Sabado 14 de mayo 2022

Desarrollo del plan GIRSAR en La Pampa

Redaccion Avances 27/12/2021 - 13.43.hs

El Ministerio de la Producción presentó en distintos puntos de la provincia, el subproyecto de “Reacondicionamiento de los préstamos de la red vial provincial para la prevención y control de incendios forestales en La Pampa”.

 

El mismo se difundió a través de talleres abiertos y participativos a la población en general, en las localidades de Victorica, Quehué y Pichi Huinca. En esta última estuvo presente la ministra de la Producción, Fernanda González. En todos los casos se contó con la participación de los intendentes de las distintas zonas, Victorica, Quehué, Pichi Huinca, Caleufú, La Maruja, Arata, Ingeniero Luiggi, entre otros. 

 

Las jornadas fueron coordinadas por Walter Mazzola, del equipo técnico de la Subsecretaría de Industria, Comercio y PyMEs, acompañado por el director General de Recursos Naturales, Carlos Bonnemezón, el director de Defensa Civil, Luis Clara, representantes de la Policía Provincial, de Vialidad Provincial y de Bomberos Voluntarios de cada zona.

 

Mazzola explicó que el proyecto se enmarca en el Programa Nacional de Gestión Integral de los Riesgos en el Sistema Agroindustrial Rural y tiene como propósito “solicitar financiamiento para las obras de limpieza de los préstamos de la red vial provincial con el fin de prevenir y controlar incendios en las zonas rurales, sobre todo ante la época de altas temperaturas”.

 

“Los talleres tuvieron como objetivo socializar y abordar la problemática de la falta de limpieza de estas áreas, por un lado con el propósito de reducir el área afectada por incendios y la consecuente disminución de pérdidas económicas y de biodiversidad, y por el otro, se busca fortalecer el esquema institucional para dar respuesta a los focos de incendios, a través de capacitaciones a productores y a la comunidad en general”, detalló Mazzola.

 

El área de influencia de la propuesta involucra a 21 municipios, 44 mil hectáreas, 1200 km. de red vial que se van a limpiar, 1300 hectáreas de topado y 2500 hectáreas de rastra. “El análisis partió de un diagnóstico de situación basado en un relevamiento realizado desde la Dirección General de Recursos Naturales en cuanto a las condiciones del bosque y la infraestructura disponible respecto de las picadas, en función de eso se hizo un trazado preliminar y se definieron las zonas a intervenir, luego se abrió la problemática a la comunidad en general”, señaló Mazzola.

 

Por último, destacó la participación de los distintos actores, lo cual enriqueció mucho el proyecto inicial y se acordó en que el trabajo interinstitucional fortalece y da relevancia a la problemática tratada.

 

' '

¿Querés recibir notificaciones de alertas?