Jueves 20 de junio 2024

Llegó, cantó y lo contrataron

Redacción 20/03/2023 - 09.00.hs

"Soy un trovador y mi idea es recorrer el país. Sí, soy artista callejero y me gusta también tocar en bares o lugares así", aseguró Augusto Sanabria, un cordobés que tiene el objetivo de llegar y permanecer algunas semanas en el sur. Ya se ha publicado en estas páginas que cada tanto se dejan ver artistas callejeros en la ciudad -sobre todo en esta época del año, cuando los días de calor invitan más a andar paseando-, y en general tienen la particularidad de que andan de paso hacia otros sitios. Quizás buscando en lugares turísticos un mejor rédito para lo que hacen.

 

Son trovadores, músicos transhumantes que van por allí dejando su arte acompañados de ese aire de bohemia y cierta despreocupación, aunque eso sí muy ocupados en la diaria tarea de vivir haciendo lo que más les gusta.

 

Augusto (32) es nacido en Córdoba capital, pero pasó varios años viviendo en Dean Funes. Un poco más grande regresó a La Docta para estudiar música: "Primero lo hice en el Conservatorio de Cruz del Eje, y más tarde composición en la Universidad Nacional de Córdoba".

 

Pero el joven no se quedó sólo en eso, porque además -según cuenta- es profesor de Economía, "y también hago mecánica, electricidad... sí, soy un todo terreno. Podría decirse que, por suerte, tengo varias capacidades", sonríe el muchacho que se muestra amable y dispuesto a la charla.

 

"Es linda la gente por aquí, y se nota que le gusta la música, y además generosa, porque dejan un dinero que luego me servirá para hacer varios kilómetros en mi viaje a Ushuaia", reconoce.

 

De gira.

 

Siempre llama la atención ese estilo de vida... esto de verlos en una vereda cualquiera, desenfundando su guitarra -o el instrumento que fuere-, colocar su micrófono y empezar a mostrar lo que hacen. Antes se los miraba con alguna curiosidad, pero los santarroseños cada vez más nos acostumbramos a su presencia y casi podría decirse son bienvenidos.

 

"Lo que digo de mí es que soy un trovador que va solo por la vida, y estoy decidido a conocer muchos lugares, que creo es lo que a todos les gusta. Y por eso me fui armando de mis elementos: preparé la Fiat Ducato (estacionada por allí cerca) y arranqué. Así estuve bastante en el norte del país, hace un tiempo recorrí toda la costa del Uruguay y allí me vinculé mucho con gente que hace bossanova y candombe y lo agregué a mi repertorio", explica.

 

Augusto cuenta que tiene "una familia grande: mi padre (fallecido) era artista plástico; y mi mamá Lilian Suárez sí cantaba... creo que la cuestión cultural, y sobre todo la música me viene de ambos. Estuve siempre vinculado al arte y la docencia. Somos seis hermanos, y yo soy el cuarto, tengo un hermano mayor músico que toca el bajo, otro que es bailarín, un tío guitarrero. Una familia que le gusta todo esto", completa.

 

Su repertorio.

 

Señala que tiene "una trayectoria de 15 años tocando, con otra gente. Instrumentista, sesionista... Y he tocado en grandes escenarios como en Cosquín, las peñas... anduve bastante por el norte del país, Salta, Jujuy haciendo giras".

 

Sobre su repertorio señala que ahora "estoy tocando un poco de folklore latinoamericano y meto un poco de bossanova, samba, candomb. Hago folklore nacional y un poco de boleros. Y también algunas versiones de temas de rock en tango. Por ejemplo 'Giros' de Fito Páez lo hago en forma de tango", expresa.

 

Y sigue: "Estuve por Uruguay haciendo toda la costa en 2017 y 2018. Ahí conocí más el toque uruguayo del candombe y la bossa que están muy ligados. Aquí en nuestro país a la gente le gusta mucho el folklore nacional y lo hago en donde me presento, en bares, escenarios. Voy tratando de generar fechas en distintos lugares".

 

Cuando se le pregunta cuenta que la pandemia lo agarró en Córdoba capital, "que hizo que los alumnos que tenía en forma presencial pasaran a ser virtuales. Eso quedó así y me permite andar y viajar", dice satisfecho con su proyecto.

 

Admite que en estas pocas horas en Santa Rosa le ha ido "bastante bien. Me senté unas pocas horas y se ve que a la gente le gusta y es generosa. Algunas personas pasan y se quedan a charlar conmigo, y la paso bien... Creo que la bossa los atrae por el toque portugués aunque soy más cordobés que la peperina", se ríe con ganas.

 

¡Contratado!

 

Increíblemente, en un momento que el cronista charlaba con Augusto, alguien que pasaba captó un video -mientras el joven cantaba- y se lo pasó a Ilda Susana, la cantante que tiene La Porfiada, el centro cultural ubicado en Fons y Artigas. "Es increíble, pero ya me dijeron de cantar en ese lugar la noche del 23 de marzo... así que me voy a quedar algunos días más", resalta.

 

Es decir, estuvo solo unas horas sentado haciendo música frente a la plaza y rápidamente, en forma impensada, le salió una actuación: "Me viene fantástico y lo voy a hacer con mucho gusto", completó entusiasmado.

 

Un artista callejero más en la ciudad -y de los buenos, por lo que se advierte-, de esos que expresan su arte y reciben el beneplácito de los vecinos. Pispeando el sombrerito que Augusto ha dejado en el piso se podía advertir que había una buena suma de billetes que manos generosas le dejaron al artista. Y sí, se puede decir que en esta ciudad mal no les va a los musiqueros, porque los santarroseños saben apreciar su arte.

 

Y en el caso del joven cordobés, se puede decir que su capacidad interpretativa le valió una rápida contratación. ¿Entonces? "Augusto Sanabria estará en La Porfida el jueves 23 a las 21.30". Así reza el flyer que ya se está difundiendo en las redes. ¿Qué tal?

 

'
'

¿Querés recibir notificaciones de alertas?