Domingo 14 de agosto 2022

"En Cipolletti tienen asesinos sueltos", afirmó la mamá de Agustina

Redaccion Avances 06/08/2022 - 18.40.hs

“Lo único que pido es que no metan preso ningún piche, no nos subestimen”, apuntó la mamá de Agustina Fernández, Silvana Cappello, en una conferencia de prensa que brindó en Cipolletti. Explicó las líneas de investigación que lleva adelante la Fiscalía y cuál era el vínculo de su hija con el vecino, Pablo Parra, uno de los sospechosos del crimen.

 

El viernes 5 se cumplió un mes del fallecimiento de la joven pampeana, de cuando los médicos le comunicaron a la familia que tenía muerte cerebral. Por ello Silvana Cappello viajó a la ciudad rionegrina donde estudiaba Agustina para encabezar la marcha para pedir justicia y ayer realizó una conferencia para los medios locales donde se mostró angustiada ante la falta de avances en la investigación y con mucho temor.

 

"En esta comunidad ustedes tienen asesinos sueltos, es gravísimo”, señaló durante la charla y aseguró: “No voy a parar hasta tener respuesta. Esto por ahora es pacífico por mi hija, porque de tranquila no tengo nada. La forma en que la mataron no se la deseo a nadie. Yo la vi destrozada, cuando entré, no la reconocía si no fuera por su naricita y sus ojos. No era mi nena".

 

Recordó que Agustina le repetía hasta el cansancio que estaba feliz en Cipolletti, feliz de estudiar Medicina, y que era muy agradecida por el esfuerzo que hacía sus padre. "Cada vez que aprobaba algo nos escribía al grupo de whatsapp y nos decía ‘gracias’ varias veces", expresó Silvana.

 

Ataque salvaje.

 

En cuanto a la investigación, la madre dijo que desde un primer momento creyó que hubo más de un agresor. "Acá hay varios implicados, a mi hija la atacaron salvajemente”, afirmó. También cuestionó el identikit. "Por lo general deben basarse en alguna imagen de una cámara o grabación, pero este se basó en una o dos personas que vieron a alguien no habitué del lugar. Las especificaciones son muy detalladas, me llama la atención. Ojalá lo encuentren y me cierren la boca", añadió.

 

“No confío en nadie, nadie está exento de lo que pasó”, manifestó Silvana y acotó: "Yo no sé cómo hacen ustedes para dejar salir a sus hijos a la calle, yo estoy muy asustada. Yo tengo mucho miedo, más en el caso mío que tengo que viajar desde Santa Rosa a Cipolletti, y puedo asegurar que si me pasa algo en la ruta, no fue un pozo. Quiero creer que es un lugar seguro, pero por ahora no me lo demostraron".

 

Vecino.

 

También fue consultada sobre cuál era la relación con Pablo Parra, vecino de Agustina y que vivía en planta baja donde la joven fue golpeada ferozmente. "Cómo madre me llamó la atención el vínculo de Agustina con Parra. La primera vez que vine vi que él le había prestado una zapatilla eléctrica para enchufar la computadora. Me dijo que era del vecino de abajo, le dije que la devuelva y salimos a comprar una. En ese viaje le íbamos a traer un secarropas, y me dijo que ya no lo necesitaba", contó y cabe recordar que el joven había argumentado que le prestaba el lavarropas a la pampeana.

 

"Sabía que se juntaban a cenar cada tanto para compartir. Nunca me habló de una relación íntima. Ella era muy reservada y tampoco insistía. Pero una noche salimos a cenar con ella y su papá y vi que se maquilló. Me llamó la atención porque no era de producirse. Ahí veo que se saluda por un vidrio con un chico, y se tiran un beso. Cuando vuelve a la mesa le dije en broma ‘no estás tan sola en Cipolletti, parece, y me di cuenta que era alguien con quien se estaba viendo", relató Silvana.

 

Líneas de investigación.

 

Por último la mujer explicó cuáles son las líneas de investigación que están desarrollando desde la Fiscalía. Una de ellas tiene como sospechoso a Parra, que por más que el estudio genético no encontró restos de su ADN en las uñas de Agustina, continúa en el ojo de los investigadores porque podría ser el autor intelectual o cómplice del hecho.

 

Además se tiene en cuenta el identikit, del cual hasta el momento no hay pistas de la identidad de la persona. Silvana reveló que también se investiga el robo con un entregador y el robo sin datos, es decir cuando entran a la vivienda sin información. A su vez, el crimen se investiga bajo la perspectiva de femicidio “porque puede ser otra cosa disfrazada de un robo. En La Pampa pasó algo así con el caso de Lucio; las dos mujeres lo mataron y dijeron que había sido un robo", sostuvo.

 

"Lo único que pido es que no metan preso ningún piche, no nos subestimen. Quiero la verdad", exclamó. "Quiero la cabeza del asesino y de todos los que están metidos", suplicó y adelantó que pedirán una pericia psiquiátrica a Pablo Parra.

 

' '

¿Querés recibir notificaciones de alertas?