Más voces reclaman por los fondos de Portezuelo

Redacción 06/12/2021 - 00.44.hs

Bajo el título "El inminente colapso de Mendoza", una columna de opinión del abogado especializado en uso del agua Mario Vadillo en el portal MDZ On Line denuncia el escandaloso estado de la red de agua potable en esa provincia y pronostica "su inminente colapso".

 

La nota considera la falta de inversión como causa principal del deterioro y recuerda que en tiempos de "crisis climática y con escurrimiento mínimo histórico de ríos y cauces, el recurso hídrico escasea" y se pregunta "¿qué espera Mendoza para tomar cartas en el asunto?".

 

Vadillo afirma que "la falta de eficiencia hídrica es total" y vaticina que "Mendoza lamentablemente está destinada a un inminente colapso sanitario e hídrico". Recuerda que actualmente hay "cortes reiterados que ya son la normalidad y escasez en los barrios más populares" y denuncia que "miles de usuarios pagan un servicio para no disponer de él".

 

"Seamos claros y concretos, a este paso la prestación del servicio de agua de Mendoza tiene las horas contadas", asegura. Vadillo, que también es diputado provincial, ofrece muchos datos, comenta que "la red de distribución de agua ya ni siquiera resiste las inclemencias naturales más comunes de Mendoza, como un sismo" y recuerda que el último temblor "destruyó completamente la red de San Martín y San Lorenzo".

 

Según él, "en un día normal Aysam recibe 300 reclamos; después de las tormentas los llamados son cinco veces más y van desde los 1.000 a los 1.500 reclamos, cifra alarmante evidencia los tres inconvenientes más importantes: las conexiones ilegales, la antigüedad de la red y la falta de inversión en los últimos años".

 

La red mendocina de agua potable cuenta con "un 42% de cañerías de PVC con 35 años de antigüedad, un 33% de asbesto y cemento con 65 años de antigüedad, y el 16% restante de hierro y 100 años de antigüedad". Como resultado "existe una pérdida diaria del 70% de agua distribuida, 200 milllones de litros diarios, un 40% del total potabilizado, equivalente al consumo diario de 780.000 usuarios". Agrega que Aysam "potabiliza 820 millones de litros diarios, el doble de lo que realmente llega a los hogares mendocinos".

 

Agrega que las cañerías instaladas en los años '70 y '80 eran "de hormigón comprimido que para su época eran una gran obra, pero hoy resultan inservibles, porque los gases quemaron el cemento y destruyeron las cañerías".

 

Plata de Portezuelo.

 

Esas cañerías de hormigón, envejecidas y desgastadas por los ácidos "son verdaderos cuencos: por arriba, tierra que se va cayendo por el arrastre del líquido hasta que la caverna resulta tan grande que la calle se hunde". Según la nota, esto "está ocurriendo en todos los microcentros de los departamentos mendocinos".

 

La falta de inversión acumulada es tan grande que el propio presidente de Aysam, Alejandro Gallego, advirtió que "se requieren 1.000 millones de dólares para refuncionalizar el sistema de distribución en forma íntegra". Esa cifra coincide con los recursos destinados a Portezuelo del Viento, "un proyecto obsoleto porque los estudios de la Dirección General de Irrigación (DGI) ya demostraron que los pronósticos para ríos y cuencas son de sequía extrema, imposibilitando el llenado real del dique".

 

Vadillo recordó que "Mendoza tuvo una oportunidad dorada cuando la Ley 8270 habilitó a la provincia para utilizar Crédito Público hasta por 160 millones de dólares para hacer un recambio de la infraestructura en un plan de 10 años", y lamentó que "esa ley murió y duerme en el recuerdo" luego de que el gobierno no mostrara interés suficiente. Y concluye que hoy se impone una "decisión política para utilizar el dinero de Portezuelo en la inversión necesaria para la eficiencia hídrica en toda la provincia".

 

' '

¿Querés recibir notificaciones de alertas?