprichosa y autoritaria".

 

Los intendentes de los pueblos más pequeños pretenden que la solución no siga demorándose. "Hace tres años designaron a algunas localidades para efectuar las pruebas de funcionamiento del sistema y, si bien esas comunas manifestaron los errores graves que existían, hicieron caso omiso y lo pusieron en marcha de manera caprichosa y autoritaria, por lo cual hoy continúan las persistentes falencias", recordaron.

 

Según los comisionados, "si algún día llegara a funcionar como un sistema informático autónomo, debería admitir a los usuarios el registro, modificación y borrado de movimientos, al menos hasta la fecha de presentación del balance o vencimiento de su plazo legal, y bajo ningún punto de vista debería depender de consultas diarias o permanentes a personal del organismo para registrar movimientos o borrar los "errores" que el propio sistema genera. ¿Se imaginan a los contribuyentes llamando diariamente a AFIP, Rentas y bancos para hacer consultas y arreglar errores de sus sistemas on line?", preguntan, a modo de conclusión.

 

Las comisiones de fomento de nuestra provincia son Adolfo Van Praet, Agustoni, Chacharramendi, Colonia Santa María, Cuchillo Co, Falucho, La Reforma, Limay Mahuida, Loventuel, Maissonave, Perú, Pichi Huinca, Quetrequén, Relmo, Rucanelo, Sarah, Speluzzi y Unanue.

 

' '

¿Querés recibir notificaciones de alertas?