Domingo 29 de enero 2023

“Estos chicos hace tres o cuatro años que tienen al barrio en vilo”

Redacción 19/11/2022 - 12.54.hs

"Estamos en vilo por una bandita que se junta en las esquinas y como son inimputables los vecinos padecemos la inseguridad". Así definió la situación que atraviesa el barrio Obreros de la Construcción la referente barrial Aixa Díaz.

 

Hace dos semanas que los vecinos y vecinas del barrio Obreros de la Construcción se cansaron de la violencia e inseguridad ejercida por adolescentes, tras conocerse que la madre de un niño de 13 años denunció que su hijo fue víctima de abuso y maltrato por parte de tres jóvenes de 15, 16 y 17 años. En ese marco, el pasado lunes hubo una reunión con representantes de la Dirección de Niñez, Adolescencia y Familia de la provincia, de la Policía y del Programa Inaun, cuyo resultado no dejó conformes a las y los habitantes de la zona.

 

Del encuentro participó "gran parte del barrio", según contó Díaz durante una entrevista en La Parte y el Todo, programa que se emite en la Televisión Pública Pampeana. "Esto sucede hace muchos años, lo de la inseguridad. Estamos en vilo por unas banditas que se juntan en las esquinas, y como son inimputables a los ojos de la ley por ser menores... Bueno padecemos los vecinos la inseguridad", señaló.

 

En ese sentido, en alusión al caso del ataque al niño de 13 años, afirmó que "fue la gota que rebalsó el vaso" y aclaró que "esto se venía previniendo. Hace dos años tuvimos una misma reunión con Niñez y hablamos con diferentes responsables".

 

La explicación que recibieron en aquel entonces, y también en la última reunión, al ser menores y ser inimputables trabajan con las familias. "De hecho, se supone que hace dos años cuando fue la primera reunión empezaron a trabajar con las familias de los chicos", indicó.

 

En estos caso, destacó que "hay familias que son colaborativas para poder modificar las conductas de las criaturas. Porque si vamos a hablar de responsabilidad, los responsables de los chicos son los padres".

 

"No hubo caso".

 

Díaz lamentó que "se ha tratado" de abordar esta problemática pero "no hubo caso. Hay vecinos y vecinas que están trabajando permanentemente para poder sacar a los chicos de la calle, de hecho tenemos una canchita de futbol que la atiende una referente barrial, la comparsa... Se buscó por todos los medios para que estos chicos salieran de esta situación de agresividad permanente que tenían. Sinceramente no se pudo y tuvimos que llegar a esto. Con la mayoría no se pudo y tuvimos que llegar a este dolor tan grande que padece el barrio ahora".

 

- ¿Y la Policía se reúne con ustedes? ¿Hay una actitud empática?

 

- A partir del lunes, la Policía comenzó a estar un poco más en el barrio pero sinceramente no podían hacer nada. Hay una bandita que está rompiendo vidrios, como pasa en la salita o en el jardín y lo destrozan, y todo el mundo sabe quienes son. Llamamos a la policía y no puede hacer nada más que tomarle los datos e ir a la casa de los padres porque son menores.

 

- El tema es que pasaron de romper de vidrios a abusar de un menor, y en la redes revictimizarlo filmándolo.

 

- Es cruda la realidad, es tremenda.

 

- ¿La Justicia se ha reunido con ustedes?

 

- No, hasta ahora ninguna.

 

"Abandonado".

 

Días remarcó que "el barrio Obrero de la Construcción es uno de los más vulnerados y abandonados de Santa Rosa. Hay muchas cosas que no pasan, como la seguridad. Hace 14 años que está el barrio y hasta ahora se nos siguen rebalsando las cloacas. No teníamos luz en nuestra plaza, que es el único espacio verde que tenemos, y la pudimos conseguir con la gente de Cultura municipal, que se trabaja permanentemente"

 

Porque nuestro barrio hay muchas cosas que no pasan, no pasa la seguridad, no pasa por ejemplo hace 14 años que está el barrio, y hasta ahora se nos siguen rebalsando las cloacas. No teníamos luz en nuestra placita, único espacio verde que tenemos, lo pudimos arreglar con la gente de Cultura

 

- Entonces sí hay funcionarios que sí entienden y funcionarios que no...

 

- Que no funcionan...

 

- ¿Qué sería lo que a tu entender como persona comprometida, con trabajo territorial muy importante, lo que deberían hacer las autoridades con el barrio para que empiece a cambiar?

 

- Las autoridades deberían modificar un poco las leyes. Porque que un pibe abuse de otro y no se pueda hacer nada porque es inimputable es tremendo.

 

- No pueden ir a una cárcel común, pero en Santa Rosa hay instituciones que deberían hacer un esfuerzo por resocializarlo...Pero no es una cuestión de la ley.

 

- Deberían funcionar, pero no estarían funcionando porque estos chicos hace tres o cuatro años que tienen al barrio en vilo total. No se puede salir y te estoy hablando de chicos de 14, 15, 16 y 17 años.

 

- ¿Van a la escuela?

 

- Tienen que estar escolarizados porque es una obligación... De ahí que a que vayan no lo sé. La mayoría no va.

 

Desinterés.

 

Consultada sobre el diálogo con esas familias, la vecina remarcó que se ha intentado "por todos los medios acaparar la atención" de los chicos y de sus padres. "Lamentablemente hay algunos padres que no les interesa porque no pueden sacar a ese hijo de la situación".

 

Tanto Díaz como otras personas en el barrio impulsan distintas iniciativas para atraer a los y las niñas, con el objetivo de estar contenidos. "Hay una canchita de fútbol que se llama 'Los Dieguitos', con profesores, y funciona muy bien. Es como una fundación, han logrado sacar a muchos chicos que, porque por ahí la mamá trabaja mucho, está todo el día en la calle. Que es lo que nos pasa a los vecinos que trabajamos de modo territorial", comentó.

 

También hay diversos talleres en el Salón de Usos Múltiples, como box funcional o la propuesta de Malambo que implementó el área de Cultura y tuvo gran respuesta. "También tenemos roperitos por varios sectores del barrio que los manejan mamás también", completó.

 

"Hay mucha pobreza en el barrio".

 

En relación a la situación social del barrio Obreros de la Construcción, la referente barrial Aixa Díaz reveló que hay "mucha pobreza" e informalidad. "Yo por ejemplo tengo a muchas mamás que solamente son amas de casa, son jefas de hogar que no pueden salir a trabajar porque tienen muchos chicos".

 

Por otro lado, quienes trabajan lo hacen "medio tiempo" principalmente como empleadas domésticas. "Muy pocas tienen empleo en blanco", señaló.

 

También hay quienes cobran planes sociales. "Hay un plan ahora que está muy bueno que es de terminar el secundario y se le paga a la mamá", comentó pero aclaró que no le cambia la vida a las personas. "Les ayuda", reconoció, en alusión a que terminar el colegio secundario permitirá "conseguir un empleo más rápido".

 

La Universidad de todas maneras no figura en los planes de muchas familias. "La mayoría de las mamás quieren que el nene termine la secundaria aunque sea y salga a trabajar. Esa es la realidad de muchas familias del barrio, otras sí lo van a hacer estudiar y llegar a la Facultad".

 

Díaz remarcó que hay "mucha pobreza en el barrio. Yo tengo un banco de alimentos que trabaja permanentemente" con mucha demanda de mercadería. "Muchas veces llamo yo a Desarrollo Social, a las distintas líneas, y ayudan con refuerzos alimentarios, que es una bolsa de mercadería que a una familia numerosa le ayuda una semana".

 

"Desarrollo Social de Villa Germinal no viene al barrio, la gente tiene que ir si tiene alguna necesidad. Sino, (las familias) hablan conmigo y sé dónde ubicarles una bolsa de mercadería en caso de que yo no tenga en casa", concluyó.

 

' '

¿Querés recibir notificaciones de alertas?